Ayuntamientos ciudades día después COVID-19
Panorámica de Sevilla, una de las ciudades que ha participado en el evento online.

Catorce ciudades debatiendo por videoconferencia sobre sus retos de futuro en tres ámbitos: atención social, gestión del espacio público y la movilidad, y economía. Nuestra realidad ha cambiado mucho ante la pandemia del COVID-19, pero quizás no tanto las metas fijadas. La mayoría de los alcaldes coinciden en las mismas recetas y muchas de ellas nos suenan de hace tiempo: potenciar los servicios sociales, apostar por las zonas peatonales y el transporte público, defender el comercio de proximidad

Son viejos caballos de batalla que ahora cogen aire, recuperan fuerzas, porque la crisis nos invita a repensar la ciudad. “Ahora es el momento de hacer los cambios”, apuntaba Mark Nieuwenhuijsen, del ISGLOBAL, en la mesa de expertos incluida dentro de la conversación online que ayer organizó la plataforma ‘El Día Después será’.

Antes del debate más técnico ha tenido lugar un primer bloque en la que han intervenido los alcaldes de ciudades tan diversas como Arnedo, Cáceres, Gavá, Gijón, Lugo, Madrid, Mallorca, Murcia o Riba-Roja de Túria, por poner solo algunos ejemplos. Un punto de vista local para una de las crisis más globales que se recuerdan.

Confianza en el transporte público

Quizás en el apartado relativo a la gestión del espacio público y la movilidad ha sido donde más coincidencias se han producido entre los discursos de los ediles. El primero en intervenir, José Ballesta, alcalde de Murcia, ya marcó la línea seguida por el resto: aumentar los espacios peatonales y, sobre todo, dar seguridad en el transporte colectivo a través del distanciamiento social, los geles hidroalcohólicos, los guantes y las mascarillas.

En este sentido, los regidores de Valencia y Palma, Joan Ribó y José Hila, respectivamente, advierten de que, de no conseguirse este último punto, corremos el riesgo de colapsar las ciudades. Por eso “es fundamental recuperar la confianza” en el transporte público. Y para ello, afirmaba el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, será necesario realizar inversiones.

También desde el Ayuntamiento de Barcelona se ha defendido una movilidad más sostenible. La tercera teniente de alcalde del Consistorio, Laia Bonet, se comprometía a habilitar más kilómetros de carril bici en la Ciudad Condal, así como a aumentar los espacios para los peatones.

Seguir atendiendo en el día después

Con anterioridad a este apartado, el evento, moderado por el periodista de informativos de RTVE Carlos Franganillo, se ha centrado en los servicios sociales municipales, a los cuales, debido a la crisis del coronavirus, han tenido que acudir personas no habituales, tal y como señalaba, Patricia Hernández, alcaldesa de Santa Cruz de Tenerife. Se ha generalizado la necesidad, ya corresponde exclusivamente a una determinada clase social.

En nivel de dificultad ha sido tan elevado que ha resultado clave la participación de la ciudadanía activa y el voluntariado. En este apartado, también los ayuntamientos han tenido que coordinar toda esta red solidaria, como afirmaba el primer edil cacereño, Luis Salaya.

Y la exigencia continuará en el futuro. “El día después tenemos que seguir atendiendo”, ha señalado el regidor de Bilbao, Juan María Aburto. Su Gobierno municipal han estado telefoneando a las personas de más de 65 años para ver cómo se encontraban. Ya llevan más de 30.000 llamadas y esperan continuar con este programa.

Valor de la proximidad

En el área económica, la voz es casi unánime. Los equipos municipales piden financiación para salir del actual socavón y abogan por un apoyo total al comercio de proximidad, autónomos y emprendedores locales. Tal y como señalaba el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, Alcalde de Madrid, ellos son los “grandes castigados por esta crisis”.

Desde planes de choque para intentar frenar “la sangría de desempleo”, como afirmaba Lara Menéndez, alcaldesa de Lugo, hasta acelerar la implantación de políticas que apuesten por las nuevas economías, en palabras de Raquel Sánchez, regidora de Gavà. Todo ello teniendo en cuenta que “lo local es muy importante en estos momentos”, afirmaba Robert Raga, máximo representante de Riba-roja de Turia. ¿Cómo conseguirlo? Quizás, como decía la edil gijonesa, Ana González, haya que empezar por dejar claro “el valor de la proximidad”.

Interesante también la línea abierta por el alcalde de Arnedo, Javier García, quien ha subrayado la necesidad de “recuperar el tejido productivo que perdimos” en un país demasiado volcado en el sector servicios. Solo así conseguiremos dejar de depender de otros países para “productos que salvan vidas”, como es el caso del material sanidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here