[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Fernando Saludes: "Los centros tecnológicos son santuarios de colaboración"

El presidente de la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (REDIT) destaca el papel de estos organismos como impulsores de la innovación empresarial durante la apertura de REDIT Summit 2022
fernando saludes redit centros tecnológicos valencianos comunidad valenciana fedit ceoe
Fernando Saludes, presidente de REDIT.

Los once centros que forman la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunidad Valenciana (REDIT) representan el mayor ecosistema de I+D +i de España, con más de 16.000 empresas nacionales y extranjeras usuarias de sus servicios. Ayer, en la sede de la CEOE en Madrid, tuvo lugar REDIT Summit 2022 bajo el título “Innovar en Persona”, que reunió a representantes públicos y privados del ecosistema innovador y emprendedor. 

Durante la apertura de la jornada, Fernando Saludes, presidente de REDIT, señalaba que la red de institutos tecnológicos a la que representa ejemplifica “uno de los mayores casos de éxito” de colaboración público-privada, punto clave para hacer avanzar la innovación del país. “Todos coincidimos en que la inversión privada en innovación debe mejorar. La colaboración es primordial, así como potenciar un vínculo estable entre innovación e industria. Lo centros tecnológicos son verdaderos santuarios de colaboración”.

A juicio de Saludes, en este punto cobran especial relevancia organismos intermedios entre los que se encuentran los centros tecnológicos. “Debemos fomentar espacios de colaboración entre los propios centros y entre todos los agentes del ecosistema; así como impulsar redes de excelencia”. En el caso de la Comunidad Valencia, el presidente de REDIT celebraba que esta aproximación entre actores relevantes sea más frecuente a lo largo de los últimos años a través de diferentes iniciativas. “Es un proceso complejo, pero da sus frutos”.   

Al lado de la empresa

REDIT cuenta con más de 2.000 profesionales de ámbito científico y tecnológico y dispone de más de 200 laboratorios y demostradores de todo tipo donde las empresas pueden acceder de una manera fácil a la innovación. El resultado: más de 2.600 proyectos tecnológicos impulsados a lo largo del último año. “Los centros tecnológicos españoles son una pieza clave para la empresa. Su aliado más eficiente y efectivo en el impulso de la innovación y la transferencia tecnológica”.

En este sentido, Fernando Saludes añadía que REDIT tiene un claro ADN empresarial. “Hablamos el mismo idioma que los empresarios. Cambiamos el conocimiento y el mundo a través de las empresas, que son las que innovan”. Tanto es así, que de un estudio elaborado por REDIT junto a la Universidad Complutense de Madrid se extraen dos conclusiones principales: las empresas que trabajan con REDIT son un 7 % más productivas y exportan en torno a un 25 % más fuera de la UE.

Impacto económico, social y medioambiental

Algunos de los institutos de la red han cumplido los 50 años. REDIT es el resultado de la propia demanda de los empresarios que en su momento optaron por dar un paso adelante e innovar de manera más decidida y organizada. Décadas después, a nivel de impacto, REDIT es la principal red de apoyo a la innovación en pymes y dibuja un modelo que es imitado dentro y fuera de nuestras fronteras. “Estamos orgullosos. Colaborar nos hace crecer juntos ante lo retos globales. No vemos competidores, sino colaboradores”.

A esa genética empresarial, Saludes añadía el componente científico-tecnológico y la vocación de servicio a la sociedad. Pero su proximidad a la corporación privada queda reflejada en cifras. El 56 % de los 146 millones de euros obtenidos en el anterior ejercicio proceden de facturación directa de REDIT a la empresa. El 44 % restante corresponde a fondos públicos competitivos: 33% de origen autonómico, 8 % europeo y 3 % nacional.

“Igual o más importante que el económico, es el impacto social y medioambiental que hemos conseguido”. Los datos más recientes suman 1.500 millones de euros o, lo que es lo mismo, de cada euro invertido en la red, se obtienen 7,64 euros. De igual forma, Fernando Saludes ha manifestado la intención de REDIT de incrementar su ya de por sí sólido compromiso con la formación de futuros profesionales de la innovación en las competencias que marcarán la empleabilidad de un futuro que ya es presente.

Igualdad de condiciones

El presidente de REDIT ha reclamado un mayor apoyo para que, en especial las micropymes, tengan una entrada más fácil en la I+D+i considerando las dificultades intrínsecas de este tipo de compañías. Ha pedido menos trabas burocráticas y un mejor acceso a financiación en un contexto que invita a mejorar de forma notable los indicadores de inversión privada en I+D+i.

Por otro lado, Fernando Saludes lamentaba que, tanto la reforma laboral como la nueva Ley de Ciencia, no hayan apostado “todo lo que podrían” por los centros tecnológicos, alejándolos de las ventajas de los organismos públicos de investigación en materia de contratación o en el acceso a financiación pública. “Se ha ignorado el interés público de los centros tecnológicos. Todos los organismos dedicados a la investigación deberían poder competir en igualdad de condiciones por los fondos existentes”. 

Para reivindicar de nuevo la importancia de la red, Fernando Saludes argumentaba que los centros tecnológicos ayudan a la captación de fondos nacionales y europeos. En el caso concreto de REDIT, a lo largo del anterior ejercicio, esto se tradujo en 129 millones de euros que desembarcaron en la Comunidad Valenciana y que derivaron a su vez en 190 millones de inversión. “De otro modo, estos fondos no vendrían ni al país ni a las regiones. Es una ventaja que debemos aprovechar bien”.

Saludes lanzaba otras recomendaciones en beneficio del tejido empresarial. “Los empresarios necesitan estabilidad en la asignación de fondos públicos de I+D, un marco claro de actuación y recursos a medio largo plazo. Demandan un crecimiento sostenible, continuado y creíble”. Y ponía como ejemplo a la administración valenciana, donde se ha logrado el consenso de los grupos políticos al entender la innovación y el desarrollo como ejes estratégicos al margen del ciclo legislativo.

Laura Olcina, nueva presidenta de Fedit

También ayer se hizo público el nombramiento de Laura Olcina como nueva presidenta de la Federación de Centros Tecnológicos de España (Fedit). Durante su discurso de investidura, Olcina ha declarado que “tenemos grandes oportunidades ante nosotros: hemos de ser capaces de identificar prioridades para conseguir trasladar de forma efectiva ante la administración y los ciudadanos el relevante papel que los Centros jugamos en nuestra economía y sociedad”.

Laura Olcina, nueva presidenta de Fedit.

Laura Olcina es la directora gerente de ITI, Centro Tecnológico privado dedicado a la Investigación, Desarrollo e Innovación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC). Es Licenciada en Económicas y Empresariales por la Universidad de Valencia (Facultad CCEE) y Licenciada en Gestión Internacional Cesemed (Euromed Marseille Ecole de Management - Francia). AMP Instituto de Empresa.

En los últimos años, Olcina ha sido vicepresidenta de Fedit, miembro de la junta directiva de las principales patronales del sector TIC CV, de REDIT, forma parte del Consejo Valenciano de Innovación y ejerce la secretaría del Consejo y de la Asamblea General de Indromeda, la Alianza de Tecnologías Innovadoras. Recientemente se ha incorporado al equipo de expertos que impulsará la candidatura de Alicante como sede de Inteligencia Artificial.

Deja un comentario

Recomendadas