Banco Santander
Emilio Ontiveros
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Pese a que aún reina la incertidumbre, hay luz al final del túnel. La sociedad y los sistemas económicos empiezan a recibir señales más nítidas sobre las bases que configurarán el futuro inmediato. De la correcta gestión de ese “día después” de la emergencia hablaba ayer el economista Emilio Ontiveros durante la entrega de los XII Premios SECOT a la Excelencia, con los que los Seniors Españoles para la Cooperación Técnica, junto a la Fundación Repsol, reconocen un año más el talento emprendedor de seis startups.

En su intervención, el Catedrático Emérito de Economía de la Empresa en la UAM recordaba que, cuando hagamos balance de 2020, la española será una de las economías más afectadas de la escena global. “Sufriremos mayor contracción y desempleo. Hay sectores importantes en España muy penalizados por la pandemia, con el turismo a la cabeza”. A juicio de Ontiveros,  no ayudan ni el pequeño tamaño de la empresa española –“con poca capacidad defensiva para estos imprevistos”- ni el deterioro de las cuentas públicas, culpables del escaso margen para afrontar un gasto excesivo.

Con todo, cree que saldremos de esta situación más cautelosos, pero también más experimentados en el terreno empresarial y humano. Situaremos en el lugar que merecen la atención y el cuidado a los mayores, la calidad en las relaciones o la preservación del medio ambiente. Las instituciones, por su parte, serán más conscientes de la necesidad de respetar las reglas del juego.

Europa

La primera gran certeza llegó desde Europa. “A diferencia de lo ocurrido en 2008, las instituciones europeas reaccionaron pronto y bien. Empezando por el BCE, en guardia desde el principio de la pandemia promoviendo tipos de interés muy bajos con los que favorecer que la liquidez fluyera”, decía Emilio Ontiveros.

“La Comisión Europea ha entendido que el continente necesita un empuje transformador, modernizador e inversor imposible de ser acometido cargando de deuda a los estados miembros”, añadía. El fundador y presidente de Afi ponía en valor los destinos previstos para los 750.000 millones de los fondos de recuperación Next Generation EU. “Es importante para llevar a buen término la transición ecológica y el cumplimiento los acuerdos de París de 2015”.

Por otro lado, un porcentaje importante de los fondos se dedicará a recuperar el terreno perdido en digitalización. “Es un multipropósito clave para avanzar económica y socialmente en un campo donde Europa, más preocupada por la austeridad presupuestaria, ha estado dormida los dos últimos años. La consecuencia es que Estados Unidos y China ostentan una clara hegemonía en tecnologías digitales”, señalaba Emilio Ontiveros.

Sacyr

Combustible para España

Para el autor de “Excesos. Amenazas a la prosperidad global" (Planeta), esta apuesta ha de traducirse en una mejor educación y en un sistema sanitario más avanzado. “Infraestructuras digitales más fuerte llevarán a que la España vaciada esté menos vacía. Si lo hacemos bien en Bruselas (decía Ontiveros en relación a la aprobación definitiva en la CE de la propuesta española de recuperación) será el momento de que Gobierno, Comunidades Autónomas y empresas se pongan de acuerdo”. Esta alineación con un objetivo compartido es considerada fundamental por el economista para integrar en la ecuación un cuarto elemento: la inversión extranjera.

“Si acompañamos el plan de recuperación de aquellas reformas encaminadas a multiplicar sus efectos sobre la productividad y el rendimiento comercial de la inversión, estoy seguro de que los inversores extranjeros se interesarán por nuestra transición energética (Ontiveros ha destacado el potencial del hidrógeno), por la digitalización de la España rural y del sector primario o por la reactivación del turismo”.

EE.UU. y la vacuna

En este escenario de máxima complejidad, Emilio Ontiveros ve con buenos ojos la llegada al poder de Joe Biden al frente de un equipo de gobierno “más partidario (respecto a la administración Trump) del libre comercio y del respeto a las instituciones multilaterales”. “En definitiva”, añadía, “espero una presidencia que reduzca la incertidumbre en la escena global y asuma el arbitraje de la Organización Mundial de Comercio”. Ontiveros destacaba la figura de Janet Yellen, nueva Secretaria de Estado del Tesoro de Estados Unidos. “Es una excelente economista y su nombramiento una buena noticia para la preservación del juego limpio”.

Pero las decisiones políticas y la estrategia económica necesitan de una seguridad que, a día de hoy, solo está en disposición de ofrecer la llegada de una vacuna que evite que el SARS-CoV-2 siga campando a sus anchas. “Es muy probable que en pocos meses hayamos empezado a neutralizar la expansión del virus. En la recuperación de la actividad, la gente tiene que volver a las empresas; tenemos que reactivar el comercio, el flujo de bienes, pero también el de personas”, señalaba Ontiveros. 

El día después

“Vamos a arrastrar secuelas muy severas de esta crisis, la primera, la desconfianza”, decía Emilio Ontiveros, para quien estos meses han intensificado la consciencia generalizada de la fragilidad y la vulnerabilidad de un sistema económico que nos ha dado dos disgustos históricos (solo igualados por la Gran Depresión) en apenas 12 años. “Los consumidores no las tendrán todas consigo de la noche a la mañana. Los temores y la prudencia se prolongarán todo 2021”.

El economista también espera con expectación las evoluciones de la deuda pública y privada, sobre todo de la segunda, ya que afecta en no pocos casos a empresas de dudosa calificación cuyos bienes no atraviesan su mejor momento en el mercado. “La experiencia nos dice que chispazos en el sistema, como la insolvencia, se convierten en incendios globales”.

Ontiveros percibe que la globalización cambiará el paso. “No es bueno que suceda. Se convertirá en un proceso más pautado, condicionado por las cautelas de los gobiernos nacionales. La crisis ha demostrado que las cadenas globales son vulnerables”, concluía.

XII ‘Premios SECOT a la Excelencia’

Categoría Mayor Impacto

Primer Premio: HeuristikHealth, de SECOT Bizkaia. La empresa está dedicada a crear, diseñar y patentar soluciones tecnológicas que ayuden a mejorar el status quo de las siguientes generaciones.

Accésit: Bactidec, proyecto presentado por la Delegación de SECOT en A Coruña, es un dispositivo capaz de cuantificar bacterias en tiempo real. Un sistema revolucionario para mejorar los procedimientos de asepsias quirúrgicas.

Categoría Mujer Emprendedora

Primer Premio: Kibus Petcare, presentado por SECOT Barcelona. El proyecto facilita el cuidado de las mascotas a través de un sistema de alimentación natural por cápsulas.

Accésit: Hagamos Hogar, de SECOT Málaga, proyecto que busca paliar la soledad de las personas mayores gestionando alquileres asequibles en habitaciones vacías de sus viviendas.

Categoría Emprendedor Sostenible

Primer Premio: Asgard Space de SECOT Barcelona, empresa dedicada a la comercialización del sistema ODIN para la implementación de equipos a bordo de satélites espaciales.

Accésit: Plugcoreit, de SECOT Balears. El proyecto ofrece a las empresas herramientas para automatizar procesos, gestionar datos e integrar sistemas de forma intuitiva y escalable.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal