La industria textil y la tecnológica se dan la mano en un hospital de Valladolid

El Hospital Medina del Campo, gracias a un desarrollo de Fujitsu y El Corte Inglés División Empresas, ha implantado un tag inteligente en la ropa de sus trabajadores quirúrgicos para un mayor control

Hospital Medina del Campo ropa inteligente
En la imagen, detalle del Hospital Medina del Campo, en Valladolid.

El Hospital Medina del Campo, en Valladolid, acaba de implantar un sistema de trazabilidad de tejidos (ya que se ha unido lo tecnológico y lo textil) en su bloque quirúrgico. Básicamente, es un sistema que permite que la ropa del personal de este bloque pueda ser “controlada” gracias a un tag inteligente “de última generación”. Así, el proyecto, que ha sido desarrollado por Fujitsu y El Corte Inglés División Empresas, hará que tanto las prendas como los trabajadores puedan ser gestionados de una manera sencilla.

“Sin ningún coste –aclaran desde el Hospital–, tenemos un control total de la ropa de los quirófanos”. Ahora, no harán falta tantas prendas, habrá más eficiencia en la lavandería, disminuirán las mermas… Y todo con un funcionamiento fácil gracias al tag de Fujitsu.

Reutilizable y ultrarresistente, pues soporta todo tipo de productos químicos y temperaturas hasta 140º grados centígrados, no lleva nada metálico para que pueda ser usado en cualquier servicio del hospital tales como, resonancias, escáneres, etc. Su tamaño, explican desde la compañía nipona, es de 5,5 centímetros de largo y 1 centímetro de ancho y con él se puede lograr una capacidad de lectura con precisión “de hasta 1.000 etiquetas en segundos”.

“El sistema, a pesar de ser muy sofisticado, ofrece un funcionamiento sencillo”, indican. Las prendas –ya con el tag– se han colocado en un armario de dispensación con el objetivo de que el personal “pueda recoger, de forma autónoma, toda la ropa que necesiten para realizar su trabajo diario”. Por otro lado, el sistema ha proporcionado al Hospital la información necesaria para que, en cualquier momento, sepan dónde está cada prenda, así como saber si se ha devuelto o cuándo tiene que lavarse.

Pero, ¿para qué sirve tanto “control de prendas”? Según Fujitsu, “se ha reducido la compra del número de prendas consiguiendo importantes ahorros. No solo se han evitado desapariciones de material, sino que ha permitido tomar decisiones importantes en el campo de la gestión, porque si una ropa está mucho tiempo en los túneles de lavado, no está produciendo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here