María José Romero García de Paredes, doctora en Innovación

María José Romero García de Paredes, doctora en innovación

Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales y experta en prospección y gestión de la tecnología, María José Romero García de Paredes (@mariajose_rgdp) se doctoró en innovación en 2012. Su tesis doctoral ha dado como frutos la publicación del libro ‘El impacto económico de la innovación: 10 razones por las que innovar’ y el blog innova2r.es, donde escribe sobre innovación en el sentido más amplio de la palabra, identificando oportunidades y amenazas al proceso innovador.

Ha sido directora técnica de la Red Andaluza de Transferencia de Resultados de Investigación (RATRI) y, tras más de 10 años trabajando en el campo de la política científico-tecnológica para la Secretaría del Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI), actualmente compagina su trabajo en la Agencia Andaluza del Conocimiento con la evaluación de proyectos y la cooperación con entes del sector de la I+D+I.

1. A lo largo de su trayectoria profesional, ¿qué decisión ha tomado que haya tenido como consecuencia un mayor grado de innovación?

La innovación siempre ha estado presente en mi trayectoria profesional. Mi carácter intraemprendedor unido a las posibilidades ilimitadas que me ofrecía mi trabajo en la Secretaría del PAIDI, pronto me permitió corroborar la influencia de las actividades de gestión de la I+D+I en el ecosistema de la innovación.

Ahora bien, la decisión con consecuencia más innovadora, fue realizar la tesis doctoral. Mi tesis se gestó cuando detecté que la información disponible sobre la innovación no era suficiente para su medir impacto económico, y que por tanto era complicado tomar decisiones de interés estratégico avaladas por datos razonablemente fiables. El resultado fue una novedosa metodología de integración de fuentes de información, extrapolable a otros dominios temáticos y geográficos, que permitió corroborar que la innovación tiene repercusiones positivas en el crecimiento económico y la productividad de la empresa y que son acertadas las políticas de incentivos a la inversión en actividades innovadoras (I+D+I) siempre y cuando vayan asociadas a procesos de internacionalización de las empresas y de cooperación con terceros.

2. ¿Cuáles son las claves para culminar con éxito un proceso innovador?

La innovación es la culminación de un proceso complejo en el que no es suficiente realizar actividades para la innovación tecnológica (I+D interna, I+D externa, adquisición de maquinaria, equipos y hardware o software avanzados, adquisición de otros conocimientos externos para innovación, formación, introducción de innovaciones en el mercado y el diseño, otros preparativos para producción yo distribución) para lograr el éxito esperado, es decir, innovar y que esta innovación se traduzca en beneficios para la empresa.

No hay fórmulas mágicas para lograr el éxito del proceso innovador porque son múltiples los factores que inciden en la innovación. Esa es la razón por la que está en boga la “innovación abierta”, que asume que para innovar es esencial combinar el conocimiento interno con el conocimiento externo, promoviendo la apertura de la empresa-institución ante cualquier buena idea con independencia de su origen.

3. Tres consejos para quienes estén dispuestos a abordar cambios, acciones o procesos innovadores en su empresa o entorno.

En primer lugar, que asuman como dogma que la innovación no es un fin en sí misma sino un medio a través del cual obtener ventajas competitivas sostenibles en el tiempo que protejan a su empresa de la competencia y del cambio continuo del entorno que afectan tanto a su rentabilidad como a su supervivencia.

En segundo lugar, que sean conscientes de que pueden innovar tecnológicamente (con innovaciones en productos-servicios o innovaciones en procesos) o no tecnológicamente (con innovaciones comerciales o innovaciones de organización). Sigue ocurriendo, con gran frecuencia, que las empresas innovan y no son conscientes de ello. Esto puede deberse a que existe un afán de definir continuamente la innovación, cuando ésta ya tiene una definición mundialmente aceptada que es revisada y actualizada por la OCDE, y que viene a decir que la innovación es la “introducción de un producto (bien o servicio) o de un proceso, nuevo o significativamente mejorado, o la introducción de un método de comercialización o de organización nuevo aplicado a las prácticas de negocio, a la organización del trabajo o a las relaciones externas” (Manual de Oslo, OCDE, 2005).

En tercer lugar, y no por ello menos importante, aconsejaría a los futuros innovadores que no se cerrasen a nada, que valoren las ideas vengan de donde vengan con el fin de no perder posibles oportunidades de negocio. No deben nunca olvidar que su personal es el recurso más valioso con el que cuentan, y que deben incentivar la figura del intraemprendedor dentro de su organización, porque muchos inventos como el post-it tuvieron su origen en intraemprendedores que fueron escuchados por sus empresas.

4. ¿Cuál es, a su juicio, la mayor innovación que ha tenido lugar en los últimos 50 años en todos los ámbitos?

En mi opinión, internet es la mayor innovación que ha tenido lugar en los últimos 50 años en todos los ámbitos por su transversalidad. Internet es la innovación con mayor impacto a nivel económico y social. Internet ha transformado el mercado laboral y la sociedad, llegando además a ser tractora de otras innovaciones y responsable, en gran medida, de facilitar tanto a personas físicas como jurídicas la cooperación científica y tecnológica, las actividades de internacionalización, la difusión del conocimiento, el acceso a la información, etc.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here