Titanias negras para la eliminación de contaminantes en agua y aire

Universidad de Alicante, muestras de óxido de titanio
Muestras de óxido de titanio blanco y negro /UA.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alicante (UA) en colaboración con el Laboratorio de Nanotecnología Molecular (NANOMOL), han modificado el color del óxido de titanio mediante tintes negros para aprovechar sus aplicaciones medioambientales basadas en la luz solar. Esta modificación, efectuada gracias a la nanotecnología, permitirá utilizar esta sustancia para purificar el agua o mejorar la calidad del aire.

El dióxido de titanio, conocido como titania de color blanco, es un fotocatalizador muy utilizado en productos bronceadores y cosméticos, entre otros, por tratarse de un producto no tóxico y económico. Sin embargo, su actividad fotocatalítica disminuye bajo la luz solar. Gracias al método de síntesis obtenido por el equipo de investigación de la UA, liderado por Elena Serrano, las titanias negras muestran una actividad fotocatalítica mayor bajo los espectros de la luz visible y ultravioleta, aprovechando una gran parte de la radiación emitida por el Sol. “Nuestro reto ha sido ampliar la actividad de las titanias bajo radiación solar con una metodología de síntesis muy sencilla y económica ya que solo se necesita agua, alcohol y trabajar en condiciones muy suaves de temperatura”, explica Elena Serrano. Según la investigadora, han añadido un compuesto presente en tintes para el pelo durante la preparación del compuesto para obtener así las titanias negras.

Este compuesto modificado es capaz de trabajar como fotocatalizador para la purificación de agua y la eliminación de compuestos contaminantes orgánicos bajo el espectro de luz visible, lo que supone un avance en el tratamiento de aguas en plantas potabilizadoras y limpieza de piscinas. Además, este “polvo negro” aplicado en carreteras, fachadas o terrazas puede eliminar el óxido de nitrógeno y mejorar la calidad del aire. “Existen tecnologías y materiales similares que actúan como descontaminantes pero, en general, exigen la utilización de metales nobles como el oro o bien de procedimientos de síntesis muy complicados, ambos de elevado coste, por lo que la utilización de nuestras titanias negras es mucho más eficaz y rentable”, señala la investigadora de la UA.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here