presentacion informe ASEBIO

La facturación de las empresas biotecnológicas españolas sigue creciendo y ya supone el 10,35% del PIB español, según se desprende del Informe Anual 2015 presentado por la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO). El documento recoge los últimos datos de este sector en España, de los años 2014 y 2015 y refleja un claro auge de este sector, que antes de la crisis sólo suponía para España el 2,98% de su PIB.

El sector también recoge buenos datos en cuanto al empleo, que ha crecido el 2,91% hasta los 177.973 trabajadores, y en la cifra de negocios, que han alcanzado los 107.788 millones de euros en 2014, un 13,28% más respecto al año anterior. Unas cifras por las que el presidente de ASEBIO, Jordi Martí, ha asegurado que “es el momento de introducir reformas estructurales” que favorezcan la innovación y ha instado a los partidos políticos a firmar un pacto por la ciencia y ha señalado la necesidad de un respaldo “tanto político como de regulación que funcionen como facilitador del negocio biotech”.

De todos los negocios alcanzados en el sector, algo más de la mitad (51,55%) vienen de empresas que consideran la biotecnología como una línea de negocio secundaria, mientras que el 41,40% es generado por empresas donde la biotecnología supone una herramienta necesaria para la producción. El 7% restante tiene que ver con las empresas estrictamente biotecnológicas. En este sentido, Martí ha explicado que “en el sector biotecnológico, tenemos perfiles de empresas muy variados, con necesidades diferentes, pero todas comparten dos problemáticas: las PYMES, el acceso a la financiación; y las de mayor tamaño, el acceso a la innovación”.

En cuanto al número de empresas que realizan actividades relacionadas con la biotecnología el informe señala un descenso del 3,14% hasta las 2.742, siendo 628 (un 13% más) las que han desarrollado la biotecnología como actividad principal y/o exclusiva. Además, en estas empresas, el empleo cae el 6,90% y la facturación sube el 6,75% hasta los 7.591 millones de euros. Isabel García, directora de Operaciones de ASEBIO, ha matizado que, a pesar de “algunos signos de debilidad”, el empleo muestra unos “datos sostenidos” que pueden implicar “un cambio de tendencia”.

El informe también refleja que en 2015 se registraron 182 alianzas, de las que el 50% involucraban a otra empresa biotech, el 25,27% a una empresa usuaria de la biotecnología y casi el 62,09% se realizó también con otro tipo de organizaciones.

Otro dato positivo que destaca ASEBIO es el creciente apoyo de la administración pública al sector y que la inversión interna privada en I+D en biotecnología haya subido tras dos años de caída, hasta los 533,8 millones de euros en 2014. En cambio, donde se ha registrado una bajada es en el número de patentes publicadas en el sector, que se quedaron en 905. Y en cuanto a las publicaciones científicas de empresas españolas se han computado un total de 205 impactos.

Cataluña a la cabeza

Por comunidades autónomas, Cataluña continúa un año más a la cabeza con la mayor concentración de empresas usuarias de biotecnología con un 21,21%, seguida de Andalucía (11,83%) y la Comunidad de Madrid (11,52%). En total, de las 52 empresas biotecnológicas abiertas en España durante 2015, 19 son de Cataluña, que encabeza también esta lista por delante de País Vasco, Andalucía y Galicia.

Por sectores, en cuanto a las empresas usuarias de biotecnología, predominan las dedicadas a la alimentación (62%) por encima de las de salud humana (25%), mientras que si se atiende a las compañías estrictamente biológicas, el orden se invierte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here