Futur-e Endesa

El pasado octubre, Endesa lanzó la iniciativa Futur-e, un proyecto que buscaba propuestas empresariales que generaran empleo y riqueza en León, concretamente en Cubillos del Sil, en El Bierzo. A través de iniciativas de Transición Justa, la energética quería revitalizar la comarca, y ha sido ahora, como anunciaron en la COP25, cuando ha terminado el final de la primera fase del concurso internacional destinado a la descarbonización de la central de Compostilla.

Así, en total se han recibido 32 propuestas para Futur-e: 18 empresas nacionales e internacionales que van desde el sector agroalimentario –agrícola y de transformación de alimentos–, de la construcción, investigación y desarrollo tecnológico ligado al sector energético o movilidad sostenible, o el sector servicios. Todas ellas se desarrollarán en detalle en la segunda fase de Futur-e, que finalizará el 30 de abril, para poder tener propuestas vinculantes.

La central de Compostilla ofrece unas características idóneas para el desarrollo de otros proyectos empresariales, lo que nos ha llevado a la búsqueda de proyectos alternativos sostenibles, desde el punto de vista social, económico y ambiental”, explican desde Endesa. “La búsqueda de inciativas empreariales para el complejo industrial de Compostilla sigue un modelo ya aplicado con éxito por Enel en Italia, si bien adaptado a la realidad de El Bierzo gracias a un equipo de especialistas que la Universidad de León ha puesto a disposición de la compañía”.

De hecho, la Universidad de León ha sido la responsable de “definir las necesidades sociales, económicas y ambientales” de El Bierzo, de tal forma que se pueda conocer el grado de sostenibilidad de las ofertas “para que encajen con las necesidades reales de la comarca”. Además, según Endesa, el equipo de expertos de la Universidad ha destacado “la gran tradición industrial, minera y metalúrgica de la zona y la alta receptividad hacia proyectos industriales y de economía circular”.

Cabe destacar que Endesa solicitó el cierre de la operación de la central en diciembre de 2018 y está pendiente de autorización ministerial. Y es que, en la actualidad, la compañía ha solicitado el cierre de otras tres instalaciones de carbón ubicadas en Andorra, Teruel; As Pontes, A Coruña y Carboneras, en Almería. También cuentan con planes Futur-e personalizados para cada una de ellas. Y además, “se contemplan inversiones en renovables para la construcción de 390 MW adicionales en la zona”, así como formación para mejorar la empleabilidad de los trabajadores de la planta y del entorno.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here