El pasado 16 de octubre, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, acordaron en Madrid intensificar las relaciones bilaterales mediante una Asociación Estratégica que abarca campos como la robótica, las energías de fusión y renovables o la nanomedicina y las enfermedades raras; estas últimas –en cuya investigación España invierte más de 60 millones anuales- integrantes de un área, la biomedicina, que ayer fue objeto de un simposio celebrado en la capital, donde se presentaron los resultados de la actividad que ambos países están llevando a cabo en este campo.

En Europa se considera que una enfermedad o desorden es raro cuando afecta a 1 de entre 2.000 personas. Una enfermedad rara puede afectar a solo unos pocos pacientes y otras hasta 245.000 ciudadanos. Existen más de 6.000 enfermedades raras y, en total, afectan a 30 millones de ciudadanos europeos, siendo el 80% de las enfermedades raras de origen genético y muchas veces son crónicas y ponen en riesgo la vida.

Como explica en un comunicado el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, investigadores y empresarios confirmaron ayer que la colaboración Japón- España en nanomedicina es una prioridad estratégica para ambos países, “pues su aplicación tiene un gran potencial en el campo de la salud y en los modos saludables de vida de los ciudadanos, permitiendo, por ejemplo, la detección temprana y la prevención de enfermedades, así como la mejora del diagnóstico, los tratamientos y el seguimiento de las enfermedades”.

Se espera que el mercado mundial de productos derivados de la nanomedicina supere los cuatrocientos mil millones de euros en 2019, según la Comisión Europea. El trabajo entre España y el país asiático en este campo ya tiene los primeros resultados tangibles. Así, en el simposio se ha presentado los proyectos Amyliht, Concord y Nano-Rebrain, orientados a la diagnosis y nuevos tratamientos, los compuestos y sistemas de transporte y los sistemas de liberación dirigida.

Las publicaciones científicas conjuntas han aumentado en un 87% en el período 2010 a 2014 en comparación con años anteriores; además, este incremento se produce en paralelo con un aumento del 97% en los indicadores de excelencia de las publicaciones. “Razones que invitan a continuar promoviendo la colaboración en ciencia y tecnología, en investigación e innovación, y en aumentar las áreas de actividad conjunta basadas en el Acuerdo de Cooperación en Ciencia y Tecnología entre Japón y España, firmado en 2010“, concluyen fuentes ministeriales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here