Cuando la visión artificial protege los componentes de los vehículos

Un proyecto realizado por el Cluster de Envase y Embalaje, Flome y Nunsys se convierte en ejemplo de la incorporación real de tecnologías 4.0 en las pymes del sector

embalaje automocion vision artificial
Embalaje de automoción siendo escaneado por visión artificial.

Los vehículos que componen la industria automovilística están formados por componentes de alto valor que llegan a la cadena de producción desde múltiples orígenes y proveedores. Para transportarlos, se utilizan envases y embalajes a medida para cada pieza, que aseguran la calidad en sus traslados internos y externos. En el proceso de fabricación de este packaging para componentes de automoción, es muy importante controlar que el espesor sea el adecuado en todas las partes de la pieza protectora, entre otros.

Ahora, el Cluster de Innovación en Envase y Embalaje, junto a Flome y la compañía tecnológica Nunsys, ha desarrollado un sistema con el que se pueden calcular los espesores de las piezas sin necesidad de destruirlas y medirlas a mano, mediante visión artificial. El origen del proyecto, como cuenta Jesús Pérez, director del Cluster, surge porque “identificamos la necesidad de las empresas del sector de incorporar las nuevas tecnologías a sus procesos”.

Software del nuevo sistema de vision artificial para embalajes
Software del nuevo sistema de visión artificial para embalajes.

Dentro de la iniciativa, el sistema óptico es capaz de realizar de forma automática y exhaustiva una serie de mediciones precisas a través de las representaciones tridimensionales de las piezas producidas, así como una inspección detallada de las desviaciones o posibles defectos. “Los embalajes se escanean por las dos caras a la vez, generando un modelo en 3D con el que se puede medir el espesor pulsando en cualquier punto de la pieza desde la aplicación informática que hemos desarrollado”, detalla el responsable técnico del proyecto en Nunsys, Emilio Ribes.

Por otro lado, el sistema supone una mejora en los embalajes, además de producir un ahorro de recursos significativo. En palabras de Pedro Martín, responsable de proyectos en Flome, esta tecnología “va a suponer para nosotros una reducción de tiempos y de costes, y nuestros clientes van a obtener una mayor confianza en que la calidad de nuestros productos cumple el 100% de los estándares establecidos para cada pieza”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here