Santander
Xavier Codó

Siete tendencias en tecnología digital para 2021 que debes conocer

Por Xavier Codó, vicepresidente y director general de Mitek en Iberia & Latam

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Sabemos desde hace años que la tecnología y la digitalización jugarán un papel clave en el futuro social, empresarial y económico, pero nunca hubiésemos previsto la necesidad por acelerarlo tanto debido a una pandemia mundial. El año pasado fue como un estallido que llevó a los directivos de las empresas a aplicar cambios instantáneos para adaptarse a una transformación abrupta de lo que conocíamos. Y seguimos: las tendencias en tecnología digital siguen evolucionando en 2021.

Los continuos cierres de comercios a pie de calle, sucursales bancarias y otros servicios, han conducido a un importante volumen de gente hacia el espacio virtual. A las generaciones más jóvenes se han sumado nuevos clientes digitales, obligando a las compañías a suplir este auge con la mayor rapidez y confiabilidad posible. Tecnologías como la inteligencia artificial (IA), el aprendizaje automático o el cloud están en pleno crecimiento, y nutren algunas de las tendencias tecnológicas de este año.

Algunas de las principales tendencias en 2021

A continuación, explico siete tendencias en tecnología digital que marcarán en gran medida 2021.

Una nueva experiencia de cliente

La presencia creciente de usuarios en el plano online significa garantizar una experiencia de cliente a la altura, que sea veloz, agradable y segura. Cuidar de los procesos de onboarding, por ejemplo, será cada vez más importante, teniendo en cuenta que se trata de la primera impresión que un nuevo usuario tendrá de una aplicación, servicio o marca. Asimismo, la comunicación dejará de ser unilateral y hará uso de los datos para poder hacerla más precisa y personalizada.

El blindaje de la privacidad

Los consumidores quieren saber que su privacidad está protegida, especialmente ahora que el uso de los servicios digitales ha pasado de ser una opción a una necesidad. Por poner un ejemplo reciente, la aplicación de mensajería WhatsApp ha acabado retrasando la actualización de su política de privacidad cerca de cuatro meses debido al revuelo formado por los nuevos términos. La empresa ha confirmado que seguirá protegiendo las conversaciones personales con cifrado de extremo a extremo.

Expansión de espacios inteligentes

Los espacios inteligentes, con especial énfasis en las smart cities, se han disparado. Cada vez más instituciones, entidades y organizaciones coinciden en la necesidad por reinterpretar el funcionamiento de las ciudades, del papel que juegan los edificios, la distribución logística, la identificación de los ciudadanos y los servicios disponibles y accesibles desde los dispositivos móviles. También es el momento de aplicar cambios profundos en el hogar y en los nuevos entornos de trabajo.

Inteligencia artificial con inteligencia humana

La colaboración entre personas, datos e inteligencia artificial marcará el comienzo de una transformación de la forma en que trabajamos y vivimos. Ya sea para facilitar la vacunación masiva o para agilizar procesos de trabajo realizados en remoto, la IA y el aprendizaje automático combinados con el conocimiento humano es capaz de impulsar las mayores innovaciones. El criterio, la ética y la creatividad son algunos de los factores que ayudarán a las personas a ser mejores profesionales de la mano de la tecnología.

Crecimiento de los pagos online

Una tendencia que continuará este año es la necesidad de que las personas y los negocios apuesten por los pagos digitales. Desde el punto de vista sanitario, hacer uso de métodos sin contacto ya es un elemento de peso como para considerarlo, pero no es menos cierto que el retail atraviesa un momento complicado y que modernizarse siempre puede jugar a favor. Veremos nuevos conceptos de tienda, un aumento de la omnicanalidad y un uso mucho más activo de tecnologías digitales en general.

La verificación de la identidad digital

El uso de servicios digitales implica que las personas se den de alta en procesos que pueden pecar de no contar con las mejores medidas de seguridad. Una de ellas es la verificación de la identidad digital, que crece cada vez más ante el significativo aumento del fraude y la estafa online. Con soluciones de este tipo, es posible verificar la identidad de una persona y comprobar que realmente es quien aparece en su documento de identidad, evitando así millones de euros en pérdidas y la caída de la reputación.

Automatización y optimización de tareas

Ante el volumen creciente de datos y la necesidad por operar deprisa, las empresas se ven en la situación de tener que agilizar y optimizar procesos. Las soluciones de automatización tienen mucho que decir en este sentido, pues brindan la capacidad de operar de forma independiente, sin descanso, para descargar tareas mecánicas a los empleados y darles un mayor espacio para la creatividad y otros roles. En este aspecto, la inteligencia artificial apunta a ser aún más esencial.

Más T-EX

Suscribete a nuestra newsletter semanal