Oportunidades de crecimiento inclusivo para Centroamérica y República Dominicana

Una playa en Belice (Foto de el BID).
Una playa en Belice (Foto de el BID).

El repunte moderado que se proyecta para Estados Unidos y la prevalencia de condiciones financieras aún favorables en el 2017, representarán fuentes de estímulo en este año para las economías del Istmo Centroamericano y la República Dominicana, traduciéndose en un crecimiento de alrededor de 3,9 por ciento. Las reformas financieras y monetarias implementadas por los países contribuirá a la estabilidad de precios y la solidez del sistema bancario.

Así lo ha afirmado el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, en su discurso de inauguración de la XXXI Reunión de Gobernadores del Istmo Centroamericano y República Dominicana, que se ha llevado a cabo en la capital estadounidense durante miércoles y jueves.

En su opinión, el compromiso con la integración ha creado oportunidades para estimular la diversificación y sofisticación del sector exportador, y las iniciativas en infraestructura de transporte y energética, como el SIEPAC y el Corredor Pacífico, han demostrado la capacidad que encierra el mercado regional para respaldar el desarrollo de los países. Para aprovechar estos esfuerzos y tomar ventaja de las condiciones externas, la región debe perseverar en su empeño por avanzar en la consolidación fiscal y fortalecer su proceso de integración.

“Las conquistas en materia de estabilidad, reducción de la pobreza e integración, unidas a una población joven y en crecimiento, nos permiten tener confianza sobre el potencial de sus países para transformar su futuro”, ha dicho Moreno a las máximas autoridades económicas de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

Trabajo del BID en la zona
La reunión ha ofrecido un espacio de discusión sobre la evolución del entorno internacional y las oportunidades y riesgos que pueden emanar de las tendencias esperadas del comercio mundial, las tasas de interés y el mercado petrolero, y permite intercambiar ideas con altos funcionarios del BID sobre las prioridades estratégicas de la región.

En la reunión el BID ha dado a conocer un estudio macroeconómico de Centroamérica y República Dominicana que detalla las oportunidades para fomentar el crecimiento inclusivo, además del reporte sobre el trabajo del BID en la zona en 2016.

En el 2016 el BID aprobó más de 1.620 millones de dólares para fortalecer la gestión pública, la productividad e innovación, mejorar la infraestructura de transporte y el capital humano. Los desembolsos alcanzaron 1.490 millones de dólares.

Se sumaron a estos recursos 468 millones de dólares en financiación de la Corporación Interamericana de Inversiones para el sector privado, focalizados en los sectores de mercados financieros para ampliar el acceso al crédito de las PYMES, y en energía, promoviendo las tecnologías de bajo carbono.

A esos aportes se agregaron 98 operaciones de asistencia técnica por 45,5 millones de dólares. Un tercio de estas actividades, estuvo dirigido a iniciativas regionales en las áreas de integración energética, comercial e infraestructura logística. Además, se sumaron 15,4 millones de dólares del Fondo Multilateral de Inversiones para los sectores de micro y pequeñas empresas, pequeños productores agrícolas,y hogares de escasos recursos con el objetivo de mejorar la calidad de vida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here