Josep Tabernero director del VHIO debates fundación la caixa
Josep Tabernero (Imagen: VHIO).

Josep Tabernero, director del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), es optimista respecto al futuro de la investigación dedicada al cáncer. “En los próximos años diagnosticaremos más precozmente. Querríamos curar todos los tumores, pero es imposible. Sí podemos disminuir su incidencia investigando mucho en prevención, tratamientos quirúrgicos, medicina de precisión… pero incluso así, habrá un porcentaje que no podamos prevenir y que aparezca en fases avanzadas”.

El investigador ha participado en una nueva edición del ciclo ‘Debates de vanguardia’ promovido por Fundación ‘la Caixa’. En este encuentro intervino también María Blasco, directora científica del CNIO [ver crónica]. Tabernero y Blasco coinciden en que, si bien el objetivo último es la curación de la enfermedad, un paso intermedio y una buena noticia para la calidad de vida del paciente pasa por la cronificación del tumor. “Esto ya es una realidad en algunos sarcomas o en la leucemia mieloide”, apuntaba Josep Tabernero.   

Otro motivo para la esperanza expuesto por el director del VHIO tiene que ver con la mejora “radical” de la supervivencia al cáncer, que en España supera a la media europea y estadounidense. “Estamos cerca del 70 % y, en algunos casos paradigmáticos como el de los tumores de mama, en un 90 %”. El científico no mira estos resultados únicamente desde la óptica de la supervivencia. “También es importante la calidad de vida que hemos logrado para el paciente”. De nuevo con el cáncer de mama como ejemplo, Tabernero explicaba que, hoy día, la mastectomía radical solo se practica en un 5 % del total de mujeres afectadas.

Más casos, más conocimiento, más curación

Aunque el propósito es que el cáncer desaparezca como principal causa de muerte a partir de cierta edad, Josep Tabernero recuerda que, un 40 % de los cánceres pueden evitarse. “Hay que investigar en prevención y hacer políticas públicas en esa dirección (el investigador destaca la apuesta por la prevención del programa ‘Horizonte Europa’). Al diagnóstico precoz ayudan disrupciones como la biopsia líquida. Es posible que en los próximos años el número de casos crezca. Podría duplicarse en 2030-2035 debido al envejecimiento, pero también aumentarán las curaciones”.

En los últimos años, conocer, aunque sea parcialmente la dimensión del cáncer, ha ayudado a dar con nuevos enfoques terapéuticos. “Descubrimos que un tumor no eran sólo células malignas. Hay muchos más elementos. Podemos poner el foco en las alteraciones y las vulnerabilidades de las células tumorales, pero en un tumor no hay un solo tipo de estas células, sino varios clanes distintos, cuyo dominio es temporal y cambiante. Esto nos lleva a progresar en otra área de investigación centrada en la evolución de los tumores en el tiempo”.

Inmunoterapia combinada y medicina de precisión

En esta pelea, Josep Tabernero afirma que “el mejor ejército que tenemos” es el sistema inmune. Preparado para reaccionar contra células anormales y malignas en un 30 % de los tumores y eliminarlas, la inmunoterapia buscar despertarlo para que sepa que también tiene que acabar con el 70 % de cánceres restante. “Tratamos de educar al sistema inmune y las áreas de interacción que surgen en este punto son múltiples. Hace unos años, pensábamos que el sistema inmune tenía 10 mecanismos de funcionamiento. Hoy sabemos que son al menos 200”.

“Con esto no quiero decir que la inmunoterapia sustituya a tratamientos más convencionales”, añade el director del VHIO. “Serán complementarios. Hay que entender la biología del tumor y del paciente y decidir el tratamiento sabiendo que será válido en un momento determinado y que quizá habrá que cambiarlo más adelante. Es importante el cambio de paradigma que rechaza perspectivas estáticas porque la enfermedad evoluciona”.

La medicina de precisión es otra de las armas que la ciencia no cesa de perfeccionar. Una de sus aliadas es una subcatalogación ‘viva’ del cáncer. “Desde el punto de vista científico tiene más sentido catalogar los tumores en base a su biología y vulnerabilidades. Nos ayuda a ser más precisos y eficaces, evitamos también más efectos secundarios. Somos menos tóxicos sobre las células sanas”, señala Josep Tabernero. Esta eficacia redunda en que los medicamentos sean aprobados antes por las autoridades regulatorias. “Siempre hay riesgos, pero son mitigados por la evaluación continua de todo lo que hacemos. El escenario es muy distinto respecto a hace cinco años”.

COVID-19 y un tiempo nuevo

“La ciencia suele salir reforzada de los desastres porque nos vemos obligados a darle una vuelta a todo lo que hacemos”. El director del VHIO cree que aún es pronto para saber si los esfuerzos que requiere la pandemia jugarán a la contra de los fondos destinados a la investigación oncológica. “No olvidemos que mucho del conocimiento obtenido en el estudio del coronavirus podrá ser aplicado a otras dianas terapéuticas, cáncer incluido”.

Pese a que la actual emergencia ha demostrado que en un momento dado es posible poner sobre la mesa muchos recursos y colaborar internacionalmente, Josep Tabernero opina que España tienen algunas barreras que superar en este punto de inflexión. “España no es está entre los mejores países en trasferencia de conocimiento. Para que el encuentro entre una idea brillante y el interés de la industria no dependa del azar hay que crear departamentos de trasferencia. Patentar es relativamente fácil, lo complejo es llevar la innovación al mercado y que suponga un avance para las personas. Las convocatorias públicas deberían dejar esto más claro. Solo así se cierra el bucle de la inversión que hace la sociedad”.

El progreso depende a su juicio de otorgar a la investigación el papel que le corresponde y de una mayor interacción entre investigación básica, traslacional y clínica. “La medicina de hoy es el resultado de años de trabajo, así que hay que reclamar más financiación pública. Somos muy buenos en conseguir proyectos en Estados Unidos y en Europa, pero fallamos en el porcentaje de fondos estructurales de las administraciones públicas y es ahí donde se marcan las diferencias”. Para Josep Tabernero, la pandemia ayudará a abrir los ojos. “Los países con mayor inversión en ciencia han tenido más oportunidades de combatir la enfermedad”, concluía el director del VHIO.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here