La URJC desarrolla sensores inalámbricos para la medición de la eficiencia energética

URJC medición de eficiencia energética, dispositivos smart motes
Dispositivo smart motes. (URJC)

Un equipo de investigación de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Telecomunicación de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) desarrolla unos sensores que permiten evaluar la eficiencia energética de un edificio sin necesidad de instalación de cableado. Aunque el proyecto se encuentra todavía en fase de desarrollo, se cree que puede ayudar a optimizar los recursos de los edificios.

Debido al Real Decreto 235/2013, todos los edificios se califican en función de su nivel de eficiencia energética. Actualmente, para medir factores como la temperatura, la presión o la humedad para la obtención de la etiqueta de eficiencia energética, es necesaria la instalación gran cantidad de dispositivos con un aparatoso cableado en las diferentes estancias del edificio. Como asegura Julio Ramiro, investigador del área de Teoría de la Señal y Comunicaciones de la URJC, ante esta problemática en la instalación de los dispositivos muchas de las certificaciones se realizan mediante programas de simulación que no muestran la situación real.

A través del proyecto Omega-CM los investigadores pretenden simplificar el proceso de instalado y ofrecer unas mediciones reales de los factores del edificio, “estamos diseñando los elementos que van a medir de manera no intrusiva y precisa datos de temperatura, presión o humedad”, añade Julio Ramiro. Desarrollado junto con el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), el equipo está diseñando y programando dispositivos “Smart motes” que se integran en una red inalámbrica de “motas” o sensores de todo tipo. “El dispositivo tiene dos partes: un módulo de comunicaciones que utiliza zigbee o protocolo de comunicaciones de corto alcance para el envío de poca información, y otro módulo de monitorizado con multitud de sensores. Un número elevado de estas motas conforma lo que se denomina como red inalámbrica de sensores”, señala el profesor Ramiro.

El proyecto, desarrollado a través de la Convocatoria de Programas de I+D en Tecnologías (2013) de la Comunidad de Madrid, con financiación de los fondos estructurales de la Unión Europea, pretende probar qué efecto tienen algunos elementos, como las ventanas inteligentes, y si su aplicación puede ayudar a la optimización de los recursos del edificio. Actualmente en fase de programación de los dispositivos en el laboratorio, el siguiente paso será instalarlos y probarlos en edificios ya monitorizados mediante cableado para comprobar su eficacia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here