Guillermo Velasco gliobastoma UCM tumor cerebral agresivo
El investigador Guillermo Velasco, coordinador del estudio.

A pesar de su baja incidencia entre la población -de 1 a 4 casos por cada 100.000 habitantes- el glioblastoma es el tumor cerebral más agresivo. “Es muy resistente a las terapias antitumorales. Prácticamente en el 100 % de los casos se producen recaías. Además, es muy invasivo dentro del cerebro, pese a que, curiosamente, no forma metástasis fuera del sistema nervioso central”, explica a Innovaspain Guillermo Velasco, profesor Titular del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y jefe de grupo del Instituto de Investigaciones Sanitarias San Carlos (IdISSC).

Durante ocho años de estudio, Velasco ha coordinado un equipo de investigación liderado por la UCM y el IdISSC que apunta a que una alta expresión de la proteína Midquina puede utilizarse como biomarcador al estar asociada a un peor pronóstico del glioblastoma. Además, han demostrado, en modelo animal, que la inhibición de esta proteína detiene el crecimiento de las células madre tumorales. El control de la proteína abre las puertas a una nueva diana terapéutica. El trabajo ha sido publicado en Theranostics.

Velasco recuerda que, en este momento, la supervivencia de los pacientes de glioblastoma es corta -apenas 15 meses- y que la afectación del tumor incide en la calidad de vida del enfermo. “Con frecuencia, la personalidad o la movilidad se ven gravemente alteradas”, añade el investigador.

Fármacos más eficaces

Para llevar a cabo el estudio se han utilizado distintas técnicas incluyendo cultivos celulares, modelos animales de tumores cerebrales, técnicas de microscopía de Bioquímica y de Biología Celular, citometría de flujo o análisis bioinformáticos, entre otras.

“Los resultados que estamos obteniendo en el laboratorio podrían contribuir a incorporar nuevos tratamientos a los ya existentes, destinados al menos a algunos pacientes con glioblastoma”, detalla Velasco. “El objetivo es que incrementen la eficacia de los que se administran a estos enfermos a día de hoy, aumentar su supervivencia y mejorar su calidad de vida”.

Los datos obtenidos hasta el momento confirman que el bloqueo de la señal a través del eje MDK/ALK produce un potente efecto antitumoral por sí mismo. A su vez, potencia la acción de la Temozolomida, el fármaco que se utiliza habitualmente en el tratamiento de este tumor cerebral.

Una investigación de largo recorrido

Este trabajo ha contribuido a sentar las bases de un ensayo clínico desarrollado por el Grupo Español de Investigación en Neuroncología (GEINO). “Varios resultados iniciales del estudio se han presentado ya en algunos congresos y esperamos que en las próximas semanas los resultados definitivos estén disponibles. GEINO tiene previsto preparar un artículo con los resultados del ensayo para su publicación a lo largo de los próximos meses”, explica Velasco. 

gliobastoma gruillermo velasco ucm tumor cerebral

La guerra contra el glioblastoma no cesa de ganar aliados. Así lo confirma Guillermo Velasco. “Son muchos los estudios en marcha, a nivel nacional e internacional. Algunos de los grupos que trabajan en España en este campo han participado en nuestro estudio”. El investigador se refiere al equipo de Pilar Sánchez, del Instituto de Salud Carlos III; al de Ander Mathew, del Instituto Biodonostia de San Sebastián o al grupo que encabeza Juan Sepúlveda, actual presidente de GEINO, en el Hospital 12 de Octubre de Madrid. La investigación también ha contado con el apoyo del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas de Madrid.

En cuanto a otras líneas abiertas en todo el mundo para el conocimiento y tratamiento de la enfermedad, Velasco menciona que hay investigadores que trabajan en potenciar la respuesta inmune del organismo contra el tumor. “Este es un aspecto particularmente complicado en el caso de los tumores cerebrales debido las características especiales del sistema inmune en el cerebro”. El investigador destaca también las estrategias orientadas al desarrollo de terapias específicas para subtipos de glioblastoma con unas características moleculares determinadas.  

La vuelta a la normalidad y la sombra de los recortes

Antes de la incertidumbre provocada por la emergencia trasversal del COVID-19, Guillermo Velasco, “y la comunidad científica en general”, confiaba en que, después de años a la baja o en standby, las partidas presupuestarias dedicadas a financiación de la ciencia se incrementaran.

“Creo que ahora es lógico que la prioridad sea la lucha contra el SARS-CoV2. Una vez pase lo peor de la crisis, todo volverá a cierta normalidad. En todo caso, uno de los peligros es que la crisis económica que nos espera implique, una vez más, nuevos recortes. Por desgracia en España es lo habitual. Confiemos en que esta vez no sea así, sino más bien al revés”.  

Durante las semanas de confinamiento, Velasco asegura haber continuado con un ritmo intenso de trabajo. En el apartado de su labor como docente, ha entrado de lleno en las clases online. “Uno termina por acostumbrarse, aunque a veces el problema es distinguir entre tiempo laboral y personal”.

Su laboratorio lleva más de dos meses cerrado, al igual que todos los de la UCM excepto los que trabajan directamente en proyectos vinculados al coronavirus. “Las investigaciones en marcha se ha parado, al menos en lo que se refiere al desarrollo de experimentos. Parece que en unos días la Universidad Complutense aprobará los planes para la desescalada. Esperamos que dentro de dos o tres semanas podamos volver progresivamente a los laboratorios”.   

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here