GMV ayudará a preparar el terreno para que el hombre vuelva a la Luna

La compañía española llevará el guiado de la nave que traerá las muestras para un posible alunizaje organizado por la ESA, la agencia canadiense y la japonesa

Heracles GMV

El 20 de julio de 1969, el hombre llegó por primera vez a la Luna. Lo que parecía el primero de muchos viajes se quedó solo en eso: en un pequeño paso para el Hombre, un gran paso para la Humanidad, y la carrera espacial concluida. Ahora, la Agencia Espacial Europea (ESA) lidera una nueva misión que pretende volver a nuestro satélite. Con el apoyo de la Agencia espacial canadiense (CSA) y la Agencia espacial japonesa (JAXA), han creado Heracles –uno de los tantos nombres de Hércules–, un proyecto que quiere preparar el terreno para la futura llegada de astronautas. 

En un principio, la misión tiene como primer objetivo “traer muestras de la Luna con una nave de fabricación europea”. Así, por un lado, la CSA se encargará de recoger muestras en la superficie lunar durante dos meses, siempre en coordinación con la futura estación lunar Gateway –en la que Sener participará con cinco adjudicaciones–. El rover que las recoja se quedará allí, preparando misiones futuras. Y, por otro, Japón, se encargará del desarrollo la fase propulsiva que hará aterrizar el conjunto robótico competo en la Luna.

La primera nave que llegue a la Luna para preparar el alunizaje con astronautas –sine die– tendrá un gran protagonismo español, ya que la compañía que se está encargando del diseño del GNC (Guiado, Navegación y Control) para hacer el ascenso desde la superficie lunar, transferencia de órbita, rendezvous y docking –(estas dos últimas son maniobras de encuentro y acoplamiento de naves, en este caso, del módulo con la estación Gateway) será GMV. La conocida empresa volverá a desarrollar, esta vez para una misión muy especial, lo que podría denominarse como su “producto estrella”.

“La misión Heracles supone un gran reto tecnológico en la exploración espacial para Europa. No solo servirá como una demostración tecnológica hacia nuestro satélite más cercano, la Luna, sino que sentará las bases para la futura colonización de nuestro satélite natural y las misiones a planetas más lejanos”, ha declarado sobre esta misión Mariella Graziano, directora del Área Espacial y Robótica de GMV.

Asimismo, la compañía española GMV desarrollará una herramienta de análisis de trayectoria para analizar los viajes desde la baja órbita lunar, a las órbitas NRHO (una órbita casi rectilínea que rodea a la Luna), y pueda hacerse el rendezvous en la misma junto con la colaboración de GMV Portugal y Thales Alenia Space Francia e Italia. Además, también se encargará del diseño y desarrollo del sistema de GNC y de la implementación de algoritmos a bordo, así como la demostración de un prototipo GNC para probar la tecnología de esta futura misión.

Heracles GMV 2
Gráfico de la misión europea Heracles / GMV.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here