[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]
rachel movistar riders

‘Rachel’, Movistar Riders: “No es 100% responsabilidad de los eSports la actitud de algunos machitos”

La team manager de CS:GO y Valorant en Movistar Riders habla de su trayectoria, el papel de las mujeres en los videojuegos y el futuro de los deportes electrónicos

A Raquel ‘Rachel’ Esperanza García siempre le gustaron los videojuegos. Como a cualquier persona de su generación. Lo típico: PlayStation, Xbox, GameBoy; Final Fantasy, Resident Evil, Pokémon. En su casa era algo común y, al ser hija única, jugaba con sus padres. Atesora buenos recuerdos de aquellos momentos, pero no serían los determinantes para lo que llegaría a ser su trabajo: Team manager de CS:GO y Valorant en Movistar Riders. 

Empezó a estudiar Ingeniería Electrónica, sin embargo, trabajos como manager en otros sectores le hicieron dar un volantazo a su vida. Una vida que se empezó a parecerse a lo que era ella en realidad: “Iba con mi carácter: siempre se me dio bien gestionar la vida de los demás, por así decirlo. En casa siempre he llevado las cuentas, las gestiones administrativas… Ya se veía por dónde iba”, asegura. 

‘Rachel’, el nick que escogió porque sus padres siempre la habían llamado así, descubrió su pasión en un evento en Barcelona, hará unos nueve años, en uno de los primeros eventos de eSports en España donde se mezclaban los deportes tradicionales con los electrónicos. Un problema logístico con uno de los equipos y su mano dispuesta a ayudar hicieron el resto. “Les ayudé porque no les iban bien las regletas creo recordar, un problema de luz, algo técnico. Lo solucionamos y, a partir de ahí, empecé a conocer a gente del sector”.

Por aquella época no había patrocinadores. Habían CEOs de 16 años que hacían su propio club con sus amigos. Los únicos clubes referentes que había eran x6tence y Giants. Se necesitaban perfiles más profesionales, como el de ‘Rachel’. Aun así, no todo fue llegar y besar el santo. La team manager, primero, se lo tomó como un hobby y, poco a poco, fue aprendiendo más sobre el sector. 

De un hotel con cucarachas al hotel de los tier 1

Tras una etapa en Chicago con su pareja, el reconocido jugador de Valorant de G2 M1xwell, donde absorbió todo el conocimiento posible en su etapa en OpTic Gaming, llegó un momento crucial. M1xwell montó un mix llamado Wololos para jugar los mundiales chinos. Compitieron y se clasificaron. Tres semanas antes del viaje, había problemas con los visados.

“No sabían hacer los papeles. Un grupo de doce personas. Me puse en modo guerrera y les dije que yo lo solucionaba. Pasaportes, cartas de invitación de la competición y de AliExpress, consulados, papeleos…. Y todo con el tiempo en contra. Esa adrenalina me encantó. La incertidumbre, poder ser resolutiva. Así que me pidieron que fuera con ellos a China”. 

En China fue donde ‘Rachel’ mostró todo lo aprendido. “Allí nadie hablaba inglés, muchos problemas, nos metieron un hotel con cucarachas, agua marrón… Y yo, mientras, hablando con los responsables de los mundiales. Al final, cambiaron a todos los equipos alojados en el hotel, a 300 personas, de lugar. Y a los que gestionamos el embrollo nos dieron el mejor hotel, porque nos pusieron con los equipos tier 1 en vez de con los mixes”, explica.

A raíz de Wololos, M1xwell quiso apostar por el talento español y empezó a hablar con Movistar Riders. Sabía el proyecto que quería hacer, pero le faltaba un punto de vista administrativo, ponerlo “bien” para una empresa. ‘Rachel’ lo preparó y le ofrecieron un puesto en marketing. Pero ella quería el área deportiva, CS:GO. Y desde entonces.

Movistar Riders, en boca de todos

Movistar Riders es el prototipo perfecto de un club de eSports. Lo que todos quieren. Buenos patrocinadores, gaming house, se involucran con los más jóvenes, talleres, disparidad de juegos competitivos. Y Telefónica, detrás.

Eso no quita el runrún que suele haber por su falta de victorias grandes. Sin embargo, como afirma ‘Rachel’, “con nuestras victorias y nuestras derrotas hemos estado en boca de todos. La experiencia es inmejorable. Todo es sano: hay confianza entre departamentos, de arriba abajo, es genial. Y nosotros estudiamos por qué ha fallado, factores como la presión son importantes. Lo sé y lo noto. En mi caso: puedo explicar mi trabajo muy bien en una entrevista; eso sí, no me pongas una cámara delante porque ya no funciono igual. Claro que la presión existe”. 

“Asumiré las consecuencias. Porque soy la manager”

Desde que estudiaba Ingeniería o cuando competía en artes marciales, ‘Rachel’ siempre estuvo acostumbrada a estar en un mundo de hombres. Y, al igual que en los eSports, nunca ha tenido malas experiencias por el hecho de ser mujer… O casi nunca. 

“Cuando entré en Movistar Riders pasó algo… No fue culpa mía, era una cuestión de registros y no se pudo jugar. Ya había runrún por ser la novia de M1xwell, poco, pero yo lo sabía. Así que me cayeron tres páginas muy despectivas sobre por qué estaba en el club. Mis jugadores se enfadaron muchísimo con la comunidad, pero mi posición fue clara. Yo soy vuestra manager, soy vuestro escudo. Aunque el error haya sido de quien sea, dejad que todo me caiga a mí, estad tranquilos mentalmente y centraos porque en dos semanas habrá otra oportunidad. El tiempo pondrá todo en su sitio”. 

Como tres años después, alguien le preguntó en Twitter, por primera vez, qué pasó el día de los registros. ‘Rachel’ lo explicó y muchos se sorprendieron. “En fin, es que nadie me había preguntado. Pero mi contestación hubiera sido la misma: asumiré las consecuencias. Porque soy la manager”. 

Otra vez, un admin falló en un calendario que ella había programado y reaccionó mal diciendo lo típico: “entiendo que seas mujer, pero tienes que ser más consecuente con tu trabajo”. “Más allá del comentario, quería solucionar el problema, así que fui con la conversación a su jefe. Le dije que no quería problemas, que solo quería mi calendario. Un calendario que, de hecho, estaba marcado”. Su jefe era una mujer. 

Posibles soluciones

“La educación tiene que cambiar desde la base, desde las escuelas, desde casa. No es 100% responsabilidad de los eSports la actitud de algunos machitos. Ya no es solo hacia el machismo y la mujer, de verdad. Es la relación tóxica que hay entre seres humanos. Entre chicos, chicos-chicas, gais, trans. Es la sociedad en sí, el libre albedrío de hacer daño a la gente. Yo tengo capturas de pantalla deseándole la muerte a mis jugadores por haber perdido una partida”, asegura.

Según ella, habría que organizar talleres o poner a disposición psicólogos en los colegios. Cerrar “ese tabú del loco”. Subraya: “También ayudan y educan. Muchos niños se frustran e insultan por Internet, seas chico o chica, y puede ser porque en su vida diaria le pueden hacer bullying, sus padres no le hacen caso, le va mal en el colegio, y es una vía para eliminar el estrés. Deberíamos invertir más en la psicología infantil, porque es cuando más se desarrollan”. 

Además, ‘Rachel’ incluiría la verificación de identificación también. “Aquí podría haber controversias por el control que se ejerza sobre la ciudadanía, pero se hace daño a personas. ¿Saben los padres lo que hacen sus hijos en Internet? Faltaría recursos para hacerlo, pero no solo serviría para los videojuegos, sino para el día a día”. 

Sobre el futuro de los eSports

“En mi opinión, es un futuro muy progresivo. Nos estamos adentrando de lleno en una era digital”. Para la team manager de Movistar Riders, los deportes estrella seguirán existiendo, porque es algo natural. “En España nos queda mucho tiempo pero, a nivel internacional, ya hay jugadores que cobran como futbolistas de Segunda División. E incluso los superan. Y mira el tiempo que lleva el fútbol y mira los eSports. Hablamos de cifras que ya mueven mucho dinero y que van a mover mucho más dinero. Seguro que ya hay jugadores que ganan lo mismo que el jugador que menos cobra del Barça. Eso dice mucho. Es el futuro".

‘Rachel’ afirma que "los niños no se sientan a ver la tele, a Ana Rosa Quintana, Supervivientes y cosas de estas, ven eSports”. Y todo volverá a progresar cuando vuelvan los eventos. “Es lo que más engancha. La gente animando a los equipos, son hinchas. El ambiente… Aunque no seas fan del equipo, ves a la fanbase y te sientes uno más. En los eventos es donde se unifica todo el trabajo digital, es cuando los ves. Saber que no hay problemas, que se puede animar a unos u otros. Es eléctrico, no hay una mejor definición. Es eléctrico”. 

Últimas noticias

Relacionadas

Anuario de la Innovación en España 2020