ecommerce google

La crisis provocada por el COVID-19 ha sido terrible pero, también, una oportunidad. Internet ya había dejado grandes pistas sobre el futuro y el ecommerce es esa “oportunidad única de crecimiento para cualquier tipo de empresas”, como afirman en Google en su estudio ‘Internacionalización online: una oportunidad para las empresas’. Su principal conclusión: el gran potencial que presenta la internacionalización para el crecimiento empresarial, ya que el 26 % de las empresas españolas invertirá para desarrollar su capacidad exportadora.

Según el contexto presentado por Google España, el 71 % de los consumidores europeos compra de manera online más allá de sus fronteras; en el mundo pre-COVID, el ecommerce internacional ya crecía dos veces más rápido; y, ahora, los mercados internacionales se han recuperado mejor que España. Además, han recordado que el ecommerce ha progresado el equivalente a cinco años en 2020; que, tras la crisis del COVID-19, la mayoría de consumidores planea comprar más online en el futuro y que las restricciones han convertido el online en la mejor opción para descubrir productos/empresas.

El liderazgo de España 

Según datos de eMarketer, la penetración del ecommerce se ha disparado en todo el mundo en 2020 y es España quien lidera el crecimiento en Europa –y se encuentra en el tercer lugar a nivel mundial–. Asimismo, mientras el país tiene dificultades para recuperar los niveles de comercio previos a la COVID-19, los mercados de exportación ya se encuentran por encima de los niveles de febrero. 

Para entender esta posición cabe explicar cómo compran los españoles. Los productos que más se compran online son los de moda y electrónica. De hecho, "la nacionalidad es secundaria”. Del mismo modo, el 67 % de los encuestados que han comprado online en los últimos seis meses prevén hacerlo en mayor medida en el futuro.

En España, el 43 % de los encuestados ha aumentado sus compras en otros países por el confinamiento; el 22 %, porque la compra de productos no estaba disponible localmente. Por otro lado, el 39 % ha limitado sus compras transfronterizas para apoyar a los comercios locales y el 44 % por los plazos de entrega. 

El papel de las empresas españolas

Según el estudio de Google, la actividad económica ha recuperado impulso en los mercados internacionales. “Excepto España y Portugal, todos los países de Europa Occidental para los que se dispone de datos han recuperado los volúmenes de ecommerce […] Algunos países (como por ejemplo, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia e Irlanda) han sobrepasado claramente los niveles precrisis”, explican.

En el panorama empresarial actual, el 33% de las empresas españolas que venden online ya exportan. Entre los grandes países europeos, solo Reino Unido tiene un porcentaje mayor de empresas digitales. Pero aunque España tiene una economía con mentalidad exportadora, todavía hay margen de mejora. “El 30 % de las empresas españolas planea invertir en su plataforma de ecommerce en los próximos 12 meses y el 26 % de las empresas españolas planea invertir en la mejora de su capacidad exportadora”, aseguran.

El problema es la falta de información y las barreras operativas, que dificultan un mayor crecimiento internacional. “El 59% de las empresas españolas no apuesta por los mercados internacionales debido a carencias de información o personal cualificado. Y el 39 % de las empresas españolas cita la localización y/o la logística como obstáculos en su viaje internacional”. 

Según Google España, “la pandemia está transformando la forma en que consumimos y cómo nos relacionamos con el entorno online. A su vez, lo digital difumina las fronteras y permite a las empresas localizar nuevas oportunidades fuera de su país de origen. Aprovechar estas nuevas posibilidades tanto en el mercado doméstico como en el internacional les ayudará a impulsar su crecimiento y resiliencia”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here