Las energías inteligentes se abren paso con Got Energy Talent

energias inteligentes

Atraer el talento internacional en el ámbito de las energías inteligentes es el objetivo de la primera edición de Got Energy Talent, un programa impulsado por la Universidad de Alcalá (UAH) y la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). En total, participarán de esta iniciativa 34 investigadores a quienes se ofrecerá un contrato laboral de dos años, en dos convocatorias que comenzarán este mes de julio y en abril de 2019.

Elena García, directora académica de la Oficina de Proyectos Europeos de la UAH, ha afirmado que el objetivo de Got Energy Talent es “atraer a investigadores experimentados y con proyección internacional a nuestras dos universidades”. Para ello ofrecerán 34 puestos de trabajo a los que pueden optar científicos “experimentados, que tengan el título de doctorado o cuatro años de experiencia a tiempo completo en investigación” y que cumplan con la regla de movilidad de las ayudas Marie-Curie, es decir, que no hayan “residido ni desarrollado su actividad principal en España más de 12 meses en los 3 años anteriores a la fecha de cierre de convocatoria”.

Los investigadores seleccionados tendrán un contrato de dos años de duración con una de las dos universidades impulsoras de la iniciativa, además de “una partida de específica de 4.800 euros al año para gastos de investigación”, ha puntualizado García. Asimismo, podrán acceder tanto a las actividades de formación que ofrecen normalmente las dos universidades para su personal investigador como a otras “específicas, con especial atención a la cuestión de la innovación, el emprendimiento y la transferencia de tecnología. El objetivo es intentar que la investigación llegue a la sociedad y a aplicaciones concretas”.

ENERGÍAS INTELIGENTES

En su primera edición, Got Energy Talent se ha centrado en el ámbito de las energías inteligentes, entendidas estas como “todas aquellos campos y disciplinas que pueden contribuir a que la sociedad haga un uso más eficiente y efectivo de la energía, y vayamos hacia una sociedad más sostenible”, ha explicado Elena García. Así, bajo este epígrafe se engloban desde las TICs a la economía aplicada, pasando por las energías renovables, los biocombustibles, los vehículos eléctricos, o el almacenamiento de energía.

En opinión de García, la investigación en torno a las energías inteligentes no sólo es importante, sino que “es urgente e indispensable. La energía es imprescindible para nuestra vida” y entre los retos que hay que afrontar en el futuro inmediato, está “una demanda creciente de energía a escala global y una competencia creciente por los recursos naturales necesarios para producir esa energía”. Por eso, lograr una gestión más eficiente de la misma no se trata “sólo de fomentar la producción y consumo de energías renovables, sino de mejorar la manera en la que la utilizamos y la transportamos”. Y para ello se necesita, ha concluido, “una visión interdisciplinar e intersectorial”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here