La barra digital hosteleria madrid digitalizacion
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Junto al turismo y el ocio, la hostelería es el sector que más está sufriendo las restricciones a las que obliga la expansión del virus. Durante el confinamiento extremo, aquellos establecimientos que tenían activados servicios de reparto a domicilio o de recogida de comida para llevar, sortearon con menos agobios semanas muy duras. La Barra Digital es el nombre del proyecto que quiere organizar e impulsar estas dinámicas. El objetivo principal es que bares y restaurantes reticentes hasta la fecha, arranquen el proceso de digitalización. La cuestión no es banal, y puede suponer la diferencia entre echar o no el cierre definitivo.

La Barra Digital facilita que estos negocios puedan acceder a formación a través de vídeos desarrollados por profesionales del sector. Por otro lado, proporciona asesoramiento personalizado a la hostelería de Madrid gracias a los voluntarios digitales de ISDI Foundation, que los guiarán durante todo el proceso de digitalización. El tercer pilar de La Barra Digital es ofrecer beneficios exclusivos como descuentos en las principales plataformas del sector: Glovo, CoverManager, Stuart, Deliveroo o ToGoodToGo entre otras, así como la puesta en marcha de 500 páginas web gratuitas en negocios de la ciudad.

“Llegaremos a un mínimo de 10.000 establecimientos”

“Planteamos la idea a Madrid Futuro y les encantó. Ellos han impulsado La Barra Digital, la han hecho grande y han conseguido alianzas muy potentes”, explica a Innovaspain María Trénor, directora de ISDI Foundation, quien estima que la fundación aportará un mínimo de 500 voluntarios al proyecto. “Son exalumnos de ISDI; expertos en negocios digitales con al menos una década de experiencia a sus espaldas. En solo unos días la respuesta a la convocatoria ha sido masiva. Están deseando empezar. Esta semana tendremos una reunión organizativa y pasaremos a asignarles a los establecimientos”, añade Trénor.

Según la responsable de ISDI Foundation, habrá un porcentaje de hosteleros para los que echar un vistazo a los vídeos será suficiente. “Pero nos dirigimos sobre todo a aquellos que ni siquiera aparecen en Google, que no piensan ni por asomo en delivery, take away o en publicar su menú en Instagram como parte de la solución dentro de la emergencia que atraviesan. Ya no será necesario que pidan ayuda a un conocido que domine estos temas y les eche una mano en sus ratos libres. Tendrán a su disposición un voluntario experto en negocio digital. Es muy fácil. Un antes y un después en apenas unas horas en las que ellos eligen si se citan personalmente con el voluntario o si buscan la mejor solución en remoto”, explica Trénor.

En condiciones normales, ISDI Foundation lleva a cabo este tipo de voluntariados en entidades sin ánimo de lucro. “Entre la web y los voluntarios creo que llegaremos a un mínimo de 10.000 establecimientos”. Según Trénor, “La Barra Digital no les hará salir antes de la crisis, los tiempos los marcará la pandemia, pero sí saldrán mejor y más reforzados. Muchas de estas tendencias se quedarán con nosotros a futuro. Los clientes también hemos cambiado”. La directiva recuerda que, aunque el proyecto nace en Madrid, donde operarán los voluntarios, las guías audiovisuales y otras ventajas de la plataforma son accesibles para el sector hostelero de todo el país.

La hostelería, uno de los motores de la ciudad

“La hostelería es consustancial a la ciudad de Madrid, que no se puede entender sin su hostelería”, señalaba el alcalde Martínez-Almeida durante la presentación del proyecto. El sector hostelero está representado en la ciudad con más de 30.000 establecimientos y más de 200.000 personas empleadas, lo que supone aproximadamente el 5 % del PIB. “Sin este sector no vamos a poder sacar adelante esta ciudad”, añadía.

En declaraciones a este diario, el delegado de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Miguel Ángel Redondo, considera que La Barra Digital es parte de las medidas de apoyo que el consistorio de la capital está prestando a la hostelería en sus horas más complicadas. “A través de las distintas asociaciones del sector, el Ayuntamiento concede ayudas a la digitalización, con subvenciones de hasta el 85 % y un máximo de 40.000 euros para acometer procesos de transformación digital”.

Un momento de la inauguración de La Barra Digital.

Según Redondo, “la digitalización es indispensable para los nuevos retos que afronta la hostelería, y La Barra Digital, un ejemplo de colaboración público-privada”. El delegado cree que algunos de los servicios que pretende impulsar el proyecto eran minoritarios excepto en las grandes cadenas. “Con la pandemia han pasado a convertirse en una vía de ingresos fundamental. Los hosteleros tienen que incorporar la digitalización a todos los eslabones de su cadena de valor, desde las reservas a la preparación de los alimentos. Estos procesos abren un amplio abanico de posibilidades para una adecuada gestión de los establecimientos y permiten mejorar su competitividad”, añade Redondo.   

“Queremos devolver a Madrid parte de lo que nos ha dado”

Banco Santander o el Grupo Mahou San Miguel son algunos de los partners destacados de La Barra Digital. En el caso de la cervecera, el vínculo con la hostelería de la capital arranca hace 130 años. “Es un placer para nosotros devolver a Madrid parte de lo que nos ha dado a través de nuestra colaboración con Madrid Futuro. De esta manera, reforzamos el compromiso que nos une a la capital, a los madrileños y a sus hosteleros”, señala Peio Arbeloa, Director General de la Unidad de Negocio España de Mahou San Miguel.

La cervecera ha desarrollado un Plan Global de compromiso con la Hostelería. “Contribuimos de manera activa a preservar la actividad de nuestros bares y restaurantes. Esto supone también salvaguardar nuestro estilo y modo de vida”, asegura Arbeloa. El directivo detalla que la principal iniciativa fue la aportación adicional de cerveza y agua para ayudar a sus clientes hosteleros en la reapertura. Además, desarrollaron la plataforma de financiación colectiva Ahora Más Que Nunca y triplicaron la inversión en terrazas de la capital. “Hicimos entrega de elementos de prevención, como mascarillas, guantes para los camareros, paneles de comunicación para consumidores y dispensadores de gel hidroalcohólico”.

Mahou San Miguel ha desarrollado la plataforma de financiación colectiva Ahora Más Que Nunca.

En 2020, la compañía lanzó una nueva cerveza, Alma de Viña, con el objetivo de apoyar a la hostelería madrileña. Mahou San Miguel destinó su producción inicial -unos 800 hectolitros- a bares y restaurantes de la ciudad. Incluyeron establecimientos que no eran clientes habituales de la marca. A través del Voldis, el negocio de Distribución Propia de la cervecera, desarrollaron un servicio de pedidos a domicilio para diferentes ciudades, entre ellas, Madrid. Todos los beneficios que obtuvieron fueron destinados a diferentes asociaciones de hostelería locales.

“En 2021 continuaremos ayudando al sector en otros aspectos claves de su futuro. De este modo, impulsaremos la digitalización de bares y restaurantes a través de iniciativas como La Barra Digital o Rentabilibar, nuestra plataforma online para hosteleros, o la alianza que alcanzamos con Google, entre otros”, concluye Peio Arbeloa.

Más información en www.labarradigital.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

Suscribete a nuestra newsletter semanal