cambio climatico

Los pequeños gestos individuales suman y, por lo tanto, cuentan en la lucha contra el cambio climático. Con esta idea la multinacional energética suiza Axpo, la Universidad Complutense de Madrid y el Club de Rugby Complutense Cisneros han puesto en marcha la campaña ‘Haz un placaje al cambio climático’ para concienciar de las acciones que, en el día a día, puede hacer cada persona contra la degradación del planeta.

La finalidad, han explicado desde Axpo, es “animar a la sociedad en general, y a las pymes y autónomos de nuestro país en particular, a que participen en la lucha contra el cambio climático”. De hecho, la energética ha señalado que cómo hace escasas semanas la Organización Meteorológica Mundial alertaba de que “el cambio climático es ya perceptible” con la subida de las temperatura ya que “estos últimos tres años han sido los más calurosos desde que se empezaron a tomar registros oficiales a finales del siglo XIX”.

Para hacer llegar este mensaje, y utilizando el lenguaje propio de este deporte, los niños y adultos de las diferentes categorías del Club de Rugby Complutense Cisneros han elaborado unos vídeos en los que tratan de animar a personas y a empresas a adoptar pequeños cambios en su rutina que, juntos, ayuden a placar el cambio climático. Por lo tanto, han informado desde Axpo, “no se trata de concienciar a través de Rugby, se trata de representar que tenemos que ser inflexibles en esta lucha atacando el problema desde los primeros gestos, y en este deporte no hay nada más taxativo y universalmente conocido como los placajes”.

Una mejor y más sostenible gestión de residuos, un uso más eficiente de la energía o poner freno al despilfarro del agua son los tres conceptos en torno a los cuales giran estos vídeos. Todo, bajo la filosofía de que si las personas a nivel individual y las pymes cambiamos ciertos hábitos rutinarios, “la suma de todos estos pequeños gestos provocaría un impacto enorme en el ahorro del consumo de agua, en el aprovechamiento eficiente de la energía, en la reutilización de múltiples materiales que hoy se acumulan como residuos, etc han señalado en Axpo.

Decálogo de buenas prácticas

Más allá de despertar conciencias y llamar la atención sobre esta problemática, la iniciativa propone un decálogo de medidas específicas que se pueden poner en práctica. En concreto, la iniciativa apuesta por: contratar energía verde para el suministro eléctrico con certificación; una mayor eficiencia energética usando, por ejemplo, iluminación LED; implantar en las empresas sistemas de gestión ambiental y sensibilizar a los trabajadores; desconectar los aparatos eléctricos que no se estén utilizando; apostar por correctas prácticas y políticas de reciclaje; modular la climatización de espacios cerrados (21 grados en invierno y 24-26 en verano); favorecer un correcto aislamiento térmico; consumir agua de forma responsable; que las empresas impliquen también a clientes y empleados; y no consumir más energía de la que se necesita.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here