hyperloop, una oportunidad para que España tenga “su propio CERN”

El acuerdo entre Adif y Virgin, sumado a la potencia de la valenciana Zeleros, sientan las bases para el desarrollo del nuevo transporte a escala global

El sistema de transporte hyperloop cambiará la movilidad para siempre. Personas y mercancías se desplazarán mediante vehículos que se aceleran gradualmente por propulsión eléctrica dentro de tubos a baja presión. Estos vehículos flotan sobre la pista con levitación magnética y se deslizan a velocidades similares a las del avión debido a la resistencia aerodinámica ultrabaja. Un sistema cero emisiones, autónomo y cerrado que elimina impactos por errores humanos y condiciones climáticas adversas.

Hace unos días, bajo el formato de Protocolo General de Actuaciones, Adif Virgin Hyperloop One formalizaban el acuerdo que puede derivar en que España se convierta en uno de los epicentros en el desarrollo de este nuevo medio de transporte. La puesta en marcha de un Centro de Pruebas y Desarrollo de Tecnología Avanzada (en la nave de experimentación de Adif en la localidad malagueña de Bobadilla) posibilitará desarrollar, probar y validad en España los componentes del hyperloop diseñado para desplazamientos de hasta 1.200 km/h, consiguiendo posteriormente su certificación según la regulación europea.

Fuentes de Adif explican que el proyecto facilitará la generación de 250 puestos de trabajo directos y de alta cualificación en los próximos cinco años, y de cientos de puestos indirectos mediante la creación de un ecosistema necesario para la fabricación de sistemas hyperloop a nivel mundial. El valor de la instalación será de aproximadamente 500 millones de dólares incluyendo zonas de fabricación, plataformas de prueba y equipos de Virgin Hyperloop One. La inversión está supeditada a obtener 126 millones de euros en convocatorias de ayudas públicas (préstamos y subvenciones a I+D+i para las instalaciones).

Sin embargo, este no es el primer hito vinculado a España del hyperloop. Los fundadores de Zeleros parten de Hyperloop UPV, equipo universitario valenciano ganador de los premios a mejor diseño de hyperloop y mejor sistema de propulsión en la competición internacional de Hyperloop propuesta por SpaceX, la compañía de Elon Musk.

Desde entonces, el crecimiento de Zeleros no ha cesado y hoy colaboran con otras empresas europeas y canadienses (son una de las 6 en todo el mundo que se dedican 100% al desarrollo del hyperloop) para cooperar en el desarrollo de estándares y en la creación de un programa marco hyperloop con España como referencia Europea. Los acuerdos que estas compañías han firmado recientemente en Bruselas son toda una declaración de intenciones.

Aunque el hyperloop se presta a innovaciones de distintas compañías, parte de su tecnología ha de estar estandarizada

En conversación con InnovaSpain, David Pistoni, CEO de Zeleros, valora positivamente el acuerdo entre Virgin y Adif, pero invita a que no se pierdan de vista los beneficios de “proteger” a las empresas nacionales. “El hyperloop se encuentra en una fase preliminar y por tanto hay tiempo para establecer los mecanismos necesarios para que todos podamos competir, aportar y crecer juntos”, añade Pistoni, defensor de trabajar codo con codo.

“No tiene sentido que cada uno opere por su cuenta. Cada empresa tendremos nuestras potencialidades tecnológicas exclusivas, y para preservarlas están las patentes o el secreto industrial, pero ha de haber colaboración estrecha en materia de regulación y en fijar determinados estándares”. Pistoni recuerda el ejemplo de otra innovación vinculada al transporte, la Alta Velocidad, donde la falta de entendimiento entre países en aspectos como la medida del ancho de vía, han mermado sus posibilidades transfronterizas. “Sí a que otras empresas se asienten en España, pero siempre y cuando su enfoque sea colaborativo”.

El CEO de Zeleros confía en que las cosas se hagan bien y que España aproveche esta oportunidad para afianzarse como referente en los avances del hyperloop. Con varias reuniones de alto nivel a la vuelta de la esquina Pistoni dibuja su escenario ideal. “Lo idóneo es que en España ocurriera algo parecido a lo vivido en Suiza con el CERN, donde los acuerdos multinacionales y el funcionamiento público-privado conviven en armonía. Una de las claves para que el hyperloop vea la luz es crear una gran pista de pruebas y un entorno para llevarlas a cabo, ya que sería absurdo replicarla en distintos países”.

El equipo de Zeleros, junto a Norman Foster, recogía uno de los premios fundación everis el pasado mes de noviembre

En el apartado puramente técnico, Zeleros ha optado por poner el foco en reducir al máximo el coste de la infraestructura necesaria con un sistema de levitación propio y una propulsión en la que trabajan con Altran; también buscan aplicar niveles de presión más seguros para los futuros viajeros. “Apostamos por un hyperloop que conecte largas distancias, con costes razonables y de máxima seguridad para el pasajero”, explica Pistoni, que añade que si bien ahora se encuentran en plenos ensayos de laboratorio para validad tecnologías, el año próximo prevén disponer de una pista a escala de 2km para testar su tecnología”.

Pistoni no cree que España y Europa sean los primeros lugares en ver ‘circular’ el hyperloop, “lo que no quita que sí sean sus impulsores”, y que aún quedan dos barreras por superar: la tecnológica, “el vehículo y la infraestructura serán una realidad en unos 5 años” y, más tediosa, la legislativa en términos de seguridad. “Aunque para los hyperloop de mercancías el plazo será más breve, en los de pasajeros el proceso de certificación y seguridad se extenderá al menos 5 años más”, concluye.

Todas estas iniciativas cuentan con un aliado más: The Railway Innovation Hub en el Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de Adif, situado en el Parque Tecnológico de Andalucía, en Campanillas (Málaga). Este Hub está formado por 60 empresas expertas en distintos ámbitos de innovación en tecnologías ferroviarias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here