¿Por qué los datos que ofrece idealista son tan valiosos?

David Rey, CDO de la empresa, explica cómo han dotado de importancia y de tecnología a la información atesorada en los últimos 18 años

Comparador por zonas de idealista con software de Esri.

En 1999, en un vuelo Varsovia-Madrid, Jesús Encinar decidió dejar la consultoría y crear una web para aportar “luz y claridad” en el proceso de buscar una casa, una tarea hasta entonces “llena de penumbra y falta de transparencia”. El 22 de enero de 2000 nacía idealista y el portal se convertía en la gran referencia española para “dialogar” con el inmobiliario. Dieciocho años y tres mercados después –idealista está presente también en Italia y Portugal– la información que atesoran Encinar y su equipo es de un valor incalculable y transpira una utilidad que transciende su mercado nativo al ser relevante en el contexto económico o sociodemográfico.

Para que todos estos datos tuvieran orden y concierto fueron pioneros en comprender que la profesionalización del Big Data dentro de la empresa haría madurar el fruto de la monetización de la info más pronto que tarde. idealista/data, un equipo que hoy conforman 15 personas, es en parte consecuencia de la integración en la empresa de TerceroB, la compañía con la que empezaron a coquetear antes que la competencia en el desarrollo de valoraciones de inmuebles ligadas también a otras variables.

Un periodo de eclosión que vivió de cerca David Rey, actual CDO de idealista, que tras intervenir en la última Conferencia Esri, explica a InnovaSpain que los últimos 5 años han sido fundamentales para el crecimiento “exponencial” del área que capitanea. “El sector se ha profesionalizado por la demanda y por la oferta formativa; también hay mucho que agradecer al software abierto que ha hecho accesibles numerosas herramientas”.

En el caso de idealista, Rey señala que la acumulación de información ha convertido al dato en un activo de negocio que han llevado al mercado. “Otras compañías como Banco Sabadell, Telefónica o BBVA también lo han hecho de manera exitosa. En nuestro caso, lo relevante es la integración, la manera de construir el producto. El equipo de datos está en permanente contacto con el equipo comercial”, una conexión que para David Rey ha derivado en la obtención de un dato de calidad y por tanto en un producto útil para el cliente final, que es sobre quien tienen situado el foco principalmente.

Para transformar un dato en algo realmente valioso, Rey explica que primero se trata de entenderlo, tanto en el contexto en el que se tiene que aplicar como en su relación con otros datos complementarios. “El hecho diferencial entre hacerlo bien o cometer errores se basa en percibirlo como parte del negocio. Si ese no es el punto de partida y dejas la gestión de los datos sólo en manos de ingenieros o lo integras únicamente en cuestiones de operativa, lo más probable es que fracases en esa dotación de valor extra”.

En lo meramente inmobiliario, Rey se remonta a diez años atrás, cuando estalló la anterior crisis para hablar de cómo hoy hemos ganado en información para tomar decisiones con, en teoría, mayor coherencia. “Ahora disponemos de una perspectiva histórica para el análisis. El mercado inmobiliario es muy amplio y hoy, si un activo como un garaje, un chalet o un piso tienen buena salida lo puede predecir hasta la agencia más pequeña gracias a nuevas herramientas. También ayudamos en cuanto a qué descuentos aplicar, qué aconsejar a un pequeño inversor, cómo elegir la zona más favorable según tu perfil o a sacarle el máximo rendimiento a una cartera con un gran patrimonio gracias a una valoración avanzada”.

Rey alude a que, hasta el momento, estos eran trabajos de consultoría que tendían a prolongarse meses antes de obtener resultados y que hoy están robotizados. “Para invertir necesitas una visión completa del mercado, más allá del ángulo de la oferta: aspectos sociodemográficos, geográficos, perspectiva histórica… y disponemos de varias capas de análisis que pueden abarcar el conjunto del país o trabajar sólo la manzana de un barrio. Contribuimos a la toma de decisiones con el dato como base”. Para afinar el tiro al máximo en idealista/data combinan machine learning con estadística o procesos de información pura con imágenes del propio portal. “Damos sentido al mix que aúna técnicas tradicionales de Inteligencia Artificial con modelos de análisis de información”, agrega Rey.

En la configuración de este mapa, las administraciones públicas juegan su papel como “fuente” informativa. “Siempre hay margen de mejora” apunta Rey que, con todo, se siente satisfecho con lo que les aporta el ámbito público, que en la actualidad supone alrededor de un 30% de los datos que manejan, con el catastro como referencia fundamental. “El nivel de detalle, la precisión que ofrece, es imprescindible para elaborar análisis. Es una suerte disponer de esa información y aunque lo complementamos con otras cosas, se trata de un elemento clave”, añade Rey, que invita a la administración a seguir desarrollando estas funciones e incluye en la fórmula ideal a la empresa privada. “Las compañías que manejamos mucha información tenemos que empezar a pensar en cómo aportar más valor a la sociedad. Pronto veremos cómo grandes empresas liberan datos y generan industria”.

Con la sombra de una nueva crisis inmobiliaria sobrevolando el país, Rey no cree que sus datos les permitan aventurarse en predicciones sobre cuándo tendrá lugar un hipotético estallido de burbuja. “Es posible que llegue una nueva crisis, aunque no tan dura como las anteriores. Lo que sí medimos es el riesgo, algo útil para anticiparse tomando decisiones correctas. Vemos que el mercado inmobiliario va a dos o tres velocidades: gran ciudad, pequeña ciudad y zonas rurales. Queremos llevar toda la información al particular. Hay oportunidades para orientarle mejor cruzando, por ejemplo, información privada con el catastro. Con ese conocimiento pretendemos dotar a los usuarios de herramientas que les permitan tomar decisiones para irse a vivir a otro sitio, consumir energía de manera más eficiente o mejorar sus condiciones de vida. Perfeccionaremos esto a lo largo del año próximo. Vamos a un modelo más holístico”, concluye Rey.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here