BEI

Uno de los objetivos de la revisión del Plan de Movilidad y Espacio Público de Vitoria es mejorar e impulsar el transporte público en la ciudad haciéndolo más sostenible y eficiente. El nuevo Bus Eléctrico Inteligente (BEI) de la ciudad confirma esta apuesta. El prototipo definitivo ya ha sido presentado y realizará pruebas sin pasaje durante los próximos meses en el recorrido de la Línea 2 de TUVISA, donde comenzará a prestar servicio a mediados de 2021.

"El BEI responde a uno de los grandes retos que tiene Europa por delante: la digitalización y la industrialización", afirma Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco. El autobús está concebido como una nueva forma de movilidad con vehículos eléctricos, convoy de alta capacidad, plataforma de acceso en las paradas, carriles exclusivos y preferencia semafórica.

Como explica la consejera, uno de los grandes desafíos ha sido desarrollar un vehículo no contaminante que permita realizar los trayectos en menos tiempo. "La movilidad es un elemento fundamental para la lucha contra el cambio climático", asegura, convencida al mismo tiempo de que la industria vasca está preparada para contribuir al reto de la movilidad sostenible bajo la estrategia 'basque mobility'. "Vitoria y Euskadi en general está capacitada para hacer una transición hacia la movilidad descarbonizada. El futuro del sistema energético y de movilidad vasco supone una oportunidad de crecimiento para el tejido industrial", puntualiza Tapia.

El BEI es un sistema que ya se ha implantado con éxito en otras ciudades del mundo, como Nantes o Bayona. En el caso de Vitoria se han elegido las líneas de mayor utilización que corresponde a la la Línea Periférica (2a y 2b) de TUVISA, con mayor correspondencia con otras líneas, que une 14 barrios de la ciudad y que acerca a servicios muy demandados por la ciudadanía: el HUA (Hospital Universitario de Álava), la Estación de Autobuses o Mendizorroza.

"Tenemos que confiar en nuestro transporte público porque es el que nos va a generar las respuestas de movilidad que deseamos: más eficientes y sostenibles", sostiene Tapia. En los últimos días ya se han instalado también los pantógrafos, que se utilizarán para la carga rápida de los vehículos en las paradas de Mendizorroza y Boulevard. Estos postes permitirán una recarga de batería en apenas 4 minutos. Por la noche, se realizará la carga lenta de los autobuses en la Unidad Funcional de Carga que se ubicará en las futuras cocheras del BEI. Toda la infraestructura de carga ha sido desarrollada y suministrada por el Grupo Irizar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here