El proyecto OPERA y la apuesta por la energía undimotriz

Proyecto OPERA, energía undimotriz

El Ente Vasco de la Energía y Tecnalia participan en el proyecto OPERA, una investigación conjunta que pretende desarrollar la tecnología necesaria para el aprovechamiento óptimo de la energía de las olas. Mediante un generador de energía de olas en condiciones reales, se recogerán y analizarán los datos de operación del dispositivo en el mar durante un mínimo de dos años. Financiado por la Unión Europea en el contexto del programa Horizon 2020, el proyecto permitirá una reducción en los costes de operación en el mar y abrirá el camino a una reducción a largo plazo de más del 50%, acelerando el establecimiento de este tipo de energía renovable.

A lo largo de los años se han llevado a cabo sistemas para aprovechar la energía procedente del movimiento marítimo, es decir, de las olas. La mayor parte de estos sistemas son cuerpos en los que la ola produce un movimiento oscilante alternativo (de arriba a abajo o de delante a atrás). Uno de los sistemas más desarrollados es el de “columna de agua oscilante”, mediante el cual se consigue la energía gracias al movimiento de la columna de agua en el interior de una estructura hueca abierta por su parte inferior. El movimiento de las olas desplaza aire alojado en la cámara interior que es expulsado por un orificio en la parte superior donde se coloca una turbina para generar la electricidad.

Partiendo de esta base, OPERA quiere aprovechar este sistema para recoger y analizar datos en un entorno real, en dos infraestructuras del País Vasco impulsadas por el Ente Vasco de la Energía, la planta de demostración de Mutriku y el laboratorio de ensayos en mar abierto Bimep. Hasta el momento, ha habido muy pocas experiencias en mar abierto, algo esencial para conocer el comportamiento de los dispositivos y reducir los costes de la energía. Los datos recogidos, tanto en la planta de energía de las olas de Mutriku como en la plataforma marítima Bimep, se compartirán con todos los agentes involucrados en el desarrollo del sector de la energía undimotriz.

Según Pablo Ruiz-Minguela, responsable de Energía de las Olas de la División de Energía y Medio Ambiente de Tecnalia, los objetivos de OPERA son acelerar el establecimiento de estándares internacionales entorno a este tipo de renovable, reducir incertidumbres y eliminar riesgos tecnológicos y medio ambientales, tanto en las operaciones marítimas como en el modelo de negocio. Ruiz-Minguela asegura que “las futuras plantas de energía undimotriz necesitarán infraestructuras de evacuación eléctrica hasta costa”, con cables eléctricos soterrados en el fondo marino sin impactos ambientales. Con respecto a la línea medio ambiental también afirma que “el riguroso proceso de obtención de las autorizaciones necesarias para la instalación de este tipo de dispositivos en mar garantiza que las plantas de energía undimotriz no presentan riesgos para el medio marino (fauna y flora) y la navegación”. Por último, el investigador afirma que no solamente se espera que las plantas de energía undimotriz generen energía limpia y sostenible, con la consecuente reducción de emisiones, sino también “empleo local de alto valor añadido tanto durante la fase de fabricación así como la de producción”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here