El sistema de Irisbond de control del ordenador con los ojos llega a Chile

David Quiroz, afectado por ELA, y su hermano Nelson atienden las explicaciones de Eduardo Jauregui.
David Quiroz, afectado por ELA, y su hermano Nelson atienden las explicaciones de Eduardo Jauregui

La compañía española Irisbond ha hecho entrega al municipio de La Pintana, al sur de Santiago de Chile, de 21 equipos para controlar el ordenador con los ojos a afectados por diversas enfermedades (ELA, parálisis o daño cerebral…) en dicha localidad.

Estos equipos se destinan a otras tantas personas que padecen síndrome de enclaustramiento, los cuales ya han comenzado a comunicarse a través del movimiento de sus ojos. La visita también ha incluido sesiones de formación sobre la tecnología de Irisbond a diversos colectivos sanitarios (terapeutas, fonoaudiólogos, logopedas, neurólogos…), así como reuniones con diversos representantes de municipalidades cercanas que estaban interesados en conocer la experiencia en La Pintana.

Fue el pasado verano cuando una delegación de dicho ayuntamiento –en la que estaban presentes el alcalde, Jaime Pávez, y el director del área de Salud, Gabriel Jiménez, entre otros– visitó San Sebastián para conocer de primera mano e intentar replicar experiencias innovadoras que la ciudad guipuzcoana está impulsando. Entre las diferentes iniciativas mostradas por Fomento de San Sebastián, la delegación visitó diversas empresas, entre las que estaba Irisbond.

En los meses posteriores realizaron un censo en su comunidad concluyendo que, de sus 200.000 habitantes, 21 de ellos padecen diversas afecciones (ELA, parálisis cerebral, etc.) que les impide una comunicación oral, así como el movimiento de sus extremidades superiores.

“La entrega de nuestros equipos a esas 21 personas ha sido realmente una experiencia muy enriquecedora y emocionante a la vez”, ha señalado el fundador y consejero delegado de Irisbond, Eduardo Jáuregui.

“Por un lado, hemos vivido la ilusión generada sobre un gran colectivo de personas (pacientes, familias, cuidadores…) que padecen enfermedades extremadamente duras a las que se suma una escasez importante de recursos económicos –señala-. Pero también la satisfacción de comprobar que la determinación y coraje de una humilde comunidad encabezada por sus dirigentes ha permitido mejorar la calidad de vida de muchos de sus ciudadanos en lo que es el máximo exponente de innovación social desde el sector público”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here