ESCH2022, una capital cultural "para todos" que mira a la innovación y a la sostenibilidad en su apuesta por un turismo diferente

Juan F. Calero

La segunda ciudad más importante de Luxemburgo presenta en Madrid su elección como Capital Europea de la Cultura 2022. Más de 160 proyectos y 2.000 eventos mezclan arte, innovación, turismo y participación ciudadana

esch2022 luxemburgo capital cultural europea de la cultural

310 espectáculos, 141 conciertos, 137 exposiciones, 32 festivales y 360 talleres participativos. Esch-sur-Alzette, la segunda ciudad más grande de Luxemburgo, se presentó ayer en España -durante un acto celebrado en la Embajada de Luxemburgo en Madrid- como Capital Europea de la Cultura 2022, un distintivo que comparte con las ciudades de Novi Sad (Serbia) y Kaunas (Lituania).

Es la tercera vez que el país ostenta la capitalidad europea de la cultura, ya que en 1997 y 2005 el reconocimiento fue para la ciudad de Luxemburgo. Con 35.000 habitantes de 120 nacionalidades distintas, Esch-sur-Alzette ha abierto las puertas para integrar en ESCH2022 a 18 municipios más de la región fronteriza: 10 luxemburgueses y 8 de la vecina Francia, con los que mantiene un vínculo histórico.

Conocido como Minett o País de la Tierra Roja, hace tiempo que el sur de Luxemburgo dejó atrás los duros tiempos que siguieron al declive de la siderurgia y la minería, industrias que desde mediados del siglo XIX y hasta el último cuarto del siglo XX, habían marcado el paisaje y la economía del país. “Hoy, Esch-sur-Alzette, es una mezcla de patrimonio industrial y modernidad, de cultura y naturaleza”, afirmaba en su intervención Christian Biever, embajador de Luxemburgo en España.

Antiguos trabajadores de la región. Exposición Remixing Industrial Pasts. Imagen: Dudelange Archive.

En el corazón de Europa

El diplomático añadía otras pinceladas históricas que ayudan a comprender las bases sobre las que se ha construido el proyecto ESCH2022. “Cuando en 1997 se apagaron los altos hornos de Belval, la región se enfrentó a un futuro incierto. Este proyecto muestra la enorme capacidad de Luxemburgo para reconvertirse, transformarse y avanzar como nación y como sociedad”.

Belval encara un nuevo porvenir, alejado de lo meramente industrial.

El embajador contextualizaba el porqué de este espíritu. “El proyecto europeo es clave para Luxemburgo. Estamos en el corazón de Europa, con las fronteras abiertas y ciudadanos de muchos lugares distintos. Este aperturismo está en el ADN del país: compartir, mezclarnos, y ser verdaderamente europeos en un encuentro con la gente del que nos gusta ser protagonistas”.

La cultura como derecho

Con la participación, la inclusión y la sostenibilidad como ejes de todos los eventos e iniciativas, ESCH2022, marcada por un enfoque multidisciplinar, dará cabida a la música, las artes visuales, la arquitectura, el diseño, el patrimonio o las nuevas tecnologías. Como apuntaba Nancy Braun, directora de ESCH2022: “Vivimos tiempos donde la cohesión es más importante que nunca. Pensamos que la cultura favorece la unión entre personas, ciudades y países a través de un proyecto común”.

Imagen de una intervención teatral.

La iniciativa se ha propuesto reorientar el acceso a la cultura. “La cultura es para todas las personas”, aseguraba Braun. “Esta es una verdadera ocasión para demostrarlo. La cultura es un derecho y la base del desarrollo futuro porque es nuestra base común. Reforzar la idea de Europa requiere de apuestas como este proyecto”, añadía. Braun ha agradecido el trabajo de los más de 700 voluntarios que están colaborando de forma desinteresada en llevar a buen término los más de 160 proyectos y 2.000 eventos que marcan la agenda de la región. Consulta el programa completo.

Remix

Que ESCH2022 es “para todos” queda patente con la programación de un 50 % de sus actividades dirigidas a niños y jóvenes. Los propios ciudadanos pudieron, desde 2019, proponer proyectos de su interés, en una muestra de diálogo permanente con el exterior (también colaboran con distintos socios internacionales). Y en una analogía pospandémica, el gran ‘titular’ propuesto es Remix Culture, del que parten cuatro vías interconectadas: Remix Europe, Remix Nature, Remix Yourself y Remix Art. “ESCH2022 presenta a los visitantes una nueva perspectiva en la que Europa, su cultura, su arte, su naturaleza y sus gentes aparecen bajo una luz completamente nueva y positiva con el telón de fondo de la actual revolución social y digital”.

Toda la región está repleta de bellos parajes naturales.

Aunque es un proyecto de región y de país, cada uno de los 19 municipios partícipes de la capitalidad cultural tienen algo distinto que ofrecer. Esto ha llevado a los organizadores de la cita a elaborar una nueva guía turística que, tal y como explicaba Nancy Braun, “lleve a descubrir los ‘diamantes’ de la región a través de historias hasta ahora poco conocidas”. Los turistas podrán beneficiarse de la aplicación de nuevas tecnologías, como la realidad virtual y la realidad aumentada, y compartir en un espacio común sus propias experiencias. Por otro lado, la región -protegida por la UNESCO- puede recorrerse cómodamente a pie –“ideal para mochileros por la calidad de los alojamientos rurales”- y en bicicleta.

Continuidad

El proyecto de ESCH2022 no ha hecho más que empezar y no morirá el 31 de diciembre. Más bien al contrario. Como detallaba Nancy Braun, de los 130 proyectos programados, un 80 % tiene una perspectiva de largo plazo. La renovación de los degradados e infrautilizados espacios industriales, integrados ahora en el paisaje con aires renovados, marcará el futuro de la región. “Pensemos en una mina cerrada al público durante 25 años cuyas galerías podrán al fin visitarse, en una antigua tienda de muebles que hoy es un centro de arte contemporáneo o en la sala de un viejo cine donde ahora disfrutan de distintos espectáculos niños y jóvenes”.

La clave a partir de ahora es, según Braun, que los ciudadanos de verdad entiendan que ellos son los destinatarios de los proyectos. “Para que perduren en el tiempo, deben apoderarse de las iniciativas una vez concluya oficialmente ESCH2022”. A la continuidad ayudan relaciones paralelas surgidas a partir del evento, como los lazos estrechados por el Fondo Nacional de Innovación y el Rock Hall, que han dado forma al proyecto The Future Sound of Data. “Demuestra que vivimos un tiempo en el que los investigadores pueden colaborar con los gestores culturales de manera exitosa”.

Presencia española

La comunidad española en Luxemburgo cuenta con más de 8.300 miembros. Uno de ellos, Viky Gómez  -6 veces campeón del mundo BMX (BE EME EQUIS) Flatland- ejerce como Embajador de ESCH2022. El deportista ha llevado a cabo una reciente intervención en la que sus habilidades sobre la bicicleta son realizas en una superficie sobre la que el artista luxemburgués SUMO ha plasmado distintas obras.

Junto a su mujer y su hija de cuatro años, Gómez vive en Luxemburgo desde hace una década. “Con esta actividad, mezcla de deporte y cultura, intentamos que ESCH2022 llegue a un público más joven”, señalaba ayer. “Lo que más me gusta del deporte de acción y free style es que representan un estilo de vida. Por lo general, los deportistas tienen que retirarse un día de su actividad, pero cuando hay un estilo de vida detrás, como es mi caso, la involucración dura para siempre”.

Christian Biever, embajador de Luxemburgo en España, junto a Nancy Braun, directora de ESCH2022.

El flamenco -gracias al Círculo Cultural Español Antonio Machado-, el colectivo Juventudes Musicales de España, la Big Band de la Escuela de Música “Luis Morondo” de Barañáin, el concierto del granadino José Luis Valdivia o varios programas en español previstos en Radio Art Zone son también parte del programa de ESCH2022.