Nicolas Léonard. (Imagen: Paperjam.lu).

Trabajar por una movilidad sostenible es, a día de hoy, un reto asumido por la mayoría del las ciudades y para el que se están dedicando importantes recursos. Conscientes de la relevancia de los proyectos y políticas en esta dirección, nos parece oportuno dar espacio y voz a las iniciativas puestas en marcha en otros lugares de la UE. Abrimos con este artículo del periodista belga Nicolas Léonard, publicado originalmente en el diario digital Paperjam.lu.

La gratuidad del transporte público en Luxemburgo ha tenido una repercusión de carácter mundial, hasta el punto de hacer sombra a otros proyectos complementarios  que aspiran convertir a Luxemburgo en un país donde la circulación no sea una traba sino un disfrute. Entre evolución y revolución, levanto la mirada hacia el futuro y repaso los grandes proyectos  emprendidos en aras de una movilidad sostenible.

Una aplicación revolucionaria lanzada en Septiembre

La movilidad del futuro no se escapará a la digitalización. Desde el Gobierno Luxemburgués se está trabajando en una nueva aplicación revolucionaria. La compañía alemana Hacon es la responsable de su desarrollo. La fase de prueba está ya en marcha con usuarios voluntarios y su lanzamiento se prevé para el mes de Septiembre.

 Concretamente, esta aplicación, explica el ministro François Bausch, “calculará en tiempo real los modos de transporte los más eficaces en función de sus necesidades y sus destinos. Combinará todo tipo de transporte, ofrecerá la disponibilidad de las bicicletas y de los automóviles compartidos, indicara en qué estación de tranvía subirse o en que parada de autobús bajarse… teniendo en cuenta el trayecto o trayectos que se efectúen. La aplicación también calculará el precio a pagar en función de los modos de transporte e incluso la huella ecológica que deje. Es una manera de sensibilizar hacia la multimodalidad teniendo en cuenta el compromiso con el medio ambiente y la economía de cada ciudadano.”

Comprar movilidad en lugar de un coche

El concepto de coche compartido crece como modo de desplazamiento complementario. Tal vez menos rápido de lo que predijeron algunos estudios de mercado pero aun así, lo hace de manera tangible.

En Luxemburgo, el servicio Carloh cuenta con 670 clientes inscritos, de los que 450 son regulares. La ciudad apuesta por él y  aumentará su capital en 2,8 millones de euros. Asímosmo, Flex, un servicio lanzado por la CFL, ofrece 30 estaciones respaldadas por terminales, 80 vehículos disponibles y 1.100 clientes inscritos. Otras iniciativas irán apareciendo ya que, sobretodo los más jóvenes no están tan interesados en la compra de un automóvil, como en comprar movilidad. Los operadores pronto ofrecerán tarifas que les permitirán utilizar el coche que mejor se adapte al uso en cada momento. Lunes, ¿necesito un coche de ciudad pequeño? Voy donde se encuentre y lo tomo prestado. El sábado, ¿me hace falta un vehículo más familiar? Ningún problema, puedo coger uno prestado. Grandes marcas ya han empezado con el estudio de este servicio.

Una estación de hidrogeno en el área de Berchem

Varios expertos consideran que el futuro del automóvil se encuentra en  una combinación de motor eléctrico-motor de hidrogeno. La mayoría anuncia el surgimiento de esta tecnología en los próximos 6 ó 7 años. Evidentemente, para que el desarrollo de estos híbridos tenga éxito necesitarán ofrecer a los usuarios infraestructuras donde poder llenar el depósito.

El ministerio de Movilidad y el de Energía trabajan ya  en un proyecto de instalación de una estación de recarga de hidrogeno en el área de Berchem. El hidrogeno será producido in situ vía electrólisis, un método poco costoso y con un mínimo impacto en el medioambiente. Aún no existe fecha para el inicio del servicio per desde el gobierno aseguran que, “el proyecto se concretará durante esta legislatura”.

La electromovilidad para ayudar a descarbonizar

Como signatario del Acuerdo de Paris que fija el objetivo de limitar el calentamiento climático a 1.5ºC, el Gobierno luxemburgués también ha manifestado su deseo de respetarlo en su ley de coalición y apunta a reducir en un 40% las emisiones de carbono entre 2005 y 2030. Sabiendo que el 64% de las emisiones de CO2 proviene del sector  transportes, la movilidad en vehículos eléctricos gana mucha importancia. “El año clave será 2020, ya que muchos fabricantes van a sacar nuevos modelos eléctricos”, afirma el ministro François Bausch.

Luxemburgo es ya el segundo país europeo mejor equipado en estaciones de carga. En 2020, será incluso el número 1 en mayor número de terminales instaladas en relación con el número de habitantes: en este momento, el país dispone de 1.600 terminales.

Vías prioritarias para autobuses

El autobús sigue siendo un medio de transporte interesante para mover a muchas personas al mismo tiempo. Así, durante las horas punta, un autobús circula cada tres minutos en la A4 entre Luxemburgo y Esch, con un total aproximado de 5.500 pasajeros transportados. Pero los autobuses también se ven afectados por los atascos, por lo que es necesario ofrecer vías prioritarias para garantizar a sus usuarios que irán más rápido que en coche. Éste será el caso en la A3, que transcurre por Dudelange hacia Francia, donde se conecta a la A31, y que será objeto de un proyecto faraónico a partir de 2020 para expandirla de dos a tres carriles. “El carril extra corre el riesgo el de atraer más automóviles, lo opuesto a lo que deseamos - asegura François Bausch- por lo que, bajo video vigilancia quedará reservada exclusivamente para autobuses y viajes compartidos”. En una línea similar, existe también un proyecto de tranvía express entre Luxemburgo y Esch, a lo largo de la A4, que se prevé entre en funcionamiento en 2035.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here