Laboratorio Telefónica

"Tener una bola de cristal para saber qué nos deparará la tecnología es muy complicado. Lo que sí sabemos es que los coches conectados ya son una realidad". Agustín Cárdenas, director de Transformación de Empresas de Telefónica, es consciente de que la hora del coche conectado ha llegado. No porque su tecnología sea nueva, –"cualquier coche en Europa sale al mercado como mínimo con una tarjeta SIM para llamadas de emergencia, eso ya es conectividad", explica–, sino porque esta capacidad de conectarse es la antesala de la futura conducción autónoma.

En este sentido, la apuesta de Telefónica es clara: un laboratorio de I+D que se postula como el más avanzado del sur de Europa para el desarrollo de la conducción conectada. Ubicado en el Parque Tecnológico de Andalucía de Málaga, cuenta con toda la infraestructura necesaria para testar soluciones 5G y tecnologías vehiculares V2X (vehicule to everything). El objetivo, como cuenta Cárdenas, es "despertar el interés social por esta conducción, atraer a empresas para que prueben sus dispositivos y ser foco de la innovación en Europa".

El centro, impulsado también por DEKRA, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga, además de la colaboración de SEAT, ha puesto ya a disposición de las entidades interesadas un entorno de prueba completo con el fin de contribuir a afianzar el desarrollo de la conducción conectada. Entre sus objetivos están evitar accidentes de tráfico (según el National Highway Traffic Safety Administration las tecnologías y aplicaciones de automóviles conectados con V2X podrían prevenir hasta 600.000 accidentes de tráfico al año), mejorar la experiencia de conducción y contribuir al cuidado del medio ambiente.

"No hay que olvidar que la conducción también tiene su parte de entretenimiento. La tecnología, además de mejorar nuestra vida, también debe contribuir a hacerla más agradable", sostiene Cárdenas, que también hace un guiño a las startups en este contexto de la movilidad conectada. "El compromiso de Telefónica con los emprendedores es absoluto. Las startups manejan bien las nuevas tecnologías y van a ser importantes en la consolidación de las revoluciones que vamos a vivir, desde el Internet de las Cosas hasta el Big Data o el blockchain".

El laboratorio, de dentro afuera

El laboratorio ofrece un área exterior de pruebas para las frecuencias españolas con una extensión de 51.000m2 donde se han instalado intersecciones, calles rectas y curvas, zonas sin asfaltar, balizas, rotondas y túneles, todos ellos sensorizados. El circuito se completa con vehículos reales y simulados, además de monitorización continua. Esta superficie se convierte así en un entorno de ensayos para la conducción conectada que replica las condiciones y los comportamientos de tráfico reales, con la seguridad que ofrece ser un área de ensayos privada.

Algunas de las líneas de actividad con la tecnología V2x que se desarrollarán en este centro serán la conectividad y servicios a bordo, la navegación avanzada e infraestructura; la monitorización y el mantenimiento del vehículo; la automatización de pagos; la seguridad y la prevención de accidentes o la conducción asistida y el vehículo autónomo, entre otras. Actualmente, la zona exterior está abierta a fabricantes de componentes, dispositivos, infraestructuras o fabricantes de vehículos para continuar avanzando en el desarrollo de la conducción conectada en Europa. 

Las instalaciones se completan con una cámara apantallada, equipada en colaboración con Ericsson como socio tecnológico, que permite probar otras frecuencias internacionales. El equipamiento consiste en dos antenas 5G, servidores, conectividad para servicios a bordo, analítica Big Data, servicios de geolocalización, monitorización del vehículo (CPD de gestión) y software de optimización del uso de infraestructuras.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here