Con la colaboración de
Institución Educativa Sek

El órdago de TikTok se llama educación

Los contenidos educativos aglutinados bajo el hastag #AprendeConTikTok superan las 15.800 millones de visualizaciones. La plataforma organizó en Madrid un encuentro con expertos y ‘tiktokers’ que desvelaron las claves para enseñar y formar a los usuarios más fieles, los jóvenes
TikTok educación Madrid
El encuentro estuvo moderado por Ferrán Lalueza (centro), profesor de la UOC y experto en plataformas digitales. A su izquierda, de dentro hacia fuera: Yasmina Laraudogoitia, responsable de relaciones institucionales de TikTok en España; Ariadna Arias, estudiante y participante de un estudio sobre la implementación de TikTok en la educación superior, y Samuel López-Carril, coautor de dicho estudio . A su derecha, de dentro hacia fuera: Adrián García (@elfisicobarbudo), creador de TikTok; Paloma Escamilla, coautora del estudio, y Caroline Franks (@speakenglishnow), creadora de TikTok.

El logo de TikTok brillaba este jueves en Madrid, más que por el neón que lo representaba, por el contenido del encuentro que organizó. Expertos y creadores de la plataforma se reunieron para hablar del diamante en bruto de la educación. Solo hace falta dar una cifra para justificar ese calificativo: si se busca el hastag #AprendeConTikTok, la magnitud de vídeos de tipo educativo es tal que ya suman más de 15.800 millones de visualizaciones. La reunión con medios estuvo moderada por el profesor de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y experto en plataformas digitales, Ferrán Lalueza.

La comunidad de la plataforma ya supera los mil millones de personas en todo el mundo. Cada una de ellas utiliza un espacio en el que el lenguaje “divulgativo y educativo” es “parte del ADN de TikTok”, comentó Yasmina Laraudogoitia, responsable de relaciones institucionales de TikTok en España. Que esta forma de llegar a los usuarios funciona lo refrenda un estudio de la división de Marketing Science para TikTok España. En él, se indica que el 85% tiene interés en aprender y otro 94% ya ha aprendido algo a través de la plataforma. Incluso más de la mitad revisualiza los vídeos educativos.

Enseñar física e inglés y tener a casi un millón de seguidores detrás

Es lo que les pasa a Adrián García (@elfisicobarbudo) y Caroline Franks (@speakenglishnow). El primero lanza píldoras de física combinada con cultura pop a más de 518.000 seguidores. Si algo destaca de la plataforma es su “alcance orgánico”, siempre y cuando una de las premisas sea entretener. Y el formato es clave, reconoció. “Al ser vídeos cortos, puedo sacar 6, 7 u 8 vídeos a la semana de distintos temas. Es física, son mates, pero es un mundo de posibilidades”.

Franks, mediante su canal para enseñar inglés con más de 370.000 usuarios, consideró clave hacer que se lo pasen bien. Así que a través de “gramática, expresiones y chistes muy malos” va ofreciendo pequeñas lecciones. De tal forma que se puede aprender inglés “de forma divertida” sin caer en la concepción “aburrida” que tienen academias o colegios.

Impact Hub Madrid acogió el encuentro con medios de comunicación organizado por TikTok.

En lo que ambos coincidieron fue en que hace falta “pasión” para contar o enseñar sobre algún tema, consideró García. Pero también en que hay que desarrollar la empatía, para Franks. “La transmito para desmontar el prejuicio de mucha gente que dice que no puede aprender inglés. Pero no: todo el mundo lo puede hacer”.

También compartieron una serie de pistas sobre el interés que generan sus contenidos. En el caso de la profesora de inglés, los lives (directos) son de los que mejor le funcionan. Y tiene sentido en su materia: “hago uno o dos a la semana. Uno más ameno y otro para que me pregunten cosas de gramática o expresiones”.

En el caso de @elfisicobarbudo, la caja de preguntas y respuestas genera muchas reacciones. “Para mí esto es súper útil, recibiendo preguntas que no me esperaba. Es el sueño de cualquier comunicador, recibir preguntas por parte de tus seguidores”. Otro aspecto es la posibilidad de “retornar a la gente” lo que ha aprendido.  

Vídeos de TikTok como trabajo en la universidad

De hecho, el estudio ‘Incorporating TikTok in higher education: Pedagogical perspectives from a corporal expression sport sciences course’ destaca el uso de TikTok como una herramienta eficaz de aprendizaje en la educación superior. Fue publicado en la revista científica Journal of Hospitality, Leisure, Sport & Tourism Education, y en él participaron Samuel López-Carril y Paloma Escamilla, coautores de un estudio sobre la implementación de TikTok en la educación superior.

Y tras comenzar un proyecto piloto en su asignatura, ambos se convencieron “del potencial educativo de las plataformas digitales”. El profesor contratado postdoctoral en la Universidad de Castilla-La Mancha sacó a relucir la “paradoja” que supone que la universidad “no enseñe cómo utilizar” las competencias digitales. Es más, según expresó, solo un 3% del profesorado enseña a utilizar distintas herramientas digitales.

Tanto en su caso como en el de Escamilla, profesora de la asignatura de Expresión Corporal en ese momento, el objetivo era que el alumnado “viviese la experiencia”. Aunar, continuó, los intereses de los estudiantes con el contenido y las actividades a realizar. De tal manera que así se fomente “la creatividad y la innovación” y potenciar la capacidad de “síntesis” mediante vídeos de máximo 60 segundos.

A causa de lo pionero del estudio, se encontraron con que no había cuestionarios adaptados. Tras ello, se extrajo tanto la parte cualitativa como la cuantitativa. Aunque sin duda para ambos “el mayor premio” es que el alumnado “estudie y aprenda”. Y que, en un tiempo, su experiencia sea replicada “por profesorado de universidades o institutos”.  

El legado de lo aplicado en el estudio tuvo forma en la voz de Ariadna Arias, estudiante de esa titulación y participante del estudio. Como alumna se vio sorprendida por que les propusieran “utilizar TikTok en clase”. Casualmente, las personas reticentes al principio fueron las que crearon mejores vídeos.

Por último, confesó que prefiere esta plataforma frente a otras redes sociales por su “cercanía”. Y cree que el precedente marcado con la implantación de ella en clase servirá para conseguir “una implicación mayor de los alumnos”.

Deja un comentario

Recomendadas