Medicina de precisión, la personalización de la salud

Medicina de precisión Foro Sanitas 2016

Hace doce años, se empezó a hablar de una medicina llamada “de precisión”. Una solución que permitiría personalizar los diagnósticos de cada paciente y que sirviera para abandonar los antiguos métodos. Se puso una fecha para acabar con ello: Horizonte 2020. Ahora, cuatro años antes, ya se ha llegado a ese punto.

“Estamos en un mundo de titulares, pero no hay que quedarse solo con eso. ¿Qué hay debajo de los titulares? Estamos cansados de ver estrategias de estanterías. Lo que tenemos que hacer es desarrollar, implantar, tocar el suelo que pisamos. Recuerdo que hace unos años pensábamos que podríamos secuenciar un genoma por menos de 1.000 dólares. Nos parecía una utopía, pero algunos creímos. Y lo logramos”, ha explicado Jaime del Barrio, senior advisor de Healthcare & Life Sciences Ernst & Young y una eminencia del sector Big Data en medicina. Estas declaraciones las ha realiado en el Foro Sanitas 2016, realizado el pasado jueves.

Ha asegurado que ya saben lo que sería la medicina de precisión: diseño y desarrollo de elementos de diagnóstico y de tratamiento (e incluso de prevención), teniendo en cuenta el sustrato genético del paciente y el perfil molecular de las enfermedades. Y ese “gran salto” ha sido exponencial: “2008 fue el año de más transformaciones gracias a las secuenciaciones masivas, una metodología que se nos ha quedado un poco pequeña. También han ido cayendo los precios. Ahora, todos esos datos no los podemos digerir, no los podemos almacenar, no los podemos procesar. En definitiva, lo conocemos mejor [nuestros genomas], pero detrás de todas estas cosas lo único que hay son pequeños movimientos. En el mundo de la generación de datos todavía hace mucho frío, y sin embargo va todo tan rápido que nos hace creer lo contrario”, ha afirmado.

En el Foro Sanitas muchos médicos han intentado poner los pies en el suelo, como Jaime del Barrio. Sin embargo, hay otros como Juan Cigudosa, director científico de Innovación de NIMGenetics que habla de un campo, la nutrigenómica, que solo con datos es capaz de mejorar la vida del paciente.

Pero una cosa es mejorarla, y otra salvarla. Y para muestra, un botón: “nosotros, en una clínica, día a día, ya somos capaces de hacer diagnósticos a través del Big Data en áreas tan delicadas como son la cardiovascular y la oncológica. Ya conocemos la singularidad genética en la personalización de los muchos tratamientos que puede precisar un paciente”, ha sentenciado Javier Sanz González, director del Instituto de Medicina Preventiva del Hospital Universitario QuirónSalud.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here