coche electrico plan moves

Más de un millón de coches eléctricos circulan hoy por toda Europa. Una de las causas de este progreso han sido las ayudas repartidas por los diferentes gobiernos europeos, tanto para la compra como para la mejora de las infraestructuras. En España, el Gobierno aprobó el pasado 15 de febrero por decreto ley el Plan MOVES, con 45 millones de euros destinados a la compra y mejora de infraestructuras para el coche eco. ¿Pero es este plan lo que realmente necesita el sector? Según un estudio elaborado por el comparador financiero HelpMyCash, el vehículo eléctrico no acaba de integrarse entre la sociedad española. Una de las principales causas es que son más caros y cuentan con una infraestructura y una autonomía insuficiente como para poder competir con el coche de combustión.

Pese al dinero invertido en el desarrollo del vehículo no contaminante, España se encuentra a la cola en la concesión de ayudas a la movilidad sostenible. Países como Francia e Italia están ofreciendo subvenciones de hasta 6.000 euros por coche, mientras que Alemania destina un máximo de 4.000. La pregunta que esto suscita es: ¿cómo se puede decir que en España las rebajas en el precio de los automóviles son menores que en el resto de Europa? Desde HelpMyCash explican que "esto ocurre porque el dinero total que el Gobierno de España destina a este fin es menor que el asignado por la mayoría de los gobiernos de la Unión Europea". O traducido en cifras: de esos 45 millones únicamente entre el 20% y el 50% se destinarán a incentivar la compra, así que solo un máximo de 4.090 compradores podría optar a estas ayudas.

Como complemento a las subvenciones otorgadas por el Estado, algunos bancos han decidido introducir en sus carteras créditos sostenibles con los que poder pagar a plazos este tipo de vehículos, que además son los créditos coche más baratos. Según datos del estudio elaborado por HelpMyCash, el coste de financiar un coche eléctrico es de media un 30% más barato que el de financiar un coche diésel o gasolina. Y es que el interés medio del crédito coche eco se sitúa en un 4,72% TIN, frente al 6,21% TIN del préstamo para automóviles tradicionales.

Desde HelpMyCash concluyen que en España "aún queda mucho camino por recorrer en cuanto a medidas para incentivar la compra y el uso del coche eléctrico". Palabras que refuerza el presidente de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE), Salvador Ejarque: “es mejor que haya ayudas, pero tal y como están montadas, no provocan una acción realmente captadora para que la ciudadanía migre a la movilidad eléctrica”. De este modo, y aunque desde el Ministerio de Transición Ecológica se quiera poner fin a los coches de combustible antes del año 2040, solo el tiempo resolverá si España será capaz de cumplir ese objetivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here