[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Silvia Raga (DyCare): "Me siento orgullosa de vivir el gran cambio de la salud digital con un producto vanguardista"

La compañía ha desarrollado ReHub, la plataforma que revoluciona el proceso de rehabilitación en remoto de pacientes con problemas músculo-esqueléticos
silvia raga dycare rehabilitación fisioterapia rehub plataforma
Silvia Raga y Ricardo Jauregui, fundadores de DyCare.

Silvia Raga (CEO) y Ricardo Jauregui (CTO), cofundadores de DyCare, detectaron que existía mucho margen de mejora en el desarrollo de nuevas tecnologías orientadas a la rehabilitación. Ambos habían vivido experiencias personales poco satisfactorias. “Después de varias sesiones de rehabilitación constatamos que no existían equipos o sistemas que midieran de forma objetiva el grado de mejora obtenido”, explica Raga a Innovaspain.

Con el propósito de empezar a cambiar las cosas, lanzaron un primer dispositivo que aunaba sensores y algoritmos en un software que les aportó un aprendizaje notable para dibujar qué querían que fuera DyCare de mayor. Sabían que el mercado necesitaba una herramienta que permitiera a los pacientes llevar cabo de forma remota una rehabilitación segura, eficaz y medible bajo la supervisión constante de un profesional. Así nacía la plataforma ReHub en el año 2018.

ReHub

Los datos objetivos que avalan la apuesta de DyCare se multiplican. “El gasto sanitario no es sostenible. En 2050, 8 de cada 10 personas necesitarán un proceso de rehabilitación y los recursos humanos son limitados. No podemos seguir pensando como ahora en servicios one to one. Con ReHub ayudamos a que la rehabilitación pueda hacerse en casa, pero no de cualquier manera”.

La plataforma -en el que quizá es su principal valor diferencial frente a la competencia- está certificada como dispositivo médico. Esto significa que ha atravesado un proceso de validación y estudios clínicos que aseguran su robustez y eficacia. ReHub muestra un entorno donde el profesional de la rehabilitación y la fisioterapia puede diseñar un programa terapéutico para cada paciente y seguir su progreso de forma precisa. Aunque la plataforma reúne una biblioteca con más de 1.500 posibles ejercicios, cualquier profesional puede subir a ReHub sus propios programas de rutinas. “El grado de personalización es extremo”, añade Silvia Raga.

Disrupción tecnológica

La ingeniera considera que un punto más a destacar frente a otras opciones es el amplio abanico que DyCare ofrece para monitorizar a los pacientes. “Convertimos la plataforma en una herramienta trasversal de máxima flexibilidad”. Como apunta Ricardo Jauregui, a ello ayuda el empleo de sensores inerciales -patentados por DyCare al ser los únicos que capaces de medir movimiento y fuerza- que, a través de Bluetooth, registran en tiempo real todos los movimientos del paciente para que el profesional tome decisiones.  

La compañía usa distintas técnicas de inteligencia artificial. “Gracias a la tecnología computer vision (a través del smartphone, la tablet o el PC del paciente) nuestros algoritmos entregan un feed back inmediato después de traquear 74 puntos del cuerpo humano. Sabemos cuando un paciente lo está haciendo mejor o peor, quiénes tendrán una adherencia más firme al tratamiento y quiénes serán ‘malos’ pacientes. También qué tratamientos o terapias están demostrando mayor eficacia”, añade el CTO y cofundador de DyCare. El paciente también tiene la opción de cargar diferentes vídeos y hacer los ejercicios fijándose en las imágenes a modo de espejo. En este caso, DyCare mide el tiempo de ejecución.

La pandemia

Junto al potencial inherente de ReHub, el despegue de DyCare se vio favorecido por la pandemia y sus imposiciones. “Desde antes del COVID-19, ofrecíamos una ventaja competitiva para los hospitales y las grandes clínicas. A raíz de la pandemia, nos contratan más porque necesitan incrementar la productividad: atender a más pacientes y mejorar su experiencia, bajar el tiempo de las listas de espera y reducir costes. Con la plataforma respondemos a estas demandas”, asegura Silvia Raga.

Por ejemplo, DyCare llegó al Hospital Vall d'Hebron (Barcelona) en plena pandemia. Seis meses después, las listas de espera se habían reducido en un 15 %. “No olvidemos que el sector de la rehabilitación fue uno de los más impactados por el virus. Los centros y los gimnasios cerraron, fue imposible seguir con el proceso de recuperación y las soluciones improvisadas (básicamente videollamadas) no fueron suficiente. Damos la opción de manejar de manera inteligente una gran cantidad de información de cada paciente. Hemos terminado con el miedo a no tener contacto directo. Hoy, los profesionales nos dicen que con ReHub se sienten en casa del paciente”. 

Planes

En febrero de este año, DyCare cerró una ronda de financiación de 1,3 millones que se unen al impulso económico de CDTI y ENISA. La ayuda de esta última (Raga es una de las beneficiadas por el programa Emprendedoras Digitales, de ENISA) contribuirá a consolidar el apartado comercial, el canal de distribución de la plataforma, y a mejorar la tecnología mientras ReHub sigue creciendo.

“Pretendemos consolidar nuestro liderazgo en España y que ReHub sea la plataforma de referencia en los hospitales del país”, asegura Silvia Raga. “También queremos asentarnos en distintos mercados europeos y dar el salto a México y Colombia”. Además, DyCare ha encontrado en las aseguradoras (ya trabajan con DKV y FIATC) una nueva tipología de cliente. “Empiezan a elegir nuestra solución para dotar a sus clientes de un nuevo modelo asistencial mediante tele rehabilitación”. 

Vocación

Ingeniera Biomédica por el Politécnico di Torino (Italia), Silvia Raga completó su formación con un MBA en EAE Business School. “A nivel personal, he vivido muchas dificultades de salud en mi familia que me llevaron a estar muy atenta a todo aquello que pudiera mejorar la calidad y la esperanza de vida de las personas. Cuando decidí estudiarla, la Ingeniería Biomédica era una nueva carrera. Me atrajo la idea de unir la ingeniería con las tecnologías de la salud”.

En su trayectoria, ha pisado el terreno med-tech en empresas y hospitales como Sant Pau (Barcelona). “Me siento orgullosa de vivir el gran cambio del sector de la salud digital y de poder liderarlo con un producto vanguardista”. ¿Emprender es como esperaba? “No es fácil, eso seguro. Pero también apasionante, y no estoy sola. Tengo los mejores compañeros de viaje. Ricardo y el resto del equipo hacen que todo fluya y podamos crecer”.

Relacionadas