La Universidad de Extremadura y Tecnalia desarrollan prototipos para el deporte adaptado

silla de ruedas al deporte adaptado
Prototipo de silla de ruedas de Tecnalia.

La Universidad de Extremadura y el Centro de Investigación Tecnalia han desarrollado una serie de dispositivos tecnológicos al deporte adaptado, ayudando a mejorar el entrenamiento de los deportistas paralímpicos y facilitando su actividad deportiva. Los cinco proyectos llevados a cabo han sido  desarrollados por medio de Compra Pública de Tecnología Innovadora Precomercial cofinanciado por fondos FEDER, y abarcan desde la adaptación de sillas de ruedas al deporte hasta nuevos sistemas de entrenamiento en tiro con arco o rifle.

Estos proyectos, seis en concreto de los que Tecnalia desarrolla cinco, nacen de la necesidad por parte de la Universidad, de dar una respuesta a las demandas del colectivo de personas con discapacidad que se encuentran con limitaciones a la hora de desarrollar ciertos deportes.  Erik Hernández, de la División de Salud de Tecnalia, nos cuenta los cinco “mini proyectos” que el Centro de investigación ha desarrollado, dos de ellos enfocados a la silla de ruedas, otro al entrenamiento del equilibrio en personas invidentes y otros dos relacionados con el entrenamiento en el tiro con arco y con rifle. Mediante sensores en las diferentes herramientas se ha conseguido monitorizar la información, analizarla mediante sistemas de procesamiento y sacar conclusiones que dan como resultado una solución a los problemas planteados.

Los dos primeros giraban en torno a la estabilidad, maniobrabilidad y las vibraciones generadas en las sillas de ruedas, así como su impacto en la salud de los usuarios. La monitorización con sensores “permite tener una idea de lo que es el rendimiento, como de cerca ha estado la silla de volcar o no”, explica Hernández, quien también afirma que han conseguido “validar técnicamente una silla de ruedas que minimiza las vibraciones”. Ambos prototipos se han integrado en una silla de ruedas. El tercer proyecto gira en torno al entrenamiento del equilibrio en personas con discapacidad visual mediante una plataforma mecánica, “una especie de toro mecánico” afirma Hernández, donde el usuario se coloca y se registra cómo de bien o mal mantiene el equilibrio, “lo que se pretende es saber que tienen que entrenar los usuarios para mejorar su equilibrio”, añade.

Por último, los otros dos proyectos restantes giran en torno al entrenamiento en tiro con arco y rifle para personas con discapacidad visual. En el caso del tiro con arco unos sensores en el arco y en el tirador miden la tensión del arco y el esfuerzo físico realizado. Por su parte, en las pruebas con rifle el problema estaba en la fatiga muscular al sujetar el rifle, por lo que se colocó un láser para registrar donde apuntaba el tirador. En ambos casos, la solución desarrollada es ofrecer al tirador un feedback auditivo, en el arco cuando la cuerda está en el punto óptimo de tensión para tirar, y en el rifle cuando el puntero laser se acerca o aleja de la diana, “sustituimos la falta del sentido de la vista por el sentido del oído”, señala Hernández. Ambos prototipos están pensados para su uso en entrenamientos, no en competición.

Según Erik Hernández, todos los proyectos desarrollados tienen aplicaciones en otros campos que no son el deporte adaptado. Actualmente, Tecnlia y la Universidad de Extremadura buscan nuevas formas de colaborar en desarrollos similares y trabajan para llevar los prototipos a un estado más avanzado de desarrollo y más cercano a un producto comercial.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here