Marc Alessi Madrid
En el centro de la imagen, Marc Alessi, director de la Asociación de Incubadoras de Nueva York.

Marc Alessi es el director ejecutivo de la Asociación de Incubadoras del Estado de Nueva York, CEO de su propia empresa de tecnología (SynchroPET) y un reconocido gurú del mundo de la innovación. Esta semana ha estado en Madrid para seguir con su proyecto de conexión entre incubadoras americanas y españolas. Así, con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid, Alessi ha pasado por el Madrid International Lab explicando el porqué de la elección de la capital española como punto de intercambio entre empresas y otras cuestiones relacionadas con la innovación.

Gracias a su experiencia en la política, aproxima a las startups a las incubadoras de negocios expandiendo los recursos disponibles para las empresas de nueva creación, trabajando con los responsables de regulación en asuntos que afectan el crecimiento y el desarrollo de empresas basadas en incubadoras.

De hecho, empezó a relacionarse con las startups y centros de innovación de Madrid por una cuestión familiar: “Vine a Madrid en febrero por mi hija, que formó parte de un programa de intercambio para estudiantes de instituto. No estaba pensando en hacer ‘softlanding’ por aquella época, tan solo me gustaba el networking, conocer a gente y encontrar un camino para trabajar juntos”. 

“Estaba buscando conocer a algunas incubadoras en la zona, y pregunté a otros padres que estaban participando en el programa: ‘¿Conoces a alguien involucrado en startups e incubadoras?’ Me presentaron a una de las personas que trabaja en el ayuntamiento, tuvimos una breve conversación… Y así empezamos”. 

Cuando empezó con la asociación de incubadoras, en 2005, eran solo 15 miembros. “Decidimos reunirnos, hablar y aprender unos de los otros”, ha explicado. Fue entonces cuando tuvieron un encuentro al completo y se dieron cuenta de que “era muy útil juntarse y tener una reunión anual. Así nos convertimos en una organización”. Diez años más tarde, crecieron hasta los 60, pero querían más. Ya no solo necesitaban reuniones; querían programación, educación para los trabajadores de las incubadoras, hablar con startups, con labs, con centros de innovación... Hoy, lleva más de 120 incubadoras en el Estado de Nueva York (unas 40 solo en la ciudad).

Pero, ¿por qué venir a Madrid? Mi asociación conecta startups en NY con sus posibles primeros clientes. Así los ayudamos”. La elección de la capital para desempeñar su labor ha sido una cuestión de curiosidad, interés y de un posible atractivo comercial. “¿Por qué Madrid y no Londres? Londres ha sido siempre para nosotros un punto natural por la falta de barreras lingüísticas, pero mientras estoy en Madrid me encuentro bien –aunque no sé mucho español, debería estudiarlo más–: ha sido fácil poder hablar de negocios con muchos posibles colaboradores”, ha asegurado.

Para Marc Alessi, una de las fortalezas de Madrid es que tiene de las mejores soluciones sanitarias de toda Europa. “En Nueva York tenemos empresas tecnológicas a las que les gustaría resaltar nuevos productos en el sistema sanitario de aquí, el cual es completamente diferente al nuestro, dicho sea de paso. No estamos realmente familiarizados con eso, no sabemos navegarlo bien, pero hay cierto valor en ese sistema, sobre todo para soluciones biotecnológicas”.

De este modo, para el año 2020 están planeando el primer intercambio entre incubadoras. “Ambas partes aprenderemos mucho de este proceso: mi objetivo es tener de 10 a 20 empresas de Madrid en Nueva York y unas diez de Nueva York a Madrid. Incluso en la fase startup, las economías de escala están proveyendo los servicios y organizando encuentros. Queremos movernos rápido. No hay que sobreplanificar, hay que ejecutar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here