España, por el buen camino en la implantación de la educación abierta

educacion abierta
Fuente: Freepik.com (Ijeab)

La educación abierta, entendida esta no sólo desde la perspectiva de los recursos sino también de metodologías y estrategias docentes, se está implantando en la Unión Europea a varias velocidades. Por su parte España, si bien aún tiene tareas pendientes a la hora de llevar la teoría normativa a la práctica, va en la buena dirección. Esta es la conclusión de un estudio realizado por el Joint Research Centre (JRC) de la Comisión Europea, que ha contado con la colaboración de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Fabio Nascimbeni, investigador de UNIR, ha explicado que el estudio ha analizado las políticas desarrolladas por los 28 miembros de la UE en materia de educación abierta. Y el resultado sería el de una Europa a tres velocidades. En la cabeza están los países más avanzados, donde “no hay políticas directas porque, de alguna manera  no las necesitan”, a los que sigue otro grupo de socios comunitarios donde, aunque estén un paso por detrás, si se observan decisiones “que contribuyen a abrir la educación, ya sea de forma directa con políticas para el desarrollo de recursos abiertos o más generales, con un impacto en el acceso a la educación”. Finalmente, en el furgón de cola, están los socios comunitarios que aún tienen otras prioridades.

En cuanto a España, este investigador ha indicado que “está bastante avanzada en esto, está trabajando y es muy activa en los foros internacionales”. Sin embargo, la asignatura pendiente estaría en aplicar estas políticas “en la práctica del día a día”. Por ello, si bien no se encuentra entre los países de referencia “como Holanda, Alemania o Francia, sí está entre aquellos con políticas importantes, recursos para estas políticas y está en una buena posición. Entre los que más importancia le dan a la educación abierta y apoyan esta prioridad”.

Tal y como ha expresado Nascimbeni, los obstáculos para una mayor implantación de la educación abierta, entendiendo esta por “cualquier tipo de educación o enfoque educativo que busca superar barreras en temas de acceso y colaboración online”, se resumen en dos. Por un lado, está el “institucional, que tiene que ver con cualquier innovación que se quiera implementar en un sistema tan complejo como el educativo. De hecho, quizás la escuela es el lugar que menos ha cambiado”. Y la otra la constituyen a veces los propios docentes, ya que el viraje hacia una educación más abierta implicaría cambiar en gran medida la forma en que trabajan.

Primer estudio en la UE

Se trata del primer estudio de este tipo que se realiza en el ámbito europeo, cuya conclusión principal es positiva, ya que todos los países “tienen bastante claro que es una prioridad, tienen una buena idea de qué es la educación abierta, que va más allá de los recursos y tiene que ver también con prácticas pedagógicas”, ha resaltado Nascimbeni. Sin embargo, ha puntualizado que “cuando se trata de poner esto en práctica y de crear políticas tienden a focalizarse todavía en los recursos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here