[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

AMSIR reivindica la intermodalidad para alcanzar definitivamente la movilidad sostenible

La misión de la organización es impulsar la intermodalidad y la cooperación entre modos, concesionarios, operadores y administraciones para formar redes que generen sinergias en torno a la sostenibilidad
AMSIR

MÁLAGA. "Donde hay menos gente es donde hay que ser finos en la gestión", ha reivindicado Rainer Uphoff, presidente de Alianza por la Movilidad Sostenible y la Innovación Rural (AMSIR) durante una nueva edición de Greencities & S-Moving. La misión de la organización es impulsar la intermodalidad y la cooperación entre modos, concesionarios, operadores y administraciones con el objetivo de poder formar redes que generen sinergias en torno a la sostenibilidad.

Desde AMSIR consideran prioritario gestionar el transporte público con visión de conjunto y perspectiva de cliente. "El transporte público tal y como está concebido ha colapsado", ha afirmado Uphoff. En este sentido, la recomendación de AMSIR es que tren, autobús, transporte a la demanda, taxi y servicios de Movilidad como Servicio (MaaS) deben integrarse entre ellos y dejar de considerarse competidores. O dicho de un modo más claro: la sociedad no metropolitana no puede permitirse no construir sinergias a partir de los recursos disponibles, especialmente en movilidad.

[Te puede interesar: El camino hacia la movilidad sostenible: las cuatro empresas que quieren revolucionar el transporte actual]

"Es necesario planificar la movilidad desde las necesidades del ciudadano. Con solo ver cómo se gestionan las cosas en las zonas rurales es fácil darse cuenta de que no se está haciendo así", ha lamentado Uphoff. De hecho, al presidente de AMSIR no le gusta el concepto de 'zona rural'. "Deberíamos abordarlas [estas áreas] como no metropolitanas".

Desde AMSIR proponen avanzar hacia la descentralización. Su visión es que las instituciones y empresas metropolitanas no saben administrar la realidad rural. "Hace falta construir capacidad de auto-gestión y conseguir competencias en movilidad para mancomunidades de municipios y comarcas. Pero sobre todo poner en valor la tecnología con vocación de servicio público", ha apuntado Uphoff.

Por ejemplo, para AMSIR el tren y el autobús nunca deben competir, sino alimentarse mutuamente en beneficio de ambos. "Sólo la integración de la oferta ferroviaria, de autobús y del transporte a la demanda permitirá crear alternativas de movilidad atractivas al coche privado, también en las zonas rurales", ha subrayado el responsable.

Recomendadas