Aplicaciones de control parental, una puerta abierta para la pérdida de privacidad

Un estudio elaborado por investigadores de los institutos madrileños IMDEA Networks e IMDEA Software y el Spring Lab EPFL, determina que estas apps son “intrusivas por definición” además de contar con una obtusa política de protección de datos
aplicaciones control parental privacidad datos IMDEA Spring lab
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Investigadores de los institutos públicos madrileños IMDEA Networks e IMDEA Software, junto a Carmela Troncoso, profesora e investigadora en la Escuela Politécnica Laboral de Lausana, donde dirige el Spring Lab, son los artífices de un estudio que concluye que el uso de las aplicaciones de control parental puede tener implicaciones en la privacidad tanto de los niños como de sus padres.

El trabajo, titulado ‘Angel or Devil? A Privacy Study of Mobile Parental Control Apps’, se ha hecho con el ‘Premio a la investigación y protección de datos personales Emilio Aced’ otorgado por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Análisis exhaustivo

Como explica a Innovaspain Alessandra Gorla, una de las investigadoras de IMDEA Software que ha participado en el estudio, aprovecharon parte de los conocimientos previos adquiridos en el análisis de apps móviles además de la experiencia de Carmela Troncoso, “probablemente una de las expertas en privacidad más importantes del mundo”.

El grupo, completado por Álvaro Feal y Narseo Vallina-Rodríguez (IMDEA Networks) y Paolo Calciati (IMDEA Software) fue capaz de analizar las 46 aplicaciones relacionas con el control parental disponibles en España a través de Google Play, y por tanto dirigidas al sistema operativo Android.

“Clasificamos las apps en dos grupos. Por un lado, las más próximas a la monitorización del uso del teléfono; desde la localización a simplemente poder ver qué uso del móvil hace el menor. En la segunda categoría ubicamos las más invasivas. Permiten especificar qué se puede hacer y qué queda vetado para el niño. También posibilitan desbloquear la función de llamada o la opción de visitar determinados sitios web”, detalla Gorla.

Conclusiones: privacidad en peligro

Basados en una combinación de análisis estáticos y dinámicos, los investigadores descubrieron que casi el 75 % de las aplicaciones contienen librerías de terceros que recogen datos para fines secundarios (en concreto, publicidad, redes sociales y servicios analíticos). Además, el 67% de estas apps comparten datos privados sin el consentimiento del usuario.  

“Nos sorprendió que, precisamente las aplicaciones que los padres utilizan para intentar garantizar la seguridad de sus hijos, fueran tan invasivas”, señala Alessandra Gorla. “La política de privacidad no está nada clara y mayoritariamente se saltan la normativa europea”. El estudio determina que el 80% de las aplicaciones que comparten datos con terceros no los nombran en su política de privacidad. Estos déficits llegan incluso a las aplicaciones recomendadas por organismos públicos, como IS4K (Internet Segura For Kids, del INCIBE).

Al puro y evidente mercadeo de datos, Gorla añade otras razones que explican estas carencias. “Muchas de las aplicaciones están mal desarrolladas. Por ejemplo, no encriptan la información que envían. De este modo, los datos privados son de fácil acceso para todos aquellos conectados a esa misma red. Cualquier ingeniero o programador que diseña una app móvil saber que esto es un error grave”.

Recomendaciones

Ante los riesgos potenciales de este tipo de software, los autores del estudio recomiendan a los padres que confíen en soluciones no técnicas cuando sea posible y, en todo caso, que tengan presente la privacidad a la hora de elegir una de estas aplicaciones.

Los investigadores creen que los organismos públicos deberían tener en cuenta la privacidad a la hora de recomendar una determinada aplicación de control parental para concienciar y animar a los desarrolladores a seguir los principios de privacidad por defecto. Asimismo, destacan que es fundamental complementar las actuales iniciativas de evaluación comparativa con un análisis de seguridad y privacidad para ayudar a los padres a elegir la mejor aplicación teniendo en cuenta estos aspectos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Anuario de la Innovación en España 2020

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

[login_form]

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

[login_form]

Suscribete a nuestra newsletter semanal