Los drones se cuelan en las bodas españolas

drones bodas

La nueva normativa sobre el uso de drones en España entró en vigor el pasado 29 de diciembre, lo que construyó los cimientos de un nuevo marco regulatorio que incluye novedades que afectan a los usos comerciales de esta tecnología y, entre ellos, a los eventos y celebraciones. Fruto del nuevo contexto, cada vez hay más solicitudes para poder grabar eventos con drones en bodas, conciertos, presentaciones o celebraciones de empresas, como refleja un estudio de Celebrents, plataforma online que facilita la organización de cualquier evento conectando clientes con empresas y profesionales.

“Se van acabando las restricciones y ahora los drones pueden volar en ciertas aglomeraciones. Esto supone un gran avance en el sector porque hace unos años era impensable ver a un dron sobrevolar una boda, por ejemplo”, comenta Gonzalo Fernández, CEO de Celebrents. En este sentido, el Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, establece los requisitos para que los operadores de drones puedan desarrollar de forma segura actividades en entornos en los que hasta ahora no era posible hacerlo, como el sobrevuelo en las inmediaciones de edificios, aglomeraciones urbanas al aire libre, vuelos nocturnos y bajo ciertas condiciones en espacio aéreo controlado.

Esta incursión de los drones en la vida cotidiana, especialmente en bodas (que acaparan la mayor parte de su uso con un 73%), seguido de eventos deportivos, corporativos, musicales y culturales, está marcando, según Fernández, “un cambio significativo en acontecimientos que antes se consideraban como un simple pasatiempo y ahora son puros espectáculos”. Por otro lado, desde 2014, con la aprobación del primer marco regulador temporal para actividades con drones, 3.000 nuevas empresas operan en el sector, junto a 3.693 pilotos y 4.283 drones, según datos oficiales.

“La nueva normativa va a fomentar el crecimiento del sector en general, y el segmento de eventos y celebraciones en particular, aunque aún es pronto para que se dispare la demanda”. Según las estimaciones que baraja Celebrents, la tecnología que se aplica a los drones de uso civil podría alcanzar un nicho de mercado del 10% en la aviación de la Unión Europea en los próximos diez años, llegando a sumar unos 15.000 millones al año. Por su parte, Bruselas calcula que la industria de los drones podría crear unos 150.000 empleos en la Unión Europea hasta 2050.

Congreso IA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here