Fintech, Finreach, Finreach Innovaspain

La digitalización está transformando el negocio tradicional bancario para satisfacer las demandas de un cliente hiperconectado y autónomo, que elige cada vez más realizar trámites en canales online en cualquier momento y lugar antes que pasar por una sucursal. A este proceso de reinvención en el sector se han sumado agentes como las fintech, nativas digitales, capaces de convertirse en grandes aliadas de la banca tradicional para llevar la innovación a los servicios financieros y a los usuarios. Es el caso de FinReach, que acaba de apostar por desarrollar el mercado español. Su objetivo es ayudar a las entidades bancarias a innovar y gestionar la movilidad financiera.

Su primer paso consiste en una solución automática y 100% digital para el cambio de cuenta bancaria. Según datos de la consultora Bain & Company, en 2017 un 30% de los clientes en España cambiaría de banco si los trámites fueran más sencillos. La normativa europea al respecto (directiva 2014/92/UE) aborda, entre otras cuestiones, el traslado de cuentas de pago y la obligación de las entidades de asumir todos los trámites en nombre del usuario. En este sentido, la solución de Cambio de Cuenta de FinReach permite a los bancos facilitar a sus clientes una solución basada en una plataforma online para realizar el traslado de cuenta de manera automática, sencilla y en cuestión de minutos.

¿Pero por qué ha aterrizado en España esta fintech? Su Country Manager en el país, Adriana Gaitán, asegura a Innovaspain que "el mundo fintech ha evolucionado positivamente en España en los últimos cuatro años, aunque lo hace de un modo lento". Sin embargo, el creciente interés por parte de empresas, bancos y Gobiernos hace pensar que pese a que España necesite "una infraestructura fintech más sólida", se están dando pasos en la buena dirección. "Una de las razones por las que apostamos por España es que es un mercado atractivo y por construir en torno a las nuevas tecnologías financieras", subraya Gaitán.

Obstáculos y confianza

Entre los principales obstáculos a los que un usuario se enfrenta al querer cambiar su cuenta bancaria está el tiempo que requiere acudir a su sucursal, solicitar el trámite y recabar toda la información necesaria para poder contactar a sus proveedores de pagos. A esto hay que sumar además el tiempo que lleva enviar la notificación necesaria a cada uno de ellos. FinReach quiere solventar esta situación desde el inicio. El proceso comienza cuando el usuario se da de alta en el servicio con sus credenciales de banca online y el IBAN de la nueva cuenta. Posteriormente, se hace un análisis de las transacciones recurrentes, presentándole un resumen de sus domiciliaciones bancarias, órdenes permanentes e ingresos. Con ello, el mismo usuario elige a aquellos proveedores a quienes desea informar acerca de sus nuevos datos bancarios. Finalmente, el usuario solicita el envío de las notificaciones a los proveedores seleccionados.

FinReach se encarga del envío de las notificaciones de manera digital mediante correos electrónicos a los proveedores de servicio de parte del usuario, solicitando la actualización de sus nuevos datos bancarios. Al finalizar el proceso, el usuario puede descargarse un resumen de los cambios realizados para su resguardo. Gracias a este sistema, el usuario se ahorra todo el papeleo asociado al cambio de una cuenta, ya que no necesita presentar ninguna documentación o facturas en su nuevo banco. "La confianza es una cuestión clave para que los usuarios apuesten por las fintech. Para ello, quienes formamos parte del sector debemos ser lo más didácticos posible y educar a los usuarios en que, por ejemplo su ciberseguridad está garantizada", indica Gaitán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here