Banco Santander
Con la colaboración de
Institución Educativa Sek
Los jóvenes universitarios y preuniversitarios creen que las universidades no permite encontrar trabajo.

Pesimismo en la Universidad: acabar la carrera y no encontrar trabajo

Preocupa entre los jóvenes la falta de prácticas y de salidas profesionales, según encuestas de la Fundación Universidad-Empresa y de Young Business Talents
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Que seis de cada diez universitarios sientan que no salen preparados para el mercado laboral cuando acaban la carrera o que casi la mitad de jóvenes sea pesimista respecto a la situación laboral en los próximos cinco años son algunos de los síntomas de la brecha entre educación superior y mercado laboral que han quedado reflejados en dos encuestas realizadas entre marzo y abril de este año. La primera resulta del VII Informe Young Business Talents sobre las actitudes y tendencias de los jóvenes preuniversitarios españoles. La segunda es una encuesta realizada a universitarios por la Fundación Universidad-Empresa (FUE).

“Es una frustración tremenda”, sentencia Carmen Palomino, COO de la Fundación Universidad-Empresa. Esta institución lleva más de 47 años siendo nexo entre universidad y empresa. El análisis de Palomino se centra en la “dificultad” de las universidades en “incorporar a sus planes de estudio los conocimientos y habilidades que demandan las empresas”. Como resultado, el 90% de los 431 encuestados opina que es “necesaria” una formación adicional para adecuar su perfil a lo que demandan las empresas. En la práctica, se reduce hasta el 22,5% el número de estudiantes que asegura dedicarle más de 4 horas a la semana a la formación complementaria.

Si ya la situación pinta mal en universitarios con aspiraciones de encontrar trabajo al acabar la carrera, no mejora en los jóvenes preuniversitarios. “El pesimismo se combate teniendo más oportunidades de empleo. Todos saben que la mitad no va a encontrar trabajo. Es muy fuerte”, expresa Mario Martínez, director de Young Business Talents. En este informe, promovido y realizado por ABANCA, ESIC Business and Marketing School, Herbalife Nutrition y Praxis MMT, el 43,3% de los jóvenes se siente pesimista y cree que la situación laboral será peor o mucho peor en un futuro.

El dilema entre elegir Universidad o FP

Tres de cada diez universitarios preguntados por la FUE admiten que, si pudieran volver atrás, hubieran elegido matricularse en Formación Profesional (FP). Los datos se contraponen con los de Young Business Talents, que fija en un 69,4% los jóvenes que quieren estudiar una carrera universitaria. El pesimismo, si se toman como referencia los datos de ambos estudios, aparece una vez se acerca el estudiante al final de su carrera. O lo que Palomino reproduce con otras palabras.

“En momentos como el actual es donde tanto universidad como empresa deben ayudarse y apoyarse mediante un diálogo constante”. En fomentar esa relación está la FUE, para que ese “esfuerzo” que han invertido durante años se traduzca “en futuro profesional”.

Aunque no cree que haya un refuerzo de la imagen de la FP en detrimento de la universidad. “Hablamos de perfiles diferentes para necesidades diferentes por parte de las empresas. Muchas compañías encuentran en la FP perfiles técnicos de estas carreras muy enfocados a sus necesidades. En menor tiempo y muy vinculados a la realidad empresarial”.

Sacyr

Pero esa sensación de lejanía entre universidades y empresas, que admite Palomino, no se corresponde con las intenciones. “Las empresas se están dando cuenta de que su futuro está en las universidades si quieren avanzar y crecer como organizaciones”.

“Tienen muchas puertas abiertas, pero sólo pueden elegir un camino y, tras este paso, tener la sensación de que todo el esfuerzo invertido no sirve para nada es agotador”, razona Palomino.

Pocas prácticas

Young Business Talents también contribuye a fomentar esa experiencia previa de los jóvenes para atender las necesidades del mundo empresarial. El programa que impulsa esta iniciativa “recrea la realidad, pero la controla”, apunta Martínez. Sirve, en definitiva, “para adquirir experiencia y fomentar el desarrollo de habilidades”.

La falta de prácticas durante la carrera condiciona, consideran los universitarios que participaron en la encuesta de la FUE, su futuro. Un 60% de estos cree que la universidad no es la mejor vía para llegar al mundo laboral y que, según el 74% de los participantes, habría que incluir más prácticas en las carreras para mejorar esta situación.

Con respecto a las prácticas, un 95,1% asegura que son necesarias antes de acabar la carrera. Los encuestados aseguran encontrar estas plazas de prácticas a través de los portales de empleo o prácticas (82,4%), por delante de la propia universidad (68,9%) y de amigos y conocidos (39,2%).

A la pregunta de si harían unas prácticas 100% online, el 67,3% responde que no, fundamentalmente porque aseguran estudiar carreras que no se pueden desarrollar de forma online.

“Nosotros ayudamos a fortalecer precisamente esa pasarela entre ambos, guiándoles para crear planes formativos, proyectos e iniciativas que resulten útiles para la empresa y que sean idóneos para los estudiantes, permitiendo una mayor vinculación entre la formación que recibe en las prácticas y en el aula”, añade Palomino.

Cambio de tendencia: el intento de adquirir experiencia en casa

Así lo refrendan los datos de las dos encuestas: los jóvenes confían en poder desarrollar su carrera profesional en España. Eso sí, sin descartar salir al extranjero para seguir adquiriendo experiencia profesional.

Con respecto a la salida de talento joven del país, la encuesta de la FUE arroja un dato que parece cambiar la tendencia de los últimos años. El 73,1% de los universitarios españoles apuestan por desarrollar su carrera profesional en España frente al 26,9% que preferiría trabajar en el extranjero.

Por su parte, el informe de Young Business Talents plantea la opción del extranjero como posibilidad. En este sentido, el 82% “ha manifestado que estaría dispuesto a cambiarse de país para trabajar”, reza el estudio. Los países preferidos: Estados Unidos (36,8%), Reino Unido (15,9%) y Alemania (12,1). “Se está viendo una situación compleja de cara a los jóvenes y cada vez son más conscientes de las dificultades que se pueden encontrar. Estas cosas se reflejan en datos como el de cambiar de país”, agrega Martínez.

En este sentido, son las mujeres (43,9%) las que se muestran más dispuestas, frente al 80,5% de los hombres. Además, son los jóvenes de Cantabria (87,6%), Cataluña (86,9%), Madrid (84,9%) y País Vasco (84,8%), los que más ganas tienen de cruzar nuestras fronteras.

El emprendimiento gana terreno

A pesar de la pandemia, el 50% de los jóvenes que tenía pensado emprender en un futuro manifiesta que va a continuar con sus planes de emprendimiento. El 13% apuesta por emprender como una forma para garantizarse un empleo, refleja la encuesta de Young Business Talents. Pero Martínez apunta a un matiz: “la pandemia ha hecho que los jóvenes piensen que emprender es muy difícil”.

En general, al 27% de los jóvenes españoles les gustaría en un futuro ser emprendedores y crear su propia empresa. Le siguen la idea de ser funcionarios (19,9%) o empleados en una empresa (13,8%). Emprender es el camino que potencian desde FUE y Young Business Talents, con el fin de preparar a los jóvenes a un mundo que exige mayor iniciativa propia. “Los formamos en asuntos relacionados con la I+D+i, la formación, el emprendimiento y, por supuesto, la incorporación profesional del talento joven”, desgrana Palomino.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Suscribete a nuestra newsletter semanal