Prevenir el ictus ya es posible con Big Data

Indra P-Ictus ictus Big Data

Indra ha liderado el desarrollo de P-Ictus, un proyecto de I+D+i cuyo fin es crear una solución para la prevención del ictus en pacientes de riesgo a partir del conocimiento extraído con tecnologías Big Data de la historia de salud digital y otras fuentes de datos no clínicas. Gracias a esta herramienta, los profesionales sanitarios podrán adelantarse a su aparición, distinguir con certeza sus causas, establecer un tratamiento precoz y mejorar el tratamiento de los pacientes.

Para el desarrollo de este proyecto, se está utilizando como fuente de información principal la aportada por La Fundación para Formación e Investigación de los Profesionales de la Salud (FUNDESALUD) de Extremadura y, en particular, la que procede de la Unidad de Ictus del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres. De ahí se extraerán los datos de pacientes previamente anonimizados que tengan registrado un ictus así como la información registrada en otros ámbitos de su historia clínica como hospitalizaciones, recaídas, medicación o pruebas diagnósticas realizadas. Estos datos se enriquecerán con otros como los socio-demográficos, económicos, climatológicos, de polución y sociales para mejor el posterior proceso de estratificación individual.

Toda esta información será tratada con técnicas Big Data de análisis estadístico, entre otras, para facilitar la creación de nuevos algoritmos de predicción basados en modelos físicos y matemáticos que permitirán generar conocimiento sobre la prevención y diagnóstico de los diferentes tipos de ictus. Los resultados obtenidos  facilitarán el desarrollo de reglas  y modelos basados en la evidencia científica, que  se integrarán en una herramienta de ayuda a la toma de decisiones accesible para los profesionales.

[Los hospitales de Bogotá centralizarán la información de sus pacientes gracias a Indra]

La solución desarrollada en el marco del proyecto se convertiría en el primer sistema de información basado en la evidencia científica generada a partir de los datos almacenados en las historias de salud de los sistemas de información sanitaria enfocado a la prevención del ictus en la población de riesgo.

“En todos los ámbitos se habla del potencial de las técnicas de Big Data en salud, pero hasta ahora nadie está pudiendo aplicarlas en datos clínicos relevantes validados por profesionales sanitarios como diagnósticos, antecedentes o alergias”, explica Carlos Gutiérrez, gerente de Sanidad en Indra y coordinador del proyecto.

P-Ictus, con un presupuesto de casi dos millones de euros, está financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y está prevista su finalización en el primer trimestre de 2019. Además de Indra, participan en el proyecto Grupo Casaverde, una organización especializada en la rehabilitación de pacientes con ictus; DRIMAY, pyme andaluza especializada en el análisis estadístico de los datos y con amplia en el ámbito de la salud; y Xtrem, pyme extremeña especializada en el desarrollo de herramientas informáticas para las estaciones clínicas de los profesionales de la salud.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here