La industria de videojuegos en España sigue creciendo económica y socialmente

José Tomás Palacín

José María Moreno, director general de AEVI, nos hace una valoración del Anuario la industria del videojuego en España

videojuegos aevi

La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) ha presentado el Anuario de la industria del videojuego en España. En él se muestran varios hitos alcanzados, tanto económica como socialmente. Para ponerlos en contexto, hablamos con José María Moreno, director general de la asociación, que, como resumen, asegura que los datos de este año reflejan la consolidación del videojuego como “un sector palanca puntero de la economía digital y cultural”

Y es que, en 2021, el sector facturó 1.795 millones de euros, un dato que revela un crecimiento del 2,75% con respecto al año anterior, producto que viene fundamentalmente del incremento del porcentaje de ventas en físico.

La relevancia del COVID-19

Quizá la única bajada haya sido la del mercado online, que ha decrecido con respecto a 2020. “Esto ha sido, principalmente, porque la gente ha retomado antiguos hábitos de consumo y se ha animado a acudir presencialmente a las tiendas”. Sin embargo, los niveles de online (913 millones en 2021) continúan manteniéndose por encima de los niveles previos a la pandemia, en 2019, donde la industria del videojuego se situaba alrededor de los 700 millones.

“Esto implica que las cifras siguen siendo buenas, lo que sumado al incremento del mercado físico nos ha permitido experimentar un ligero incremento frente al año pasado, en línea con lo que ha sucedido en otros países de nuestro entorno (Reino Unido, Francia, Italia, Alemania)”, explica Moreno.

“Las magnitudes se deben, en gran parte, a las medidas de relajación de las restricciones frente al COVID-19, lo que ha vuelto a incentivar la apertura de las tiendas y el consumo presencial”, reitera.

Está claro que el año 2020 fue un año atípico para las industrias culturales como consecuencia de la crisis del coronavirus. El impacto de la pandemia provocó el cierre de espacios físicos durante varios meses. Sumado a la situación de confinamiento domiciliario impuesta como medida sanitaria, propició  que el consumidor optase por descargar o adquirir el contenido desde su propia casa. “Está claro que esto no ha sido la tendencia habitual en 2021”. 

Casi la mitad de los videojugadores son mujeres

Una gran noticia es que ya el 48% de los usuarios son mujeres. Algo que al director general de AEVI “no le sorprende”. “Veníamos dejando constancia de este incremento en la audiencia femenina en los últimos años. Cierto es que en 2021 hemos alcanzado casi el 48% de mujeres videojugadoras con respecto a la cifra total de usuarios, lo que nos pone a la cabeza de Europa”, afirma.

¿A qué que debe esto? Fundamentalmente al auge de las aplicaciones y dispositivos móviles,  a una oferta más diversa de videojuegos y al hecho, apunta, de que numerosas mujeres se hayan sumado a jugar en familia durante el confinamiento.

Cabe destacar también que la comunidad de usuarios ascendió. Al parecer, en 2020 los videojuegos se convirtieron “en el aliado y en la opción favorita de ocio de muchas personas y familias. Creemos que esta tendencia se ha repetido en 2021 porque muchas de ellas han seguido disfrutando de los videojuegos y por tanto no nos extraña haber alcanzado una cifra récord de videojugadores [18 millones]”.

Además, Moreno recuerda que, hoy en dí,a el catálogo de oferta es muy variado y existen videojuegos de toda clase de géneros, que se pueden disfrutar desde plataformas como los móviles o tabletas, cuyo uso cada vez está más generalizado en todos los rangos de edad, lo que está permitiendo llegar a todo tipo de nuevos públicos. 

La salud de las desarrolladoras de videojuegos españolas

En el Anuario de 2021 también cuentan con un capítulo dedicado al desarrollo nacional. “En este sentido -aclara Moreno-, destacamos que a lo largo del año pasado, la industria de desarrollo de España ha sabido reponerse de los contratiempos generados por el coronavirus. Prueba de ello es el éxito cosechado por grandes títulos españoles (Metroid Dread, Narita Boy, Colossus Down o Male Mole). La calidad del desarrollo en España es inmensa”.

Recuerda también que, en algunos casos, se trata de estudios más grandes pero también hay casos de estudios indies que han atraído el interés de inversores y empresas internacionales que se han decidido a invertir en empresas españolas o han llegado a acuerdos para distribuir sus productos a nivel internacional.

“Además, en AEVI siempre destacamos que en España contamos con mucho talento, joven y plural. Actualmente, contamos con más de 90 grados y posgrados universitarios y jóvenes profesionales con gran talento que son muy valorados a nivel internacional”.

Por último, Moreno no deja pasar la oportunidad de hablar de una de las demandas históricas de la industria de los videojuegos: la extensión de beneficios fiscales para su producción, una medida que llevan años solicitando al Gobierno desde AEVI.

“Se trata de un mecanismo aplicado ya en otras industrias culturales –cine, artes escénicas- y que ya ha sido promulgado en países de nuestro entono –Francia, Reino Unido o Italia, recientemente-, lo que nos permitía impulsar a España como hub internacional en la creación de videojuegos, atrayendo inversión de las grandes compañías del sector para poner a disposición del talento español oportunidades laborales de alto valor añadido”, denuncia.