Sara Correyero cofundadora ienai space

Ingeniera Aeronáutica, doctora en Mecánica de Fluidos, Sara Correyero suma a su condición de mujer STEAM la inquietud por emprender. La cofundadora de ienai Space, empresa del nodo UC3M-ESA BIC Madrid Region que innova en el Parque Científico UC3M, participó ayer en la III edición del programa ‘Ciencia y Tecnología en Femenino’, la iniciativa de APTE en la que colabora la Universidad Carlos III de Madrid.

Correyero admitía que le sigue sorprendiendo el escaso número de mujeres que optaron por su especialización. “Me pregunto por qué tan pocas eligieron este camino y creo que se debe a la falta de referentes actuales. Las niñas y las jóvenes necesitan conocer casos reales de mujeres activas. Existen, pero carecen de visibilidad. Todo el mundo conoce a Elon Musk, pero pocos saben quién es la presidenta de SpaceX. Gwynne Shotwell es además jefa de operaciones, la que provoca que todo funciona y una comunicadora excepcional”, añadía Sara Correyero.

ienai Space

En su caso, creció en un entorno familiar favorable a que optara por su verdadera vocación. “Es importante que crean en ti. Jamás me pusieron ninguna limitación, las limitaciones nos las imponemos nosotras”. Otro techo, el de la disrupción, es el que quieren romper en ieanai Space. “La tecnología espacial reporta innumerables beneficios a la sociedad: lucha contra el cambio climático, telecomunicaciones, internet de las cosas”.

En la joven empresa que comanda Sara Correyero detectaron que solo el 10 por ciento de los satélites puestos en órbita incorporan propulsión a bordo. El resto no puede maniobrar y una vez concluye su vida útil se convierten en basura espacial. “Hemos desarrollado un cohete de muy fácil integración en cualquier plataforma. Queremos que la industria evolucione de manera más eficiente y sostenible”.

Sara Correyero invitaba a las más jóvenes a seguir sus pasos. “Nada más bonito que hacer una tesis doctoral y emprender. Necesitamos más emprendedoras que sigan el modelo americano de no tenerle miedo al fracaso. Pase lo que pase después, poner en marcha una empresa nos llevará por un camino de aprendizaje en el que además encontrarán muchos buenos compañeros”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here