Gas Natural y Seat se unen para potenciar el GNV en los vehículos españoles

Gas Natural Seat GNV
A la izq. Isidre Fainé, presidente de Gas Natural Fenosa; a la dcha. Luca de Meo, presidente de Seat

Gas Natural Fenosa y Seat han firmado un acuerdo por el cual se comprometen a potenciar, de forma conjunta, proyectos de innovación que hagan expandir el uso del gas natural en el ámbito de la automoción de nuestro país. Esta colaboración, pensada para ampliarse a largo plazo, quiere liderar también el crecimiento y el posicionamiento del gas natural vehicular (GNV) como “un combustible eficiente y alternativo en el transporte”, tal y como reza el acuerdo.

La colaboración funcionará así: por un lado, Seat, a través de sus concesionarios oficiales, analizará el desarrollo de infraestructuras para contar con las conocidas gasineras, aunque también tendrán programas formativos para sus empleados. Por otro lado, las dos compañías crearán una oferta comercial conjunta para los autónomos españoles, a través de la cual tendrán beneficios en coches y combustible. Y, por último, trabajarán, también los dos, en un programa de carga doméstica. “Este programa, dirigido a particulares e impulsado por las administraciones públicas, cumplirá los aspectos regulatorios correspondientes a esta actividad”, explican desde Gas Natural.

Queremos que este acuerdo siga potenciando una movilidad sostenible, tanto en el ámbito privado como en el profesional. El gas natural vehicular permite mejorar la competitividad, pero también permite favorecer el desarrollo económico del país, gracias a un precio competitivo y a su papel clave en la mejora de la calidad de las ciudades de España”, ha declarado en la firma del acuerdo, celebrada ayer, el presidente de Gas Natural Fenosa, Isidre Fainé.

Su homólogo en Seat, Luca de Meo, ha destacado también sobre el acuerdo que, con esta alianza, han reafirmado su compromiso con el desarrollo del gas natural comprimido (GNC) como un combustible alternativo. “Los vehículos de GNC contribuyen activamente a la movilidad eficiente en las ciudades, a la reducción de emisiones y al cumplimiento de los nuevos criterios medioambientales. El papel de las administraciones públicas también es fundamental para invertir en infraestructuras que aceleren el número de puntos de recarga y conviertan al gas natural en una tecnología más accesible”, ha explicado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here