Daniel Olmedo Nware

Daniel Olmedo (1993, Madrid) lleva desde la universidad pensando en crear una plataforma de videojuegos abierta a todos. Tenía un ordenador viejo, de esos que no tiran ningún juego, y, cuando quería probar alguno de nueva generación, no podía. A partir de entonces, en su cabeza entró la idea de jugar sin necesidad de comprarse “un cacharro negro”. Terminó Teleco, trabajó en Deloitte y BBVA como arquitecto de seguridad y no dejó de pensar en ello. Y así nació Nware, una plataforma de cloud gaming bajo la luz de la empresa de la que es CEO, Cloudware.

Es difícil no comparar a Nware con otras plataformas online como Nvidia Gforce Now o Google Stadia. En el fondo, no dejan de ser soluciones que permiten jugar en ordenadores de última generación que están en remoto. Solo se necesita un ordenador –cualquiera–, una buena conexión a Internet y una cuenta de Steam, Origin o similares. Pero el proyecto de Cloudware quiere ir más allá. 

“Digamos que es cierto que hay similitudes, sobre todo con Nvidia, más que con Stadia. Por ejemplo, Google quiere tener toda la cadena de producción, controlar todo y pretenden realmente ser la consola en la nube, aunque con todas la consecuencias. Quieren una portabilidad para Stadia”, explica Daniel Olmedo. Y eso se traduce en su catálogo, de solo unos 60 juegos. “Son pasos pequeños; el catálogo se irá aumentando paulatinamente porque tienen que convencer a las desarrolladoras de que, además de lo innovador de su propuesta, tienen que arriesgar”. 

Por otro lado, “Gforce Now tiene un modelo más abierto, como nosotros, ya está desarrollada en sistemas operativos de Windows y no es necesario portabilidad”. El hecho es que ya se puede jugar desde cualquier ordenador. “Es una filosofía de sincronizar con Steam u Origin, una filosofía de trae tus propios juegos y disfrútalos aquí”. Pero Gforce Now cuenta con unos 400 juegos.

Nware –asegura Olmedo– permite que haya más de 20.000 juegos, todos los de Steam son sincronizables”. Además, la diferencia con los dos gigantes es que quieren ser un canal, no poseedores de contenido, y dar posibilidad de poder jugar a esos videojuegos. Básicamente, son la única startup de cloud gaming que permite sincronizar todos los juegos en Steam. “Digamos que somos un proyecto un poquito más atrevido y más ambicioso”.

Tras el lanzamiento de este tipo de tecnologías, varios usuarios han reportado problemas con la latencia. ¿Es el cloud gaming una propuesta buena, pero todavía de futuro? “Mi opinión más sincera es que es una tecnología de presente. Ha habido proyectos fallidos; sin embargo, en el mundo de la tecnología innovar es relativo, porque el paradigma puede cambiar. El mercado está cambiando, el mercado de las GPUS era impensable y ahora estamos en una competición para precios, bajar cuotas, etcétera”, explica.

De todos modos, los avisos relacionados con la latencia no son un problema en redes para conexiones como en Occidente, sobre todo en grandes ciudades. "El retraso de las comunicaciones es algo que ha mejorado mucho y que, con el 5G, va a mejorar una barbaridad. Será un caldo de cultivo para que nazcan proyectos como el nuestro”, argumenta Daniel Olmedo. 

Además de crear una plataforma innovadora, en Cloudware han culminado con éxito una ampliación de capital de 450.000 euros el pasado 3 de abril, en pleno confinamiento por el COVID-19. Así, la startup ha mantenido el apoyo de sus actuales socios y ha dado entrada a The Valley Venture Capital, el fondo de capital riesgo que ha liderado la ronda. 

“Ha sido una gestión complicada, en malos momentos. Tuvimos que ir con mascarillas y guantes a la notaria, pero la verdad es que es una ampliación que llevábamos preparando desde hace meses”, rebaja Olmedo. Y es verdad que la buena noticia es que son uno de los pocos sectores que se han salvado de la quema del confinamiento: no deja de ser entretenimiento en casa. “Nuestro propio venture capital sigue confiado. Las instituciones que son necesarias han ralentizado en los procesos –aún así han seguido funcionando–, y hemos tenido dificultades en desplazamientos, pero después de mucho trabajar hemos conseguido cerrar esta gestión”.

El sector del videojuego en España goza de buena salud. Al menos, el sector indie. Así lo explica: “Desde mi punto de vista, lo indie en España tiene mucha calidad, mucha industria, mucha comunicación. A lo mejor falta, para un gran título, muchas cosas: que la industria en general crezca, que haya un poco más de confianza en los grandes proyectos que se crean aquí… En una industria similar, como Netflix, ya se ha demostrado que se puede hacer buenos productos españoles, era cuestión de tiempo. Tiene que irse demostrando poco a poco”.

Hablando sobre Netflix, Daniel Olmedo incide en una idea: “Tenemos una serie de ases tecnológicos y nuestro modelo es muy diferenciado del resto. Queremos un punto de parada para los usuarios: que puedan disfrutar de los videojuegos, compartir momentos, y que, como cuando piensas en películas piensas en Netflix, suceda lo mismo con videojuegos y Nware”.

"¿Por qué no hacer una plataforma hegemónica desde Europa, desde España? La gente pone mucho el foco en EEUU, pero Spotify es Sueca y gano a iTunes. Quién sabe, puede haber un Spotify de los videojuegos aquí. Al final, todo consiste en la innovación, no hay una guía de qué hay que hacer, sino seguir alguna cosa asentada… Y, sobre todo, probar cosas nuevas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here