En la media distancia está la virtud

Renfe media distancia

La alta velocidad española no necesita de grandes distancias para hacerse notar. De hecho, Renfe también se ha hecho grande con sus viajes a media distancia, una longitud con la que siguen acercando a España. Este tipo de servicios, llamados Avant, permiten aprovechar la mayoría de los beneficios de la alta velocidad ferroviaria solo que entre poblaciones cercanas y con unos competitivos tiempos de viaje. Además, estos servicios ofrecen una gran rapidez y confort, y aunque comparten características con los trenes Ave, cabe decir que su diseño no es similar, ya que los de Avant han sido creados para encargarse de otro tipo de viajes.

Fue en 1992 cuando aparecieron estos servicios en España, lo que demuestra que tanto en distancias largas como en medias, la alta velocidad ha convivido sin problemas. Concretamente, esta última se puso en marcha el 18 de octubre de ese año; este primer servicio, llamado entonces Lanzadera, viajaba entre Madrid y Puertollano, con parada en Ciudad Real. Todas estas capitales quedaron conectadas en 55 minutos.

Ahora, 25 años después, son más de 7 millones los viajeros que utilizan los servicios de la alta velocidad en media distancia. Según datos proporcionados por Renfe, solo durante el primer semestre del 2017 este tipo de servicios acumularon casi 4 millones de viajeros –3,9 millones–, un 6,7% más que en el mismo periodo en el año anterior. Cabe decir que el total final de viajeros en el 2017 fue de 7,4 millones, una cifra que parece que se superará en el año del 25 aniversario. En este cuarto de siglo, han sido más de 32 los millones que han viajado por las vías de la media distancia.

Madrid-Toledo, Barcelona-Girona-Figueres, Barcelona-Camp de Tarragona-Lleida, Málaga-Córdoba-Sevilla, Madrid-Segovia-Valladolid, A Coruña-Ourense-Santiago, Calatayud-Zaragoza y Valencia-Utiel-Requena son, de momento, las nueve trayectorias de la alta velocidad de media distancia de nuestro país.

Todos estos millones de personas que viajan con los servicios Avant responden a un curioso perfil: mujer, de más de 35 años, asalariada y con estudios universitarios. Asimismo, según los hábitos de viaje, el 54,7% de los viajeros son “muy frecuentes”, es decir, que utilizan estos trenes mínimo una vez a la semana. Por otro lado, el 60% de los viajeros lo utilizan los días laborables: El motivo principal ­–y lógico– del viaje es el de acudir a su lugar de trabajo. Y si bien el tipo de billete más utilizado es el de Ida/Vuelta, el 28,1 % de los viajeros utilizan los abonos (Tarjeta Plus, Tarjeta Plus 10 y Tarjeta Plus 10 Estudiante), con los que pueden beneficiarse de descuentos por ser clientes habituales.

Puntualidad, duración, sostenibilidad… Todos estos atributos hacen de Avant un servicio con una alta aceptación entre la población española. De hecho, según la última encuesta de calidad –realizada en el año 2015–, los clientes puntúan con un notable alto este servicio. De hecho, el 90% de los usuarios dice estar “muy” o “bastante” satisfecho con él.

Y aunque no sea el medio de transporte de media distancia líder entre los españoles, sí que cuenta con un altísimo apoyo en la sociedad, pues desde hace 25 años sigue acercando –y cada vez más– los rincones de este país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here