Ikea SES dormitorio

Ikea ha presentado en Vitoria, junto a la Sociedad Española del Sueño (SES), un proyecto pionero, la ‘Habitación Saludable del Sueño’. En esta, tanto la institución como la compañía sueca han querido mostrar lo que serán los dormitorios del futuro, en los que se unirá el interiorismo y la ciencia. De hecho, especialistas de Ikea aseguran que esta habitación “es la estancia del hogar que mayor revolución experimentará en los próximos años para responder a una cuestión de salud: propiciar un sueño saludable”.

Presentado durante la reunión anual de la SES, este dormitorio es capaz de solucionar los problemas más comunes entre los españoles a la hora de conciliar un sueño reparador: temperatura, luz, y ruido, sin contar con la propia cama o el enterno. Han sido dos los espacios creados, uno para adultos y otro para adolescentes. El porqué: la cada vez mayor preocupación de los especialistas por el desarrollo del sueño entre el segmento joven de la población. “Estos tienden a retrasar la hora de acostarse, ya que tienen preferencia por las actividades al final del día, duermen menos horas y hasta un 20% padece somnolencia diurna”, aseguran desde Ikea.

Asimismo –declara el Dr. Carlos Egea, organizador del congreso de la SES–, el 30% de los españoles sufre algún trastorno del sueño, lo que aumenta un 36% el riesgo de alteraciones coronarias. Si pensamos que dormir es tiempo perdido, tendremos un problema como especie. La sociedad tiene que tomar conciencia de los riesgos de salud que implica dormir poco y a partir de ahí modificar los hábitos relacionados con el sueño".

El dormitorio ideal de Ikea y la SES

Para desarrollar el dormitorio, ambas instituciones han hecho una relación directa entre la temperatura del ambiente y la del cuerpo humano, esto es: una temperatura entre los 18 y 21 grados. “Teniendo en cuenta que durante la fase REM del sueño, la más sensible, nuestro cuerpo tiene mayor dificultad para la termorregulación, es importante usar tejidos que la favorezcan”, aseguran.

Por otro lado, en cuanto a la luz, han querido dejar claro que la habitación debe, necesariamente, estar libre de dispositivos electrónicos, ya que su luz “tiene consecuencias como retraso en la secreción de melatonina, aumento de la alerta o retraso en el inicio del sueño. No se deben usar antes de dormir. La intensidad de la luz en la habitación a la hora de acostarnos no debe superar los 75 luxes. Un sistema de iluminación inteligente para regular la intensidad de la luz es perfecta para conciliar bien el sueño”.

En cuanto al ruido, la recomendación de la OMS establece en 30 decibelios el nivel máximo de ruido durante la noche. “El uso de técnicas de aislamiento acústico son muy útiles para controlar el ruido en el dormitorio, uno de los principales responsables de la interrupción del sueño, dificultándolo en la fase REM –la más profunda–”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here