Las startups de 2018 (I)

Recopilamos las diez empresas que, ya sea por sus reconocimientos obtenidos, su carácter disruptivo o su componente social, merecen el calificativo de startups del año. Amadix, GastrOleum, Sharecom, Byetick y Evana&tía conforman esta primera entrega

startups 2018

La trayectoria de Innovaspain ha estado estrechamente ligada a la evolución del fenómeno startup, que en los últimos años ha cobrado una dimensión significativa en España hasta el punto de que el Gobierno comunicó hace una semana que impulsará la llamada ‘Ley de startups’ a través de una consulta pública, donde recogerá las diferentes necesidades y sensibilidades del ecosistema. Con 2018 llegando a su fin, recopilamos diez startups que, ya sea por sus reconocimientos obtenidos, su carácter disruptivo o su componente social para mejorar la vida de las personas, merecen el calificativo de startups del año. Esta es la primera entrega.

Amadix: detectar el cáncer con años de antelación para evitar que aparezca

Fue la gran triunfadora del último South Summit. Un orgullo tanto para el emprendimiento femenino, ya que su líder es una mujer, como para la propia María Benjumea, impulsora del evento, que lleva años poniendo de manifiesto la necesidad de incorporar a mujeres que lideren proyectos en el ecosistema emprendedor español –algo que en este South Summit ha quedado reflejado como uno de los grandes logros, como anticipó el Mapa del Emprendimiento 2018–. Amadix logró imponerse entre los 100 presentados, primero como ganador de la categoría de Salud y en la última ronda como el triunfador absoluto de esta edición, pero como señala su fundadora Rocío Arroyo, “el verdadero reto es lograr acabar con el cancer”.

Esta es la razón de ser de esta startup biotecnológica de Valladolid, que ha sido capaz de desarrollar test no invasivos, mediante un simple análisis de sangre, para identificar las señales que emite el tumor, adelantarse a su desarrollo y poder prevenirlo. Todo ello influye en la mejora de la supervivencia de los pacientes y en su calidad de vida. “Alargar la vida de los pacientes es fundamental, algo que lamentablemente en muchos casos no sucede porque la enfermedad ya está avanzada”. Por ello, la estrategia de Amadix se basa en la identificación, desarrollo y comercialización de biomarcadores de última generación y para ello ha establecido una red de contactos con alrededor de 100 universidades, hospitales y centros de investigación en más de 20 países.

Amadix
Rocío Arroyo, CEO de Amadix.

Hasta ahora, el diagnóstico por imagen, la radiografía, o una biopsia, detectan el tumor cuando ya están los síntomas en el paciente. “Hemos logrado adelantarnos a esta situación”, celebra Arroyo. Su producto más avanzado, Colofast, es un test sencillo y preciso para la detección temprana del cáncer de colon, capaz de detectarlo en estadios muy tempranos (entre 8 y 10 años antes de que aparezca) y por tanto eliminar los pólipos antes de que se transformen en un tumor maligno. Colofast cuenta además fondos del programa para Desarrollo e innovación de la Unión Europea Horizonte 2020.

La startup también trabaja en el diagnóstico temprano del cáncer de pulmón y páncreas. “Por supuesto que queremos extendernos a otros tipos de cáncer y seguir mejorando, a través de recursos y tecnología, en la precisión de nuestros sistemas”, cuenta Arroyo. Desde 2010, la empresa ha realizado ensayos clínicos con más de mil pacientes en más de veinte hospitales, como validación en España, Alemania y Polonia. “Empezamos dos personas y ahora somos un equipo más grande, 13, la mayor parte son investigadores, tenemos una persona en Estados Unidos y una persona de Taiwan que nos está abriendo mercado en China”, revela Arroyo, que considera fundamental la colaboración y la inversión para continuar avanzando en el proyecto. “Los emprendedores sabemos lo que es salir de la oficina, de nuestra zona de confort. Es bueno detectar la competencia y también crear sinergias con ella. Estamos convencidos que seguiremos contribuyendo a mejorar la vida de los pacientes”, apunta.

GastrOleum, la app que desvela los secretos del aceite de oliva virgen extra

Cuando llegaron al mercado hace apenas dos años lo dejaron claro en su carta de presentación: no nacemos para ser una guía de aceites. Y, efectivamente, GastrOleum no solo alberga una extensa base de datos de aceites de oliva vírgenes extra (aoves) geolocalizados en un mapa interactivo y clasificados en función de su intensidad en nariz y boca, sino que incluye una serie de recetas y técnicas de cocina elaboradas con excelentes vírgenes extra, así como restaurantes, trucos y consejos proporcionados por chefs de prestigio.

“Detectamos que había cierto desconocimiento sobre el aove en España y que mucha gente no sabía usarlo correctamente”, explica Vanesa López. Extraño (o quizá no tanto), puesto que España lidera el mercado mundial –con un 44% de la producción total y unas exportaciones que en 2016 superaron los 3.000 millones de euros–, lo cierto es que la plataforma es pionera a la hora de difundir la cultura del aceite. “A raíz de GastrOleum han surgido otros proyectos similares, lo que significa que aportamos una solución innovadora al mercado”, asegura López.

GastrOleum.

Entre sus objetivos se encuentran enseñar a los usuarios (cocineros, profesionales de la hostelería y consumidores, entre otros) a utilizar debidamente el aceite de oliva virgen extra en la cocina y a extraer de esta materia prima toda su potencialidad, divulgar la cultura del virgen extra entre el público a través de las nuevas tecnologías y conseguir incrementar su demanda mundial mediante conversaciones participativas sobre sus usos gastronómicos y conectar dos mundos paralelos (aove y gastronomía), mediante contenidos multimedia como links, galería de imágenes, audios, vídeos, notificaciones push y elementos interactivos.

Sharecom: la herramienta para que los millennials controlen el reparto de gastos en planes conjuntos 

“Imagina que viajas a Ibiza con los amigos y uno se encarga de pagar el vuelo, otro el hotel y otro la cena. Al final hacer cuentas lleva su tiempo y cuadrarlas puede resultar complicado. Con Sharecom estos pequeños problemas se acaban”. Con estas palabras, Eduardo Martín resume el proyecto que acaba de convertirse en ganador del Master Challenge, iniciativa integrada en la Cátedra Santander–The Valley. La herramienta está dirigida a los millennials para que controlen el reparto de gastos en planes conjuntos de manera automática y desde distintos bancos.

“Si por algo se caracterizan los millennials es por querer vivir experiencias. Con Sharecom intentamos unir un target que nos interesa junto a las fintech, cada vez más en auge y que están ganando la confianza de los jóvenes en detrimento de la banca tradicional”, indica Martín. La aplicación móvil permite compartir los costes de forma sencilla y segura, independientemente de la entidad bancaria a la que pertenezca cada uno de los integrantes. Se trataría de la primera herramienta en automatizar el proceso de pago abarcando clientes de bancos distintos.

Foto de equipo de Sharecom.

De este modo, Eduardo Martín, Bárbara Escobar, David de la Rica, Tamara Benito, Manuel Vacas y Rubén José Corzo, alumnos de la 11ª edición del Máster en Digital Business y autores de este proyecto, han conseguido una matrícula, financiada por la entidad bancaria, para realizar una de las especializaciones disponibles en The Valley: Internet of Things, Analytics & Big Data, eCommerce o Growth Hacking & CRO. “Queremos avanzar en el app y encontrar un partner de futuro que nos haga seguir creciendo en el producto”, avanza Martín.

Byetick, la app que almacena y gestiona los tickets de compra de forma digital

Almacenar y gestionar los tickets de compra digitalmente y simplificar las devoluciones o cambios de productos son las principales ventajas de Byetick, plataforma creada por Alfonso Rubio, un joven ingeniero en tecnologías industriales que ha hecho del Big Data su aliado de éxito. La app supone un ahorro del 70% del consumo de papel por parte de los comercios y grandes superficies, además de “suponer un avance importante en el respeto al medio ambiente”, como explica su fundador.

Alfonso Rubio, cofundador de Byetick.

Byetick quiere dar un giro radical a los hábitos de compra de los consumidores mejorando la experiencia de usuarios, además de proporcionar a las empresas que integren su herramienta la posibilidad de enviar ofertas y promociones personalizadas a los clientes y ahorrar miles de euros en todo el proceso de gestión de tickets. “Para ciertas cosas, el papel ha quedado obsoleto y en un mundo lleno de cambios la digitalización es algo fundamental para diferenciarse”, cuenta Rubio, que acaba de obtener el primer premio del VIII Encuentro Nacional Explorer (ExplorerDay), uno de los mayores eventos de emprendimiento universitario de España.
Tras competir en el reto ’10UpCorners’, un mercado de ideas en el que 10 Explorers seleccionados entre más de 900 participantes expusieron su proyecto en una zona de stands con la finalidad de obtener financiación ficticia por parte de los asistentes, Rubio se posicionó entre los tres finalistas para pasar a la fase del ‘Final Pitch’, donde en palabras del jurado “demostró una gran habilidad para defender el potencial y escalabilidad de su idea de negocio”.

Evana&tía: el bolso de piel que empodera a las mujeres en riesgo de exclusión laboral

Todo comenzó en el Masteryourself de Teamlabs, iniciativa para reorientar la trayectoria profesional a través del emprendimiento en equipo de proyectos innovadores propios, donde a Gloría María Concha, tras viajar por diferentes lugares del mundo, decidió aportar su enésimo grano de arena para mejorar la situación laboral y social de la mujer: empoderar a mujeres en riesgo de exclusión laboral. De esta forma nació Evana&Tía, firma de bolsos de piel y complementos.

Tras más de 20 años en el mundo profesional, la cofundadora confiesa que “sigo sin entender cómo es posible que en pleno siglo XXI haya desigualdad y falta de oportunidades para la mujer” (según el último informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada, las mujeres por encima de 45 años son las más afectadas por el desempleo de larga duración en España). Junto a su sobrina Eva Alonso (de ahí el nombre Evana&Tía de la empresa) fundó en 2017 una idea que “es más que una firma de moda, es un estilo de vida: el de la solidaridad”.

Imagen de uno de los productos de la firma.

El primer colectivo vulnerable con el que ya trabaja Evana&Tía es el de las mujeres que se encuentran en el módulo de madres del Centro Penitenciario de Aranjuez (Madrid). Allí, la firma ha instalado su propio taller, en el que las internas llevan a cabo la última fase de producción de los bolsos. Las mujeres cobran un salario digno mientras desarrollan una tarea distinta a la que se les suele plantear dentro de la prisión. “Lo triste en la mayoría de estos casos no es que no tengan un futuro, sino que tampoco tienen un presente. Todos podemos cometer errores y la sociedad tiene que brindar una segunda oportunidad”, reclama.

El objetivo de las fundadoras es demostrar la importancia que tiene conocer la historia que hay detrás de los productos que compramos. “Es otra forma de consumir y de crear impacto. En nuestro caso, sabiendo que el bolso que llevas colgado lo ha hecho una mujer con todo su cariño, amor y talento”. Actualmente, la firma cuenta con 4 diseños de bolsos en distintos colores, además de complementos. Todos ellos con una gran calidad, ya que la primera fase de producción se desarrolla en Ubrique, reconocido municipio andaluz en la producción de piezas de piel. “En este primer año el crecimiento está siendo muy sostenido y nuestro objetivo se está cumpliendo. Pero tenemos que seguir contribuyendo para que el emprendimiento social se consolide en España”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here