[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Estanislao Arana: "Es un imperativo desarrollar fuentes alternativas de agua"

El próximo 13 de octubre, Santiago de Chile acoge la celebración de Expo Agua, organizado por el Fondo de Agua Santiago-Maipo (Chile) y el Foro de la Economía del Agua (España) para encontrar nuevas respuestas a la sequía creciente
chile foro de la economia del agua sequia cambio climatico recursos hídricos
Estanislao Arana, director académico del Foro de la Economía del Agua.

Chile sufre de una sequía prolongada. La crisis hídrica a la que se enfrenta el país parece haber extendido el desierto de norte a sur. La escasez desciende por el mapa, secando áreas que hace no mucho se consideraban simplemente áridas y hoy son completamente desérticas. Sin embargo, este es un problema que no solo aqueja a la población chilena, sino que es cada vez más común en todo el mundo debido al cambio climático, la deforestación y la utilización poco eficiente de este recurso.

Con esos tres pilares en mente, el Fondo de Agua Santiago-Maipo se ha aliado con el español Foro de la Economía del Agua para organizar la segunda edición de Expo Agua, en Santiago. En el evento, que se llevará a cabo el próximo 13 de octubre, se discutirán las formas en las que la humanidad se podrá enfrentar a un futuro cada vez más seco.

El director académico del Foro de la Economía del Agua, Estanislao Arana, se refirió a la necesidad de encontrar alternativas para resolver la sed del futuro durante la presentación de la convención. “Requiere una búsqueda urgente de soluciones centradas en la eficiencia en todo el ciclo integral del agua y en la priorización de usos”, aseguró el experto. Para conseguir este ambicioso propósito, Arana apuntó a la tecnología y al intercambio de conocimientos; con especial énfasis en alcanzar el sexto objetivo de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 y asegurar el suministro de ese líquido vital para toda la población mundial.

La Expo será además el marco del XV Foro de la Economía del Agua, dirigido por Estanislao Arana, quien también se refirió al objetivo 17: crear alianzas para alcanzar todos los demás propósitos de la Agenda 2030. Eso es exactamente lo que la organización ha hecho en los últimos dos años al ser el principal aliado en la planificación de la convención chilena, que brinda espacio a todas las empresas y entidades que se dedican a la gestión y distribución del agua o actividades relacionadas con el sector.

Pero las soluciones no pasan solo por la gestión de los recursos actuales, según Arana, “para armonizar la escasez del recurso con el incremento de la población y la demanda previsto para las próximas décadas, es un imperativo desarrollar fuentes alternativas de agua”.

En este punto entra en escena Alain Gachet. El investigador francés, inventor de un algoritmo que permite detectar fuentes hídricas subterráneas mediante satélites, abrirá el evento. Durante la presentación de la jornada, Gachet puso el acento en los efectos del cambio climático y las posibilidades de uso de aguas subterráneas como solución a la escasez en comunidades especialmente afectadas.

Esa ha sido la dirección que ha tomado su investigación en las últimas décadas y que le ha valido reconocimientos internacionales como la medalla de Chavallier de la legión de honor francesa o un espacio en el salón de la fama de la NASA y la Space Foundation de Estados Unidos.

Gachet apuntó también a la utilización ineficiente de recursos entre las causas de las crisis de suministro de agua en muchos países. El académico asegura que la población actual es testigo “del fin de una era”. En referencia a los cambios que han acabado con ciclos geológicos a lo largo de la historia del planeta y haciendo énfasis en que este seguirá aquí pese a todo, añadía: “Yo trabajo para mitigar el daño que el ser humano se hace a sí mismo”. Sin embargo, llamó al optimismo gracias a las soluciones que la ciencia y la tecnología pueden proporcionarnos.

El discurso del geofísico resuena en la realidad de Chile, donde la discusión sobre la gestión del agua está ahora mismo sobre la mesa. La crisis hídrica a la que se ha enfrentado el país sudamericano en los últimos meses —con decretos de escasez en una tercera parte de sus comunas y varias declaraciones de emergencia agrícola—, llega en medio de un terremoto político alrededor de la gestión del recurso: un nuevo Código de Aguas y el debate sobre la propiedad privada de las fuentes hídricas en la constitución que se plebiscitará el próximo 4 de septiembre.

Las consecuencias de las continuas sequías en la región, agravadas por el cambio climático, serán tratarán como problemas transversales durante la convención. Se discutirá sobre nuevas fuentes de agua, conservación de los ecosistemas que sostienen la disponibilidad, uso eficiente e innovación, seguridad en el abastecimiento y modelos de gestión del agua que incluyen alianzas público-privadas. Las charlas y conferencias se llevarán a cabo en un modelo híbrido presencial-online.

Recomendadas

Deja un comentario